jueves, 31 de marzo de 2016

Tarta de limón



Si, así es, deliciosa tarta de limón con leche condensada y además muy sencilla, para principiantes!

Esta tarta la he hecho muchísimas veces y donde la llevo gusta a todo el mundo. La última vez que la hice fue esta Semana Santa en una comida familiar, doble los ingredientes y use el mismo molde de 23 cm. La base de galletas igual, con la misma cantidad, y quedo una tarta más alta. Esa vez no la recubrí con lemon curd como en el de las fotos, es un ingrediente totalmente opcional. A veces le agrego un par de cucharadas a la masa también, pero ya os digo que podéis omitirlo.

Esta tarta en realidad es un tuneo de mi Tarta de limón y merengue que hago desde tiempos inmemoriables. Pero ultimamente hago esta versión, ya que aunque también lleva las claras a punto de nieve, estas se incorporan al relleno y te da la opción de prepararla con antelación sin peligro de que se terminen bajando. 


Es una tarta que os recomiendo hacer de un día para otro para que se asiente. Sí optáis por hacerla con lemon curd os aconsejo que lo hagáis en casa ya que la diferencia con el comercial es muy grande, y además lo podéis usar para hacer bizcochos, magdalenas, rellenar otro tipo de tartas.... La receta es muy sencilla, la podéis consultar aquí


La leche condensada tiene que ser con todas sus calorías, dejaros de leche condensada light, ya que nos ponemos, lo hacemos con todas las consecuencias!! No lleva azúcar porque con la leche condensada no la necesita para nada. Yo le pongo todo ese zumo de limón porque en casa nos gusta que sepa a limón, además si es una tarta de limón, es lo suyo no?. Y ralladura de limón sin miseria!! 

Tengo la suerte de tener un limonero urbano y no sabéis lo que se nota cuando rallas la piel de un limón recién cogido del árbol, yo me quedo extasiada, jajaja


Para la base de galletas me gusta usar galletas de avena, antes le solía poner chiquilín que me encantan pero me gusta más con estas otras. Le podéis poner las que os gusten en casa. La mantequilla es sin sal y no queda igual si le ponéis margarina. La verdad que ya que nos ponemos lo hacemos bien.

El molde que he usado es de 23 cm de diámetro con base desmontable y aro de silicona que me gusta mucho y que es de los moldes que más uso. Podéis usar un molde de 20 cm y os quedará un poco más alta, si el molde es más pequeño puede que la base de galletas os quede muy gorda, eso lo tendréis que comprobar, de todas formas tampoco pasa nada. Los tiempos de cocción pueden variar sí las medidas del molde son diferentes, cuanto más pequeño se más tiempo necesitará, ya que os quedará más alta que la mía. Comprobaremos siempre con una brocheta introducida en la zona central que la tarta está cuajada cuando salga limpia.


Os dejo con la receta y os reto a que la preparéis para el fin de semana y me contéis qué tal os queda.

Nos vemos en Pinterest, FacebookTwitter e Instagram

lunes, 28 de marzo de 2016

Guiso de patatas con jibia



Buenos días!! Hoy me he retrasado un poco con la publicación de la receta, pero espero llegar a tiempo y que podáis preparar este guiso de patatas con jibia para la comida.

Tenía pensado publicar una receta dulce, pero he pensado que estaréis saturados de torrijas, roscos, leche frita, borrachillos... en fin, mejor ni pensar en todo lo que nos hemos metido entre pecho y espalda estos días.

La receta de hoy es un guiso muy socorrido y que está delicioso, yo lo he hecho en mi Cocotte, y es que este tipo de platos es ideal para hacerlo en estas cazuelas de hierro fundido vitrificado, perfectas para cocinar a fuego lento. Aunque yo las uso para todo, y me encanta poder meterlas al horno para hacer panes y bizcochos, ya os iré enseñando todo lo que cocino en ellas.

Por supuesto que si no tenéis cocotte, se puede hacer en otra cazuela, incluso en la olla express!!Yo cuando voy mal de tiempo uso mi olla super rápida.

El tiempo de cocción dependerá de la calidad de las patatas y de la jibia. 

Espero que os guste y el jueves volveré a publicar, pero esta vez receta dulce!!

Besos



lunes, 21 de marzo de 2016

Torrijas con almíbar de vino blanco y miel.


Hace unos días publique un pan especial para torrijas con la idea de hacer torrijas esta Semana Santa ya que en casa nos gustan mucho.

En el blog ya he publicado otras recetas de torrijas, torrijas con pacharan, pan perdido y las torrijas clásicas . Pero además os recomiendo los canutillos de torrija que se hacen con pan de molde y que podemos rellenar con nutella, mermelada... deliciosas y éxito asegurado, y las torrijas hechas con sobaos pasiegos, riquísimas también

Este año quería probar algo diferente y opte por esta receta que vi en la web de Webos fritos. A mi me han gustado mucho, porque además de tener un sabor muy rico permanecen jugosas hasta el último día. Pero tanto a mis hijas como a mi marido les siguen gustando las torrijas de toda la vida, rebozadas en azúcar y canela, tanto es así que se las he tenido que hacer para quitarles el antojo.


Antes de pasar a la receta os quería comentar que en I love bundt cakes estamos de concurso, concretamente en nuestra cuenta de Instagram, todos los datos los podéis ver ahí o en nuestra web en la entrada de hoy. Espero que os animéis a participar, el premio es un molde de Nordic Ware!!



Bueno, espero que os guste la receta de hoy y que disfrutéis de estos días. 

jueves, 17 de marzo de 2016

Pan de soda irlandes.Irish Soda Bread



El 17 de marzo es la festividad de San Patricio y yo he querido celebrarlo con una receta que, casualidades de la vida, es un pan!!. Madre mía, casi, casi, estoy cambiando los bizcochos por los panes. 

La verdad es que no he preparado este pan expresamente para hoy, hace más de un mes que lo hice, fue el pistoletazo de salida a mi locura panarra, comencé adentrándome en este mundo con el pan más fácil que existe, al menos eso creo yo, incluso más que el pan milagro, y es el pan de soda. Sin levados, sin levadura de panadero, sin masa madre..... 

Hay multitud de recetas circulando por la red, esta receta es de Directo al paladar, también se le pueden agregar pasas, nueces, gotas de chocolate....Yo tengo ganas de probarlo con nueces y pasas, perfecto para tomar en el desayuno o la merienda, no os parece?


Tan sencillo como mezclar todos los ingredientes y verter en un molde de plum cake o darle forma de hogaza como he hecho yo.

Sale un pan pequeñito, así que yo creo que para la próxima vez voy a doblar los ingredientes para aprovechar y hacer un pan que podamos ir tomando todos los días. Y es que lo podéis congelar sin problema, una vez frío, yo lo corto en rebanadas y lo guardo en bolsas de congelación, de esta forma voy sacando lo que necesito.


Aunque el Irish Soda Bread es un pan típico irlandés, yo lo he acompañado de jamón, tomate raf y un buen chorreón de aceite de oliva, y así lo he españolizado. Y os puedo asegurar que esos trozos de las fotos me los comí tras la sesión de fotos con una cervecita fresquita, que a las 2 de la tarde es lo que apetece!!.


Sí en la vida has hecho pan, o piensas que jamás harías un pan, esta es tu receta, aunque después de esta yo probaría con el pan milagro que es también muy sencillo y a mi me chifla.

La masa resultante es bastante pegajosa, así que puedes volcar la masa en un molde alargado y hornearla asi. A mi me gusta mucho más el formato hogaza, me parece más bonito y con más apariencia de pan. 


Algo importante a tener en cuenta en esta receta, es que no podemos hacer la masa y dormirnos en los laureles, o amasar mucho, ya que en cuanto el bicarbonato se pone en contacto con el buttermilk comienza a hacer su efecto. Así que tendremos precalentado el horno, mezclaremos los ingredientes y al horno!

Sí no encuentras buttermilk, yo lo compro en Lidl pero no lo tienen en todos, puedes hacer un apaño, sustituir el buttermilk por leche entera con una cucharadita de zumo de limón y dejar reposar a temperatura ambiente durante 15 minutos. Y si quieres liarte un poco más y que te quede un buttermilk más auténtico puedes hacer esta receta que publicamos hace tiempo en I love bundt cakes.

Nos vemos el próximo lunes que tengo preparada una receta típica de Semana Santa.

lunes, 14 de marzo de 2016

Pan especial para torrijas



Con la Semana Santa encima y yo sin publicar ninguna receta típica de estas fechas!!! Lo siento pero hasta este fin de semana pasado no he hecho ningún dulce típico, pero ya tenéis aquí un pan especial para torrijas, y en breve publicaré una receta de torrijas con almibar de vino y miel que espero que os guste.

De todas formas os recuerdo que en el blog tengo publicadas de otros años muchas recetas típicas de Semana Santa que podéis consultar aquí, roscos, pestiños,leche frita, mona de pascua, huevos decorados y un amplio surtido de recetas de torrijas, porque es mi dulce favorito de esta época. Así que este año me he decidido a preparar mi pan especial para torrijas, ya sabéis que estoy enloquecida ultimamente con el pan, vamos que llevo como un mes que no compro pan, lo hago yo todo, el de los bocadillos del cole, el pan de sandwich, el de las tostadas... y hasta para torrijas!!


Este pan es bastante denso, para que al mojar en la leche no se rompa. Se bebe la leche que da gusto!! pero la verdad es que no tiene nada que ver con los panes para torrijas que venden, pero nada que ver!!
Cunde mucho, sale un pan bastante grande que vais a tener que meter en diagonal en la bandeja del horno, eso o hacer dos panes más pequeños. Os van a salir alrededor de 16 torrijas, todo dependerá del grosor que le queráis dar.

No es una receta complicada en absoluto, y tampoco tiene grandes tiempos de espera. Yo he amasado a mano, pero podéis hacerlo también con thermomix o un robot con gancho amasador, también os explico cómo hacerlo por esos dos métodos.

Para el formado de la barra os he dejado unas fotos para que os resulte más sencillo. No son de muy buena calidad porque las hice en la cocina con luz artificial y un poco corre que te pillo pero es mejor que nada.

El amasado francés lo he aprendido viendo muchos videos, pero el que más me gusta es este de La Cocina de Babette. Os recomiendo que lo veáis sí no sabéis en que consiste este amasado.

La receta esta adaptada de Webos fritos.

Esta semana volveré a publicar el jueves, y no serán las torrijas que os he comentado, y tampoco es ninguna receta típica de Semana Santa, pero creo que os gustará, al menos eso espero. 

Hasta el jueves!


jueves, 10 de marzo de 2016

Tarta de galletas de barquillo con vainilla y ganache de chocolate

Hoy os traigo una receta rápida, sin horno, rica y sencilla. Creo que no se puede pedir más. Una tarta con galletas de barquillo rellenas de vainilla y con ganache de chocolate en la cobertura y entre capa y capa.

El tamaño de la tarta la podéis hacer a vuestro gusto, para más o menos gente, por eso las cantidades de ingredientes son orientativos. Con las cantidades que os pongo sale una tarta pequeñita, como para cuatro personas, pero hay que tener en cuenta que con un trocito te quedas satisfecha.


Es una tarta perfecta para hacer con niños, ahora que se acerca la semana santa y van a tener muchos días de vacaciones, es una manera de tenerlos entretenidos y que vayan haciendo sus pinitos en la cocina. Una tarta para tener en cuenta en una fiesta infantil, no os parece?

Hay que dejarla en la nevera al menos 3 horas, es perfecta para hacer con antelación, sin agobios, además mejora con el reposo.


He usado unas galletas de barquillo rellenas de vainilla que venían en mi Degustabox de este mes. Sí tu también quieres recibirla en tu domicilio, y que la primera caja te salga a 9,99 en lugar de 14,99, gastos de envío incluidos, solo tienes que adjuntar el siguiente código: W2V23

Como podéis ver en la foto solo necesitamos tres ingredientes: nata, chocolate y galletas de barquillo rellenas de vainilla. Como utensilios, un cazo para el ganache, unas varillas manuales, una espátula, un bol resistente al calor, un molde cuadrado o rectangular y film transparente. Para decorar podemos usar almendra crocanti, coco rallado, chocolate blanco rallado...

lunes, 7 de marzo de 2016

Risotto de fresas. Risotto alle fragole



Uno de los platos estrella de Italia, junto con la pasta y la pizza, es el risotto. La textura de los risottos varía según la región, pero su método de preparación es siempre el mismo. Hay que dorar el arroz con aceite o mantequilla a fuego lento, y el caldo se debe añadir cucharón a cucharón. El tipo de arroz usado en el risotto debe de ser de la variedad arborio o carnaroli,ya que estos arroces desprenden almidón, que es lo que hace que el risotto sean tan cremoso.

Hace unas semanas me di un garbeo por la biblioteca municipal a por algún libro de cocina interesante. No hay mucha variedad y los que  tienen son del año de la polca, pero de vez en cuando aparece algún libro actual o alguna joyita como La cuchara de plata, todo un clásico de la cocina italiana. Pues no lo pensé ni dos segundo y me vine a casa cargando con el tocho de libro. Es un libro cargado de recetas, nada más y nada menos que 2000 recetas!!, la pega es que tiene pocas fotografías, pero claro, entonces el libro tendrían que haberlo hecho en fascículos.

Tras ojearlo con tranquilidad me fui directa al apartado de risottos y me llamo la atención muchísimo el risotto alle fragole, que fuerte, risotto con fresas!!

En el libro dice que es para cuatro personas, pero sale arroz para 5 o 6. Tiene un aroma y un sabor delicioso, pero es verdad que comienzas con muchas ganas y luego puede llegar a cansar un poco. Es una receta que yo volveré a preparar cuando nos juntemos más gente para poder acompañar de otras cosas, y tomarlo como un entrante y no como plato único.

En el libro, indica que las fresas se trituren con un tenedor pero yo las triture con la batidora sin que quedaran muy trituradas, también se pueden cortar con un cuchillo, muy picaditas.

Yo lo he hecho en la cocotte de 30 cm, pero se puede hacer en cualquier otra cacerola pero es conveniente que no sea muy alta, lo ideal es con una altura de 3 cm.

Sí no encontráis arroz arborio o carnaroli se puede hacer con arroz de grano redondo, no usar arroz de grano largo. Yo lo compro en supermercados Día y tienen de tres variedades, yo uso la marca Scotti y me va muy bien.

Comenzar calentando el caldo y luego mantenerlo al mínimo durante toda la elaboración del risotto, para mantenerlo caliente. Remover el risotto de vez en cuando, para que no se pegue y suelte el almidón en su justa medida, si removemos en exceso podemos encontrarnos con un risotto que parezca cemento.

Lo ideal es tomarlo recién hecho, pierde mucho cuando se recalienta, así que si sois pocos en casa tenedlo en cuenta y preparar menos cantidad.

Espero que os animéis a prepararlo!. El jueves nos vemos de nuevo con receta dulce, os espero!!

miércoles, 2 de marzo de 2016

Pan milagro


Estoy segura de que conocéis de sobra este pan y que lo habréis hecho un montón de veces, pero yo, aunque harta de verlo por todos los blogs, aun no lo había puesto en práctica.  Pero nunca es tarde sí la dicha es buena.

El nombre le viene que ni pintado, porque sin tener ni idea de hacer pan y que la primera vez que lo hagas salga esta maravilla, que parece que no ha salido de tu horno, porque en casa hasta llegaron a dudar que lo hubiese hecho yo con mis manitas, es todo un milagro.

Lo de meter la masa en el horno tapada y, tras el horneado destapar y encontrarte ese panazo, eso es un milagro, vamos yo no daba crédito!


Se puede usar levadura seca de panadero o levadura fresca, yo lo hago con levadura seca que compro en el lidl, y que además son 7 gramos justos, así me evito pesarla y además siempre tengo en casa. No usar levadura química tipo royal,esa no vale. Sí usáis levadura seca necesitáis menos cantidad que de levadura fresca, el porcentaje sería 1/3 de levadura seca con respecto a la cantidad de levadura fresca que indique la receta.

Se puede hornear en un molde de pirex o en una cocotte, pero siempre con tapa. Yo lo hago en cocotte porque mi molde de pirex es muy pequeñito, y ya que me pongo... La cocotte baja que uso es de 30 cm de diámetro pero se puede hacer en una de 24 cm, os saldrá más gordito. El horneado en cocotte es fantástico, me estoy aficionando a hornear incluso bizcocho y el resultado es increible.

Se puede hacer con levado previo al horneado o sin levar, directamente al horno! Lo podéis amasar a mano, en la thermomix y en la panificadora, yo he probado los tres métodos y los tres me han ido bien, aunque me quedo con el amasado a mano. Sin embargo el levado para mi es fundamental. Lo he hecho tres veces en 15 días, las dos primeras con levado y la última sin levar, y la diferencia para mi es notable, el pan crece menos, la miga es menos esponjosa y el sabor también varía. Sin duda me quedo con el pan con levado, esperar un poquito más tiene su recompensa, os lo aseguro.


Lo ideal sería usar harina panadera en lugar de harina de fuerza, pero en los supermercados no se encuentra este tipo de harina. La diferencia entre la harina de fuerza y la panadera es el porcentaje de proteínas, siendo la panadera una harina más floja que la de fuerza, esta última es ideal para panes enriquecidos. El último pan que he hecho ha sido con harina normal y tengo que decir que me gusta más el resultado que con la harina de fuerza, por lo que os recomiendo que sí  no encontráis la harina panadera uséis harina normal, porque queda fantástico. Otro truco, es usar, en lugar de harina panadera, la mitad de harina que indique la receta de fuerza y la otra mitad harina de trigo.

Según he leído, la gente comenta que está bueno recién hecho pero que luego pierde con el tiempo. Yo os digo que el mio, puede que sea por dejarlo levar, esta de muerte recién hecho, pero es que por la noche está practicamente igual de rico. Luego lo corto en rebanadas  y lo congelo. Lo saco directamente del congelador al tostador y está para morir de rico. 

Para mi ha sido un descubrimiento, lo hago todas las semanas, siempre tengo unas rebanadas en el congelador. Es verdad que aun no he probado con la masa madre y seguramente este sea un pan muy normalucho, pero sí nunca has hecho pan, y estas acostumbrado a los panes chiclosos del super, este te va a enloquecer. Palabrita!!

Ánimo con este pan, y con levado siempre os saldrá mejor. He reeditado la entrada con nuevas fotos, con el resultado que más me ha gustado de todas las prueba, amasado manual, levado previo y harina de trigo.

Yo sigo en modo panarra, y muy pronto os enseñaré alguna otra recetita.

Os quiero ver con las manos en la masa!!!!