26 de septiembre de 2018

Estofado de ternera en Crock-Pot



Como ya os anuncié la semana pasada, la receta de hoy, Estofado o Guiso de ternera, la he preparado en un nuevo cacharro de cocina. Se trata de una olla de cocción lenta que cocina a muy baja temperatura durante tiempo prolongado. La mía es de la marca Crock -Pot®️  que fue la primera olla eléctrica de cocción lenta, aunque en el mercado las hay de diversas marcas. Son muy populares en Estados Unidos, donde fue inventada allá por los años 50, y en España están empezando a popularizarse.

Había oído hablar maravillas sobre estas ollas, pero sinceramente, lo de meter otro trasto más en la cocina, y además de tamaño considerable, aunque la mía es de 3,5 litros, para luego no usarla o usarla poco, pues como que me tiraba para atrás. Pero al final no he podido resistirme a sus encantos, eso unido a que tiene un precio más que razonable y a las críticas que leí en Amazon que son muy buenas. Puedes ver mi modelo y las criticas pinchando aquí

Es verdad que hay que pillarle el punto, sobre todo con el tema del líquido, porque no evapora nada, y si vas con el chip de una olla tradicional, puedes encontrarte con un plato con exceso de caldo. La primera receta que hice fueron unas alubias, y las hice tal y como las hago en la olla express, pues me quedarón caldosas de más e insulsas. Así que de momento no quiero experimentar mucho hasta que no la tenga dominada y estoy haciendo recetas más que contrastadas, de páginas o libros que me han recomendado, y más adelante iré creando mis propias recetas., Todo se andará.


Y os estaréis preguntando, qué ventajas tiene estar 8 horas haciendo un guiso, cuando en media hora lo puedes tener listo en la olla express, o en un poco más de tiempo en una cazuela??? La cocción lenta a baja temperatura consigue potenciar la textura, el sabor y el aroma de los alimentos, además de ahorrar tiempo y dinero, ya que gasta muy poco, unas veinte veces menos que la vitrocerámica. Ahorras tiempo porque pones los alimentos y te olvidas, te dedicas a otros menesteres, o la dejas puesta por la noche y te levantas con la comida lista, y por supuesto un aroma delicioso. Los alimentos conservan todos sus nutrientes, ya que no se evaporan durante la cocción, las carnes se gelatinizan y todos los jugos que sueltan se unen con el resto de ingredientes, de esta forma, todo resulta mucho más sabroso.

En la Slow Cooker puedes cocinar todo tipo de platos, pero los que más lo van a agradecer son los guisos y los caldos. También se pueden asar carnes en seco, legumbres e incluso recetas dulces como flanes, mermeladas, arroz con leche, e incluso bizcochos!!

Esta ha sido mi segunda receta en la olla, y ha salido ESPECTACULAR, con un sabor increíble, y la carne súper tierna y jugosa. Siempre he hecho la carne estofada en la olla exprés, pero ya os digo que a partir de ahora la haré en la Crock-Pot®️ siempre.

Poco a poco iré probando recetas y las subiré al blog para que podáis hacerlas vosotros también.

Vamos a la receta


Estofado de ternera en Crock-Pot®️


Ingredientes:

  • 600 gr de ternera para guisar
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla grande
  • 2 zanahorias
  • 4 patatas 
  • 1 tomate maduro ( o 3 cucharadas de tomate frito)
  • 120 gr de guisantes congelados
  • 100 ml de vino blanco
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1/2 cucharadita de romero seco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

  1. Cortar la carne en trozos pequeños, como de un bocado, retirando la grasa
  2. Salpimentar, y añadir también el romero y el tomillo, sí no tienes, puedes sustituirlo por hierbas provenzales.
  3. Cubrir el fondo de una sartén con aceite de oliva, calentar a fuego medio. Cuando esté caliente, añadir la carne y dorar por todos lados. Retirar de la sartén y reservar.
  4. Pelar la cebolla y los dientes de ajo. Picarlos en trozos pequeños y saltear en la misma sartén y con el mismo aceite que hemos usado para la carne. Cocinar hasta que esté trasparente.
  5. Pelar y cortar en rodajas las zanahorias. Añadir a la sartén cuando la cebolla esté lista y agregar los guisantes sin descongelar. Remover unos minutos.
  6. Añadir el vino blanco y cocinar hasta que se haya evaporado el alcohol.
  7. Agregar el tomate rallado hasta que se reduzca. También se puede sustituir por tomate frito, en cuyo caso no habrá que cocinarlo, simplemente añadir y mezclar.
  8. Verter el contenido de la sartén en la olla, junto con la carne y las patatas peladas y troceadas.
  9. Agregar las hojas de laurel, un poco de sal y agua, lo justo para cubrirlo todo.
  10. Programar 7 horas a temperatura baja. NO abrir la tapa en ningún momento, sí la abres por algún motivo, tendrás que añadir 20 minutos más a la cocción.
  11. Este plato no admite congelación, las patatas no quedan bien. Pero mejora de un día para otro, lo puedes recalentar en un cazuela sin problema.


2 comentarios:

  1. Uummmmmmmmm rrelamiendome me tienes que lo sepas ,sin duda merece la pena esperar ocho horas a que este lista la carne vaya sabor tiene todo lo que se hace en la olla , yo tambien tengo una desde hace tres meses y no me canso de hacer cosas en ella .
    Te ha quedado de relujo no lo siguiente ,ademas de estar de rexupete.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  2. Las legumbres y las carnes quedan muy bien en esta olla, la tengo, y voy probando poco a poco. Una de las cosas más cómodas es que no tienes que estar pendiente de ella, ya que cuando se acaba el tiempo se apaga ella sola,y no es como cuando te la dejas en la vitrocerámica, que la tienes que controlar.
    Me he animado a hacer algún postre también.
    besos,

    ResponderEliminar