14 de febrero de 2020

Bundt Cake de chocolate blanco y fresas



Y llego el día de San Valentín 💗 y para celebrarlo no he podido resistirme, tenía que hornear un bizcocho en un molde de corazón y tenía que ser con fresas, porque estamos en plena temporada y me chiflan. 

Este bundt cake no es un bizcocho cualquiera, es extra rico, tierno y jugoso. La combinación de chocolate blanco, fresas y compota de manzana lo hacen irresistible. Y no me vayáis a decir que no os gusta el chocolate blanco, porque a mi no me gusta tomarme una onza a palo seco, pero sí lo introduces en la masa de un bizcocho flipas en colores, y no exagero.

Bundt Cake de chocolate blanco y fresas




El molde no es un molde cualquiera, es un molde con cuatro cavidades, y es de Nordic Ware, se llama Quartet pero ya no está disponible, ahora hay uno similar que podéis ver pinchando aquí. No me decidí hasta el final, ya que en un principio pensaba usar el mismo molde de ayer, también de Nordic Ware y de corazones, pero dos días seguidos el mismo molde me parecía un poco cansimo. Al final me decante por el Quartet por dos motivos, que hacía mil años que no lo usaba y porque una de las cavidades era el Heart, así que estaba bastante claro.

Ya veis que en las fotos solo aparecen dos bizcochos, os cuento el motivo. Con la receta que yo hice, sale un bizcocho pequeño, y solo pude rellenar tres cavidades. Pero claro, sigue faltando uno!! Pues ese no llegó a la sesión de fotos, tenía a mi niña deseando probarlo y me dio pena tenerla babeando, así que como tenía los otros dos pues le deje que le metiera mano y de camino una servidora le acompaño en la degustación.


Tenía dudas con la decoración, chocolate blanco fundido estaba claro, y luego dude entre poner trocitos de fresa,perlitas de azúcar rosa o confeti blanco y rosa. Al final ya veis que puse de las tres cosas.
Pero lo importante no es la decoración, ya os lo adelanto, es ese saborazo que tiene, tan jugoso además. Así que sí no os apetece ponerle la cobertura de chocolate blanco, no se la pongáis porque no la necesita, pero tampoco es complicada, es simplemente fundirlo en el microondas y ponerlo por encima.



Esta receta la he hecho unas cuantas veces porque nos gusta muchísimo, en época de fresas con fresas, y cuando no hay fresas frescas he usado frambuesas frescas y queda también genial. Seguramente con arándanos estará también muy rico.

Como os he dicho al principio, también lleva compota de manzana que la podéis comprar hecha o hacerla como os explico, no vais a tardar nada, y siempre es mejor sí la hacéis en casa. Yo le he puesto un poco de azúcar, se puede poner la misma cantidad de miel o incluso no poner nada, y aprovechar el dulzor de la fruta.



Como os he comentado, las cantidades son para un molde pequeño de 6 tazas, pero se pueden doblar cantidades y usar un molde más grande. Cuando lo he hecho para más gente he usado el Heritage o el Bavaria. También se puede hacer en un molde alargado tipo plum cake o uno redondo como el Push Pan que tanto me gusta.


 Ya veis que miga tan suelta y jugosa, de verdad que no dejéis de hacerlo porque no os vais a arrepentir, y desde luego no hay que esperar a San Valentín ni a ninguna festividad para tomar esta exquisitez.

Os dejo la receta.

Feliz día de San Valentín.


Bundt Cake de chocolate blanco y fresas



Ingredientes:



Para la compota de manzana:
  • 100 gr de manzana
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 2 cucharadas de agua
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 palito de canela

Para el bizcocho:

  • 75 gr de chocolate blanco.
  • 175 gr de azúcar.
  • 60 gr de mantequilla.
  • 2 huevos tamaño grande.
  • 1 cucharadita de extracto o pasta de vainilla.
  • 120 gr de leche.
  • 200 gr de harina.
  • 8 gr de levadura o polvo de hornear.
  • 100 gr de fresas.

Para la cobertura:
  • Unas onzas de chocolate blanco
  • Fresas troceadas, fideos de colores, perlas de azúcar...

Elaboración:

De la compota de manzana:
  1. Pelar y cortar la manzana en trozos pequeños.
  2. Poner todos los ingredientes de la compota en un cazo y calentar a fuego fuerte hasta que comience a hervir.
  3. Bajar la temperatura y cocinar a fuego medio durante 15 minutos más, hasta que se haya consumido el líquido y la manzana esté blanda.
  4. Triturar con un tenedor o con la batidora. Dejar que enfríe por completo antes de agregarlo a la masa del bizcocho.

Del bizcocho:
  1. Precalentar el horno a 180 grados, con calor arriba y abajo. Engrasar el molde con spray desmoldante o con mantequilla. Reservar.
  2. Fundir el chocolate en el microondas en tandas de 30 segundos, o al baño maría. Dejar que atempere antes de verter en la masa.
  3. Lavar las fresas y retirar el tallo, secar con papel de cocina. Cortar en pequeños trozos y colocar sobre papel de cocina para que absorba la humedad.
  4. Tamizar la harina con la levadura y reservar.
  5. Batir la mantequilla con el azúcar durante 4-5 minutos, a velocidad media-alta, hasta obtener una masa blanca y esponjosa.
  6. Agregar los huevos ligeramente batidos, de uno en uno, batiendo tras cada adicción.
  7. Añadir la vainilla y la compota de manzana. Mezclar unos segundos.
  8. Incorporar de forma alterna la mezcla de harina y levadura y la leche. Lo haremos en tres veces, comenzando y terminando con la harina. Batir a velocidad baja, lo justo para que se integren.
  9. Agregar las fresas y mezclar con la ayuda de una lengua de silicona.
  10. Verter la masa en el molde. Introducir en la zona central del horno y sobre la rejilla.
  11. Hornear 35 minutos aproximadamente, o hasta que al introducir una brocheta esta salga limpia.
  12. Sacar del horno y dejar reposar 10-15 minutos sobre una rejilla. Desmoldar y dejar que termine de enfríar sobre la rejilla antes de cubrir con el glaseado.

Del glaseado:
  1. Fundir el chocolate en el microondas o al baño maría.
  2. Verter sobre la superficie del bizcocho una vez que haya enfriado, adornar con fresas, fideos de colores, perlitas de azúcar....





1 comentario: