lunes, 9 de julio de 2018

Galletas saludables de avena y chocolate



Es casi un milagro que estas recetas vean la luz, tres días sin internet, trabajo, verano, descontrol de horarios, preparativos de nuestro próximo viaje....pero por fin, y con una semana de retraso, puedo publicar estas Galletas Saludables de avena y chocolate negro.

Además, y contra todo pronóstico, van acompañadas de vídeo receta, lo cual es casi un imposible estando fuera de casa, con las vacaciones rondándome en la cabeza y el calorcito que parece que ha llegado para quedarse. 

Ver vídeo receta



Pero no temáis, estas galletas se hacen en un periquete y son muy sencillas y ricas, además muy saludables, con aceite de coco, un poco de panela, y mucha avena.

Con las cantidades que os indico en la receta os saldrán alrededor de 15 unidades, pero podéis doblar cantidades sin problemas.

El aceite de coco se puede sustituir por aceite de oliva virgen extra, la panela por azúcar moreno, la leche por bebida vegetal, por ejemplo leche de avena o de coco.  Además se puede omitir el huevo, yo las he hecho también así y quedan muy ricas también, más crujientes. En casa tenemos dos bandos, los que las prefieren con el huevo, más blanditas, y los que les gustan más sin el huevo, más duras y crujientes.


Aunque yo les he puesto chocolate negro troceado, también se le pueden poner frutos secos o pasas, seguro que están igualmente ricas, incluso le podéis poner un poco de todo.

La masa resultante es bastante blanda, por eso tendréis que introducirla en la nevera al menos media hora para que endurezca y se puedan manejar, incluso se puede dejar de un día para otro. Sí vais con prisas se pueden llevar al congelador de 15 a 20 minutos.

Estas galletas no llevan nada de harina ni de levadura o bicarbonato, por lo que no van a crecer nada durante el horneado.



Te dejo la receta escrita para que la puedas leer con tranquilidad y por sí quieres imprimirla, pero también tienes la vídeo receta por sí no te apetece leer.

Y no olvides suscribirte al canal y activar la campana para no perderte nada. Es gratis!!




martes, 26 de junio de 2018

Pan con 1% de masa madre para los cálidos días de verano






Estaréis pensando que he perdido la cabeza haciendo pan con los calores que tenemos, pero tengo que decir que, aunque horneo mucho menos que en otras épocas del año, cuando te acostumbras al pan casero te las apañas para hacer durante todo el año. Lo que yo hago es hornear a primera hora de la mañana, cuando no hace calor y todos están durmiendo, así se levantan con un aroma a pan recién hecho que es pura gloria.

La receta de hoy la hice hace mucho tiempo, pero por unas razones u otras no la he podido publicar hasta ahora, además me pareció que esta es la época perfecta para este pan, cuya receta es del libro de Iban Yarza y que el títula como el Pan de Dan (Lepard). Es perfecto para los días de calor, es más la receta original se hizo en pleno verano a altas temperaturas.

Es un pan con un porcentaje irrisorio de MM, tan solo lleva un 1%, y la primera fermentación o fermentación en bloque será de 12 a 14 horas, todo dependerá de la temperatura ambiente. Así que ya no hay excusa para hacer pan hasta en verano!!

El horneado lo podéis hacer en cocotte, que es lo que yo he hecho, o sobre la bandeja del horno o sobre una piedra, en la receta os indico cómo hornear en cada caso.

Esta vez la receta no va acompañada de vídeo ya que cuando la hice aun no tenía el canal de YouTube, pero acabo de subir al canal la Tarta de piña y coco sin horno que es perfecta para el verano, y aunque la publiqué el año pasado en el blog, quería tenerla también en el canal porque es una tarta que repito una y otra vez, sobre todo cuando llegan los calores, y ya os digo que es un éxito siempre.



Este verano no sé aun el ritmo de publicación en el blog y en el canal, porque entre viajes y tal voy a andar un poco liada y fuera de mi rutina habitual, pero intentaré publicar al menos cada 15 días, aunque me gustaría hacerlo una vez a la semana. Ya veremos en qué queda la cosa.

Y vamos a la receta!!!

miércoles, 20 de junio de 2018

Coca de San Juan paso a paso. Vídeo Receta



¿Quieres aprender a hacer una coca de San Juan para chuparse los dedos? ¿Tierna y jugosa, con su crema pastelera, guindas, naranja escarchada, trocitos de almendra y un delicioso almíbar de anís? Pues no busques más, esta es la receta que estabas buscando, con un prefermento que hará que su sabor sea sublime y aguante tierna mucho más tiempo. Pero es que además he preparado un paso a paso, para que te animes y le pierdas el miedo, porque aunque pueda parecer una receta larga y laboriosa, yo te daré unos tips para que no te pases el día entero pendiente de la coca.

En el blog tengo publicadas dos recetas de coca de San Juan,esta receta y esta otra pues bien, esta es una mezcla de ambas recetas, y es la que llevo haciendo hace un par de años y no la cambio por otra. Y quiero compartirla con vosotr@s cuanto antes, para que podáis disfrutarla la noche más larga del año.

¡¡Quiero ver la vídeo receta!!



A mi me gusta ponerle unas guindas rojas, este año además le he puesto trocitos de naranja confitada que me sobraron de estas navidades, y además le he añadido almendra. Pero podéis ponerle lo que más os guste, almendra laminada, piñones, no poner guindas ni fruta escarchada, agregar azúcar perlada o azúcar humedecida en agua.....Pero lo que no puede faltar en esta coca es la crema pastelera, que es muy sencilla de hacer y que además la podéis hacer con antelación para ir adelantando trabajo. NO dejéis de ponerle la crema pastelera!!!!!!!
Y ese brillito que tiene que la hace más apetecible, es gracias al almíbar de anís que se le añade nada más salir del horno y que tampoco podéis prescindir de él. Sí no os gusta el anís, se le puede poner otro licor o poner agua. Pero yo sinceramente tampoco prescindiría, jajajaja. El almíbar lo haremos cuando le queden unos 10 minutos de horneado a la coca, ya que hay que ponerlo justo cuando la saquemos del horno.


El día anterior a la elaboración de la coca, tendréis que hacer una masa madre o prefermento, pero que no cunda el pánico porque se hace en un periquete, es lo más fácil de la receta. Una vez listo lo guardamos en la nevera mínimo 10 horas, y sí está 24 horas no pasa nada. Yo suelo hacerlo la noche anterior, al igual que la crema pastelera y así me quito trabajo.

Otra opción, por sí veis que cuando ya tengáis la masa lista, y haya hecho el primer levado, antes de estirarla, se puede guardar en un bol bien tapado y guardar en la nevera hasta que podáis seguir con ella. Esto no es ninguna locura, es más, es lo que yo hago con el pan. Además mejorará la masa, tendrá más aroma, sabor y durará tierna más tiempo. Cuando la saques de la nevera, deja que atempere alrededor de media hora y continua con la receta.

A la masa final se le puede añadir ralladura de naranja, incluso se le pueden poner los trozos de naranja confitada que yo he puesto por encima, dentro de la masa y prescindir de la ralladura. También lleva anís, pero sí no te gusta o no te apetece ponerle, lo puedes sustituir por zumo de naranja. El agua de azahar le va genial, y te recordará al Roscón de Reyes, a mi me gusta mucho, pero sí no lo encuentras, o no tienes en casa, no se lo pongas, no pasa nada.


Cuando más buena está es recién hecha, al día siguiente se habrá secado un poco, pero esta´ra casi como recién hecha. Conforme pasan las horas va perdiendo y se va secando, aunque la puedes congelar o tostarla Con esto quiero decirte que sí quieres disfrutar al cien por cien de su sabor, hornéala el mismo día que la vayas a tomar.

Para amasarla he usado un robot de cocina con el accesorio del gancho, también se puede amasar a mano o en la panificadora. Yo siempre la hago con mi amasadora porque me resulta más cómodo.


No busques otra receta, y haz mi coca de San Juan porque ya te digo que vas a alucinar de lo rica que está. Te dejo la receta escrita para que la leas con tranquilidad y la imprimas sí quieres.Pero además ya sabes que tienes la receta paso a paso en mi canal de YouTube, donde comprobarás que aunque la receta es un poco larga, está al alcance de cualquiera.

Y te pido que te suscribas a mi canal y actives la campanita para que te avise cada vez que suba una receta. Tengo preparadas un montón de delicias dulces pero también saladas.




miércoles, 13 de junio de 2018

Bizcocho de leche evaporada



¡Como me gusta preparar bizcochos en casa! Estoy encantada con el tiempo que estamos teniendo porque no da pereza encender el horno, así que antes de que venga el calor de sopetón, os invito a preparar este bizcocho de leche evaporada, con una miga super jugosa y tierna y que es una delicia absoluta. Además es muy sencillo de preparar, pero para que no os quede ninguna duda, tenéis la receta paso a paso en mi canal de YouTube.

Ver vídeo receta



La semana pasada ya os adelante algo en mi stories de Instagram, y os enseñé el molde en el que lo he horneado, un molde que me tiene encantada porque sirve para tartas y bizcochos, y da igual que la masa sea densa o muy líquida porque es totalmente hermético ya que dispone de una goma de silicona fija y ultraresistente alrededor de toda la base. Se trata del molde PushPan que yo he comprado en la tienda online Claudia&Julia, y que encontraréis de varias medidas, tanto de diámetro como de altura. Yo he usado para la receta el molde alto de 20 cm de diámetro, perfecto para preparar tartas de queso como esta de leche condensada, que prepare para mi otro blog, I love bundt cakes, bizcochos o incluso tartas saladas, es un molde muy versatil y además a un precio buenísimo!!

Este molde se desmolda de una manera muy curiosa que podéis ver en la vídeo receta. Se coloca sobre un vaso o taza y se presiona los laterales del molde hacía abajo, consiguiendo que desmolde a la perfección. 


Para hacer el bizcocho he usado harina de espelta pero se puede sustituir por harina de trigo sin problema. La leche evaporada la encontráis en todos los supermercados, junto a otros tipos de leche como la condensada, de soja.... Se trata de una leche concentrada que se obtiene al evaporar un 60% del agua existente en la leche.

Os dejo la receta escrita por sí la queréis imprimir y para que la podáis leer con tranquilidad, y además podéis ver la receta en el canal y así podéis comprobar lo bien que desmolda el molde.
Sí te ha gustado la receta, no te olvides de compartir, darme un like y suscribirte al canal y activar la campanita para no perderte nada.


martes, 5 de junio de 2018

Cómo hacer hummus casero



En la entrada anterior os enseñé a preparar pasta de sésamo o tahine, uno de los ingredientes del Hummus o crema de garbanzos y como no podía ser de otra manera, hoy os traigo la receta del hummus, un plato tradicional de Oriente Medio del que no se sabe con exactitud dónde empezó y cómo, quién fue el primero en triturar garbanzos y mezclarlos con pasta de sésamo y cúando. ¿ Fueron los árabes de levante o egipcios los primeros en prepararlo? , o fueron los judíos que ya en tiempos bíblicos comían hummus. Pero eso a nosotros nos da lo mismo, el caso es que está muy rico y es súper sencillo de hacer.

Lo más sencillo es usar garbanzos cocidos, pero sí quieres "complicar" un poco la receta, puedes hacerlo con garbanzos secos y cocerlos. Para ello tendrás que colocar los garbanzos en un bol grande, cubrirlos con agua fría, al menos el doble del volumen de los garbanzos, y dejar en remojo toda la noche. Al día siguiente, escurrir los garbanzos, ponerlos en una olla con 1,5 litros de agua fría y una cucharadita de bicarbonato, y llevar a ebullición. Hervir 20-40 minutos, dependerá de la clase, retirando la espuma y pieles que floten en la superficie. Transcurrido ese tiempo, escurrir los garbanzos y ya los tenemos listos para preparar el hummus

Ver vídeo receta



La cantidad de ajos dependerá un poco del gusto de cada uno, al igual que la sal ,el comino o la tahina. El agua helada la añadimos poco a poco, hasta conseguir la consistencia deseada. Por último se puede adornar con un chorreón de AOVE, espolvorear con pimentón y esparcir unas semillas de sésamo.

Hay que conservarlo en la nevera, pero os recomiendo que lo saquéis 30 minutos antes de consumirlo. Es perfecto para dipear, para untar en pan de pita y ahora que se acerca el buen tiempo, lo podéis llevar a vuestros picnics, o preparar para una cena de picoteo sin complicaciones.

Espero que os guste la receta!!. Os he dejado el vídeo para que comprobéis lo sencillo que es y os animéis a prepararlo en casa.

No te olvides de suscribirte a mi canal y activar la campanita para no perderte nada.