20 de mayo de 2019

Stirato. Barra de pan italiana. Sin amasado


Este sábado pasado volví a hornear estas maravillosas barras de pan sin amasado, conocidas como Stirato, las baguettes italianas. Sí me sigues en Instagram, viste más o menos el proceso ya que lo fui subiendo a stories. En realidad hice cuatro barras porque era la segunda vez que las hacía y no quería que pasará como la primera vez, que nos comimos más de una barra de una sentada. Quería que me sobrará para poder congelar e ir tirando durante la semana de esta delicia de pan.

Para los que no me seguís en Instagram ( mal, muy mal), os cuento que corte el pan para enseñar la miga, y de camino hice una encuesta para ver sí queríais la receta, avisando que eran unas barras para chuparse los dedos, sin miles de levados, sin amasados imposibles, sin necesidad de amasadora, totalmente para principiantes. Pues la encuesta lo dejo bastante claro, de 500 votos, solo 1 decía que no quería la receta. Creo que se arrepentirá cuando vea lo fácil que son.... Así que por mayoría absolutísima, aqui os dejo la receta de estas barras riquisimas, facilisimas y crujientísimas.

Edito: Tras el éxito que ha tenido en Instagram este pan, lo he vuelto a repetir y os he dejado todo el proceso en stories destacadas (pincha en el enlace para verlo). Ya no tenéis excusa para hacerlo.

Ver vídeo receta


La receta es de Esbieta, y desde que la vi en su canal me entraron por el ojo. He tardado poco en llevarlas a la práctica porque hacer pan para mi no es ninguna pereza, todo lo contrario, sí tuviese tiempo hornearía todos los días. Además da gusto ver la buena acogida que tiene en casa, y es que los cuatro somos muy paneros.

Como ya os digo, la receta no tiene ningún misterio, es para principiantes, el amasado se hace dentro del bol y con una cuchara. Todo el levado es en la nevera y lo siguiente es formar las barras con la ayuda de una zona de trabajo muy muy enharinada para que no se nos pegue la masa. Se dejan levar otra hora, se estiran (de ahí su nombre) y al horno.


Sí te sobra pan, lo puedes congelar porque ya te adelanto que tostado está para morirse de rico. Un chorro de un buen aceite de oliva y un poco de sal y no necesitas más. Aunque no está de más si lo acompañas con jamón, salmón, queso, lomo embuchado...... 

La corteza es súper crujiente y el interior, ya veis en las fotos, con una miga muy alveolada, digna de un PAN con mayúsculas.



Os recomiendo que la primera vez hagáis dos barras, como os indico en los ingredientes, para que lo probéis por sí no os gusta, cosa que dudo mucho. Y la siguiente vez, dobléis cantidades, y así hacéis cuatro barras, para lo cual necesitaréis un bol grande ya que luego la masa va a crecer, y tendréis que hornear las barras en dos veces. Además en el paso de cortar el rulo, en lugar de cortarlo en dos, lo cortáis en cuatro y listo.


Espero que no os de pereza y antes de que empiecen a subir las temperaturas y os de pereza, y sobre todo calor, encender el horno, hagáis estas baguettes italianas, porque cuando las probéis vuestros desayunos, bocatas, comidas y cenas ya no serán lo mismo.

Y sí no quieres perderte todo lo que pasa en mi cocina, te animo a que me sigas en Instagram y en mi canal de YouTube, que es gratis!!!
Te dejo el enlace del stories que he subido también al canal de YouTube por sí no tienes instagram


Nos vemos muy pronto. Besitossss


Stirato


Ingredientes: (Para dos barras)


  • 400 gr de harina de fuerza
  • 300 gr de agua templada
  • 6 gr de levadura fresca ( 2 gr de levadura seca de panadero)
  • 7 gr de sal

Elaboración:

  1. Disolver la levadura fresca en el agua. 
  2. En un bol poner la harina y la sal y añadir el agua con la levadura disuelta.
  3. Remover con la ayuda de una cuchara hasta que todos los ingredientes estén integrados. La masa será pegajosa.
  4. Tapar el bol e introducir en la nevera de 12 a 14 horas.
  5. Pasado el tiempo de reposo en frío, sacar el bol de la nevera.
  6. Enharinar la mesa de trabajo y volcar la masa encima.
  7. Estirar la masa manipulándola con suavidad para no desgasificar la masa demasiado. Dar forma de rectángulo con unas dimensiones aproximadas de 20 x 25
  8. Enrollar la masa por el lado más largo, sacudir con la mano la harina que se vaya quedando pegada.
  9. Dividir el rollo en dos, y poner cada pieza con la zona del doblez o cierre hacia arriba. Tapar con un paño de lino. Dejar levar hasta que doblen su volumen, aproximadamente 1 hora a una temperatura de 22 grados, sí la temperatura ambiente es menor, necesitarán más tiempo, sí por el contrario es superior, levaran antes.
  10. Cuando veas que ya están practicamente levadas, precalentar el horno a 250 grados con calor arriba y abajo, sin ventilador. Con la bandeja donde vayas a hornear el pan, o la piedra de hornear, dentro del horno. Colocar también un recipiente metálico en la parte baja del horno para formar vapor.
  11. Cortar dos tiras de papel de horno. Voltear las piezas, poniendo el doblez hacia abajo y colocar encima del papel vegetal, una en cada tira. Estirarlas ( ¡¡Stirato!!) a lo largo, con cuidado para que no se deshinchen. Estirar todo lo que puedas a lo largo de la bandeja de horno.
  12. Colocar el pan en la bandeja de horno o en una piedra de horno.
  13. Inmediatamente, verter un vaso grande de agua muy caliente para crear vapor.
  14. Cerrar la puerta del horno rapidamente y hornear 10 minutos.
  15. Pasados los 10 minutos, retirar el recipiente con agua y poner el ventilador. Hornear a la misma temperatura de 10-12 minutos. Sí ves que se doran en exceso, bajar la temperatura a 220 grados.
  16. Sacar las barras del horno y dejar que enfríen sobre una rejilla.


1 comentario: