jueves, 23 de junio de 2016

Coca de San Juan {con guindas y crema pastelera}



Después del exitazo que ha tenido la coca con nueces elaborada con masa madre que hice el domingo, no he podido resistirme y ayer me líe la manta a la cabeza y, a pesar del calorazo que hacía, encendí el horno.

Me había quedado con el gusanillo de probar la coca con crema pastelera y frutas escarchadas. No me lo he pensado mucho y al final la hice ayer para llevarla a una cena familiar, por lo que no hay foto del corte porque, como podéis imaginar, no me iba a presentar con la coca empezada. Pero ya os digo yo que ha salido muy esponjosa y jugosa.

La receta es de Kanela y Limón, pero he adaptado los ingredientes para que me saliera una coca, grande, pero solo una, con su receta salen tres cocas. La receta de la crema pastelera es del mismo blog y me ha gustado mucho porque se hace muy rápido. 


La masa se comienza a elaborar la noche antes, o se puede hacer por la mañana temprano y hornearla por la tarde, y así la tenéis recién hecha para la noche de San Juan. Va a necesitar un reposo en la nevera de 8-12 horas, será el primera levado en bloque. Tras ese levado, hay que sacarla y dejarla que atempere, para luego formarla y dejarla que vuelva a levar. Después se decora y se hornea. 

Un añadido extra es el almíbar de anís que lleva tras el horneado, que se puede sustituir por otro licor de vuestro gusto, incluso omitir, pero la verdad es que le va a las mil maravillas, y es apto para los peques de la casa, ya que el alcohol se evapora durante la cocción del almíbar.

La crema pastelera también se puede dejar preparada con antelación, así solo tendréis que meterla en una manga y adornar. Las guindas se pueden sustituir por otra fruta escarchada, como naranaja.

Antes de adornar con la crema pastelera hay que pincelar con huevo batido, a mi se me olvido, me dejé el huevo batido pero, con las prisas que llevaba me olvidé por completo de ponerlo, de todas formas el resultado fue casi parecido.

Espero que os animéis ha preparar cualquiera de las dos versiones de coca que os he puesto esta semana, con masa madre y sin masa madre. Cualquiera de las dos os va a encantar. 

Espero que esta noche lo paséis en grande, yo pienso darme un paseito por la playa y lavarme la cara como es tradición en Andalucía, lo del baño creo que lo dejaré para la mañana siguiente, que de noche todos los gatos son pardos.

Y felicidades adelantadas a los Juanes y Juanas!!



miércoles, 22 de junio de 2016

Crema pastelera


La crema pastelera es un básico de repostería elaborado a base de huevos, maizena, azúcar y leche. Sirve para rellenar pasteles, tartas, canutillos de hojaldre, cocas....

La receta para elaborar esta crema pastelera es rápida y sencilla. Solo vamos a necesitar un cazo y una espátula de madera o silicona para remover. En un santiamén la tendréis lista. 

 
La receta es de Kanela y Limón , y ella la llama crema pastelera express, y es que en un abrir y cerrar de ojos la tendréis lista.

Sí necesitáis menos cantidad solo tenéis que usar la mitad de los ingredientes. Mañana le daremos uso con una receta.

Hasta mañana!!


lunes, 20 de junio de 2016

Coca de San Juan



El próximo jueves día 23, se celebra la noche de San Juan, una noche mágica donde el agua y el fuego se dan la mano. Es una noche con tradiciones o rituales: darse un baño en el mar para asegurar salud para todo el año, saltar las hogueras ( muy peligroso por cierto, esa noche en las urgencias hay desfile de quemaduras), comer sardinas asadas, lavarse la cara en el mar a medianoche para mantenerse guapos.... y una tradición en Cataluña es tomar la Coca de San Juan.

Y pensaréis, ¿ qué hace una almeriense haciendo una coca de San Juan?. Eso mismo me preguntaba yo ayer cuando me levante por la mañana y me puse con las manos en la masa. Pues la respuesta es clara, y es que ando como loca con las masas levadas y los panes, encima es dulce, pues no necesito ninguna excusa más. Y después de ver lo rica que está, no pienso esperar a San Juan para repetirla, que sabor y que miga!!

Con las cantidades que os indico sale una coca grande, que os ocupará toda la bandeja del horno. Sí queréis podéis hacer dos cocas, y se le puede dar forma rectangular u ovalada, al gusto. 

He consultado muchas recetas, muchísimas!! porque no tenía ni idea de por donde meterle mano. He visto que lo más tradicional es cubrirla de crema pastelera, piñones y frutas escarchadas. Pero como ni tenía piñones, además en casa no gustan mucho la verdad, tampoco tenía fruta escarchada, y no me apetecía preparar crema pastelera (es la verdad jajajaja), pues le puse nueces, que nunca faltan en casa. La he cubierto, una vez fría con un glaseado de azúcar glas y agua. Otra opción es espolvorear con azúcar antes de introducir en el horno.


Esta receta la he adaptado de Gastronomía & Cia, aunque en la elaboración me he basado en el brioche de el libro El Pan de Jeffrey Hamelman. En esta ocasión, he usado un robot de cocina, pero se puede amasar a mano, en thermomix o con la panificadora. Os indico cómo hacerlo por todos los métodos.

Comenzaremos la noche anterior, o sí la queréis tener lista para la noche, esa misma mañana, preparando la masa madre, y la dejamos reposar 8-12 horas en la nevera. Al día siguiente, o esa misma tarde, preparamos la coca. Como os he comentado, he seguido las intrucciones de Hamelman para elaborar el brioche, ya que esta masa es muy similar. El lo hace con los ingredientes fríos de la nevera, los huevos, la leche, la mantequilla. Casi todas las recetas que he consultado añaden la mantequilla derretida o punto pomada, pero tras leer sus explicaciones, me convenció más ese método.

El por qué de añadir los ingredientes fríos es porque el amasado es largo, produce mucho rozamiento por lo que la masa se calienta. Sí los ingredientes están fríos, la masa seguirá estando lo suficientemente fría en el momento de incorporar la mantequilla como para que no se funda y se vuelva aceitosa. El aconseja, cuando la temperatura es muy elevada, enfriar la cubeta y el gancho de la amasadora.

El azúcar la vamos a incorporar en dos veces, la mitad al principio y el resto un poco antes de agregar la mantequilla. La razón es porque esto favorecerá que la masa esté algo más firme, ya que el azúcar tiene el efecto de liquar las masas, aportándoles humedad. Sí se añade todo el azúcar al principiol la masa estará más blanda y será más dificil de desarrollar.

La mantequilla tampoco la vamos a añadir al principio, lo haremos cuando la masa cobre fuerza.Al añadir mantequilla los lípidos recubres las hebras de gluten y retrasan su desarrollo y ablandan la estructura del gluten, por lo que hay que amasar bien antes de añadir la mantequilla.


La masa madre le otorga un sabor superior y mejora la duración de la coca, además reduce el tiempo de fermentación en bloque que haremos a la mañana siguiente. Merece la pena dedicarle 5 minutos a preparar la masa madre!!

El resultado ha sido increíble, en casa me han hecho la ola, sabor, miga, esponjosidad. Vamos que estoy muy contenta con el resultado, y creo que me voy a animar y voy a preparar otra para San Juan con crema pastelera.

Tenéis que hacerla en casa, para San Juan o para cuando sea porque va a gustar a rabiar!!

viernes, 17 de junio de 2016

Molletes {sin amasado}


Uno de los desayunos típicos andaluces es el mollete, tostado o no, acompañado de un buen aceite de oliva, de mantequilla y mermelada, jamón... de lo que más te guste.
Los molletes son unos panes planos, sin apenas corteza y con una miga muy esponjosa. Tienen forma redonda u ovalada, y su fina corteza, espolvoreada con harina, le dan un aspecto muy rústico.

Además son unos panes que casan a la perfección con hamburguesas, o con un filete de lomo a la plancha, con tomate y queso. Como veis dan mucho juego!

Hace tiempo siempre tenía molletes en el congelador para tomarlos en el desayuno, pero hace al menos dos años que los dejé de comprar porque no nos gustaban, tenían un sabor extraño y además la miga muy seca. Así que cuando vi la receta de molletes sin amasado, en el nuevo libro de Iban Yarza, ¿Hacemos pan?, le coloque una marca para hacerlos en cuanto pudiera. Y la verdad es que he tardado menos de una semana en llevar la receta a la práctica. 

El resultado es increíble, son los molletes perfectos. De sabor delicioso y con una miga increible. 

Es una receta sencilla, aunque lleva su tiempo, así que simplemente hay que organizarse la mañana y aprovechar los periodos de reposo para hacer otras cosas. Yo aproveche para hacer una hogaza,que espero enseñaros antes de irme de vacaciones, y unas galletas de avena.

La noche anterior hay que dejar lista la masa madre, que dejaremos reposando en la nevera para, al día siguiente, elaborar la masa de los molletes y hornearlos.


Estos molletes no se amasan, es una receta perfecta para iniciados en el mundo panarra. Simplemente con tandas de pliegues y reposo obtendréis unos molletes dignos de un panadero aventajado. Unicamente hay que tener cuidado con la fermentación final, ya que sí nos quedamos cortos, y los metemos antes de tiempo en el horno, estallarán, lo que estropeará el resultado final. Los hornearemos cuando, tras la última fermentación, estén hinchados y al presionarlos con un dedo, quede la marca, entonces estarán listos para introducirlos en el horno.


La receta original lleva manteca, que yo he sustituido por la misma cantidad de aceite de oliva virgen extra, concretamente el AOVE Gourmet Trilloliva procedente de aceitunas de la variedad Picual. Estas aceitunas se recogen cuando aun están verdes, durante solo 15 días de octubre. El resultado es un AOVE dulce en un primer momento, para dejar luego un ligero amargor a aceituna verde, pero sin llegar a picar. Es oro líquido, un aceite excepcional, como no había probado hasta el momento. Este aceite lo podéis encontrar en exclusiva en Claudia&Julia, que además ahora lo tienen con un descuento y como siempre sin gastos de envío sea cual sea el importe del pedido.


Otro cambio que he hecho en la receta ha sido la harina utilizada. En la receta original. en la masa final ,lleva 300 gr de harina de repostería y 200 gr de harina panificable. Yo he puesto toda harina panificable porque me quede sin harina floja!! Han quedado perfectos, y creo que los próximos que haga, porque os aseguro que los repetíré una y otra vez, los haré igual.

Sí no encuentras harina panificable ( 10,5-11,5 % de proteinas) puedes sustituirla por harina de fuerza ( más del 12% de proteinas)y harina floja de reposteria ( menos del 10% de proteinas), mézclalas mitad y mitad y tendrás una harina panificable. Ahora siempre miro los paquetes de harina que compro para ver la cantidad de proteínas que llevan, y más de una vez me he llevado sorpresas, incluso con harinas de marcas conocidas, harinas de repostería con un porcentaje proteinas del 11% por ejemplo.



Sea cual sea el acompañamiento, cuando los pruebes se convertirán en los molletes perfectos. Prueba a poner la mitad de harina integral y aumenta un poco la cantidad de agua, esos serán los siguientes que yo haga!!. Y si eres un panarra consumado, añade más agua y amasa en lugar de plegar para conseguir mayor alveolado. Yo, de momento, me quedo con esta receta porque ¡me encanta!!

martes, 14 de junio de 2016

Ensalada de arroz con pollo y jamón



Ya estamos con el verano pisándonos los talones, y lo que apetece son platos refrescantes, sin complicaciones, que se puedan preparar con antelación para poder disfrutar al aire libre y no tener que estar todo el día metidos en la cocina.

El verano es la época de las ensaladas, de todo tipo, de pasta, de arroz, verdes..... En esta ocasión he preparado una ensalada de arroz con trocitos de jamón york, pechuga de pollo en aceite ( todo un descubrimiento!!), maíz, nueces, pasas..... la verdad es que se le pueden añadir mil cosas más, como una cebolleta picadita, unas aceitunas... Y la he aderezado con una vinagreta de miel y mostaza que le da un toque espectacular, no prescindáis de ella porque le va a las mil maravillas.

He usado arroz jazmín, pero podéis usar cualquier tipo de arroz, aunque a mi personalmente me gusta el arroz de grano largo para las ensaladas.


La pechuga de pollo en aceite que he usado para esta ensalada venía en mi caja de este mes de Degustabox, todo un descubrimiento, se trata de un envase con dos lastas de 90 gr cada una que me parecen perfectas para las ensaladas, y variamos un poco del típico atún en aceite.
Sí te interesa recibir la Degustabox en tu domicilio todos los meses, te proporciono un código para que la primera caja te salga a 9,99 en lugar de 14,99, gastos de envío incluidos: B4ML6


Una ensalada que se prepara en un pispás, que puedes hacer con antelación, llevarla a la playa o la piscina, ideal para las cenas de verano, incluso como un plato único en una comida ligera. 

Espero que os haya gustado y nos vemos el viernes con nueva receta!!