jueves, 5 de julio de 2012

KASEKUCHEN: Tarta de Queso Alemana



Kasekuchen es como se le llama a la tarta de queso alemana. Esta claro que en casa nos gustan las tartas de queso, y hoy la he hecho como postre después de una barbacoa que hemos hecho con unos primos, para celebrar el comienzo del verano y de nuestras vacaciones. Eramos 10 adultos y aunque hemos cenado bastante, la tarta ha caído enterita. La he presentado sin mermelada para que cada uno la tomara a su gusto. Esta vez la mermelada era de brevas, y con la tarta..... de muuuuuuerrrrrrrrte!!!

La receta original se hace con queso Quark, pero yo he ido a Mercadona a comprar y no lo tienen, he puesto un queso semidesnatado batido de la marca hacendado y ha salido muy rica también. El queso Quark lo venden en Lidl y en grandes superficies.


El queso Quark es un queso batido, de textura untuosa y blanca y sabor ligeramente ácido. Se emplea mucho en la cocina alemana, austriaca, Países Bajos, Europa de Este. Su uso principal es en la elaboración de algunas salsas y como relleno de diferentes postres.



Ingredientes:

Para la base:
210 gr de harina
60 gr de azúcar
60 gr de mantequilla
1 huevo
1 cucharadita de levadura

Para la crema:
200 gr de azúcar
500 gr de queso tipo Quark
15 ml de aceite de oliva  o de girasol( 3 cucharadas soperas)
1 sobre de Flanín El Niño o Potax 
500 ml de leche
2 yemas
2 claras ( 1 cucharada de azúcar, un pellizco de sal y unas gotas de limón)
Ralladura de un limón

Preparación:



Preparación de la base:


  • Con la Thermomix:

Ponemos en el vaso todos los ingredientes de la masa y programamos 15 segundos, velocidad 6.

  • Sí lo hacemos por el método tradicional:

Batimos los huevos con el azúcar, incorporamos la harina tamizada con la levadura, después la mantequilla a temperatura ambiente. Vamos amasando para que se mezclen los ingredientes.
Formamos una bola con la masa, la envolvemos en film transparente e introducimos en el frigorífico mientras vamos preparando el relleno.



Podemos ir encendiendo el horno a 180 grados para que se vaya calentando mientras hacemos el resto de la tarta.

Preparación de la crema:



  • Si la hacemos en la Thermomix:

Ponemos las mariposas en las cuchillas y vertemos las claras, el azúcar, la sal y las gotas de limón. Programamos 4 minutos, temperatura 40º velocidad 3.
Sacamos y vertemos en un bol grande.Reservamos



Quitamos las mariposas de las cuchillas.
Ponemos en el vaso las yemas, el queso, el aceite y el azúcar y programamos un minuto, velocidad 3.
Añadimos el sobre de Flanín y mezclamos 15 segundos, velocidad 3.
Esta masa la vertemos sobre las claras reservadas y mezclamos con movimientos envolventes, hasta que esté totalmente integrado.


  • Por el método tradicional:

Separamos las claras de las yemas.
Batimos las yemas con el azúcar, añadimos el resto de los ingredientes, excepto las claras, y los mezclamos. Reservamos.
Montamos las claras añadiéndoles el azúcar, la sal y las gotas de limón.
Mezclamos las claras con el resto de la crema con movimientos envolventes, de abajo a arriba , hasta que estén bien incorporados.

Montaje de la tarta:


Sacamos la base de la nevera 

Engrasamos un molde desmoldable con mantequilla.
Ponemos la bola en el centro  del molde y la estiramos bien por toda la base, subiendo también hacia los bordes.



Vertemos la mezcla sobre la base.



Introducimos al horno durante una hora, comprobando con una brocheta si está cuajada antes de sacarla, si no es así, añadiremos 5 minutos más, o hasta que esté totalmente cuajada.




La dejamos enfriar e introducimos en la nevera.

La desmoldamos cuando esté completamente fría.
Se puede tomar sola o acompañada de mermelada.

1 comentario:

  1. Gracias por la receta seguro aue esta BUENIIIIIIIISIMA :) :) :) ****

    ResponderEliminar