15 de julio de 2019

Salmorejo Sin Pan. Receta con Thermomix



No hay verano que se precie sin un rico gazpacho o salmorejo. Seguro que tienes tu receta de salmorejo que repites y te sabes de memoria. Así me ocurría a mi con mi receta de salmorejo, que he ido adaptando de la típica receta con thermomix hasta dejarla a mi gusto. Esa receta que siempre he hecho, lleva pan, pero desde que hago mi propio pan en casa, nunca tengo pan duro, ya que lo que sobra, lo congelo para ir sacándolo según la necesidad. Y pensé que estaría bien poder hacer un salmorejo sin pan.

Hice una búsqueda de recetas y tras probar un par de veces dí con la receta perfecta de salmorejo, sin pan y con menos cantidad de aceite de oliva de lo que le solía poner, de este modo queda un salmorejo más ligero pero con todo el sabor, y sobre todo con esa textura tan característica que le proporciona su elaboración en la thermomix.

La botella que veis en la foto la tengo de uso exclusivo para el salmorejo, cuando se acaba, la lavo y preparo otra tanda, y así me paso todo el verano. No uso mucho la thermomix pero ya os digo que el salmorejo siempre lo hago en ella porque dudo que con otro procesador de alimentos quede igual de rico y emulsionado.

Por sí os interesa, la botella es de 1 litro y es de Luigi Bormioli, que además tiene tarros y botellas de otras medidas, yo tengo casi todos los tamaños porque me encanta su cierre hermético y su estética. Las compro en la tienda online Claudia&Julia que además ahora está de rebajas, os dejo enlace a la tienda y a los tarro por sí queréis cotillear. Puedes ver los tarros y botellas pinchando aquí.

Te recuerdo que puedes suscribirte a mi canal de YouTube, es gratis!

Os dejo con la receta. Ya me contaréis !!


8 de julio de 2019

Pan de maiz en Crock-Pot


El verano y horno, mala combinación, aunque ya os digo que yo lo sigo encendiendo casi al mismo ritmo que en verano. Al menos uno bizcocho cae a la semana, y por supuesto pan integral, stirato y molletes, que siempre tengo en el congelador, y en cuanto se acaban los repongo sin ningún miramiento. Aunque si que intento hornear a primera hora de la mañana, y como yo madrugo hasta cuando no tengo que hacerlo, no me supone ningún problema.

Pero como se que hay quien se niega a encender el horno en verano, hice un experimento con mi Slow-Cooker. Es verdad que una olla de cocción lenta no es lo más apropiado para hacer pan, pero el pan de maíz, se asemeja más a un bizcocho que aun pan la verdad. Así que pensé que si se pueden hacer bizcochos en una olla de cocción lenta, el pan de maíz no tenía porque salir mal.


Antes de meterme en faena, hice una búsqueda exhaustiva en blog ameriacnos de recetas de Cornbread en slow cooker. Todas las recetas que he encontrado, ni precalienta la olla ni ponen un trapo debajo de la tapa para que absorba la humedad. Pero yo he hecho justo lo contrario, y es que sí para hacer un bizcocho se precalienta la olla al menos media hora y se pone el trapito, con el pan de maíz pienso que es más de lo mismo, ya que no nos interesa que a la superficie le caigan todas las gotitas de la condensación. Así que he procedido igual que cuando hago un bizcocho en Slow Cooker. Sí te interesa hacer bizcochos en estas ollas, te aconsejo que veas un vídeo que preparé con trucos y consejos, y también tengo alguna receta publicada en el blog, que puedes ver aquí y aquí

En el blog tengo dos recetas de pan de maíz, una solo con harina de maíz y la otra que combina maíz y trigo. Como a mis hijas le gusta más la segunda, es esa la receta que he seguido aunque esta vez le he añadido un par de cucharadas de maiz , de todos modos os la dejo aquí también escrita para que os sea más cómodo.

Espero que os animéis a prepararla.

3 de julio de 2019

Lentejas con verduras en Crock-Pot


Ya se que en verano los platos de cuchara apetecen menos o nada, pero también se que hay quien no renuncia al cuchareo ni a 40 grados. Por eso hoy os traigo unas lentejas con verduras, sin nada de grasa, mucho más ligeras y que además yo las preparo sin sofrito ni nada, todo en crudo, para que no te de pereza lo más mínimo. Pero además, al hacerlas en la olla de cocción lenta, te olvidas por completo, puedes dejarlas haciendo toda la noche o ponerlas tempranito y así te puedes ir a la playa, a la piscina.... Y por supuesto sí las haces un día antes de tomarlas, estarán reposaditas y muy ricas.

Yo les suelo poner las verduras que tengo en ese momento, pero lo que nunca falta es la zanahoria, la calabaza y el calabacín, también le va muy bien la berenjena. Antes le ponía un tomate entero bien maduro que luego saco y trituro, pero desde que descubrí lo bien que le van una buena cucharada de tomate concentrado a los guisos en Slow Cooker, es lo que le pongo.

Y aprovecho para daros un TIP. El tomate concentrado, a pesar de venderlo en botes pequeñitos, como necesitas solo un poco, a mi se me terminaba estropeando, por eso lo que hago es ponerlo en una cubitera y al congelador, cuando ya está congelado, lo saco y lo paso a una bolsa de cierre hermético y así me ocupa menos espacio. Y ya solo es sacarlo del congelador y ponerlo en el guiso directamente, sin descongelar ni nada.


Como os comento,  yo lo hago todo en crudo, pero podéis sofreír la cebolla y el pimiento, aunque ya os digo que las he hecho de las dos maneras y personalmente no veo que cambie mucho.

Aunque en esta ocasión no llevan patatas, se le puede añadir sin problema, aunque a mi como más me gustan es con boniato. Prueba a poner boniato en lugar de patata y me cuentas.

Yo siempre uso lenteja pardina, y desde que las hago en la slow cooker las pongo en remojo entre 8 y 12 horas, uso agua del grifo para el remojo y para cocinarlas. Digo esto porque se que mucha gente se echará las manos a la cabeza, remojar las lentejas y tanto tiempo!! Pero sí eres usuario de esta máquina sabes de que te hablo, las lentejas suelen dar algún que otro problema, he leído mucho sobre el tema y he visto que a mucha gente les quedan duras o necesitan mucho tiempo de cocción. Yo siempre, desde la primera vez que las hice en la crock-pot, las hago así y nunca he tenido problema, siempre me han quedado perfectas.

Y sin más os dejo con la receta.

11 de junio de 2019

Cómo hacer harina de garbanzos



Hacer harina de garbanzos en casa no puede ser más sencillo. Solo necesitas garbanzos secos y un procesador de alimentos o picadora potente.

Yo la hago en la thermomix porque mi picadora no tiene mucha potencia. Y uso garbanzos de la variedad de Pedrosillano que son más pequeñitos.

Una vez que tienes la harina lista puedes dejarla tal cual o tostarla en el horno o en la thermomix para darle un sabor más potente. Yo suelo hacerlo cuando tengo el horno encendido para cualquier otra preparación y así aprovecho, pero sino la dejo tal cual.

Ver la vídeo receta


Tardarás más o menos tiempo dependiendo de la cantidad de garbanzos, del tamaño de los mismos y de la potencia del aparato y el tamaño de las cuchillas del mismo. Puede que necesites hacerlo en varias veces para no sobrecalentar el aparato. Pero más o menos te llevará entre 2 y 5 minutos, más el tiempo de horneado sí la quieres tostada.

Yo uso mucho la harina de garbanzos, para rebozar el pescado me encanta, también me gusta para empanar el pollo, y sobre todo para hacer crackers. Siempre tengo un bote en la despensa.



Os dejo la receta escrita para que podáis leerla con tranquilidad o imprimirla y también he preparado una vídeo receta. Espero que os guste.

Nos vemos muy pronto. Besitos!!

7 de junio de 2019

Southern-style skillet cornbread. Pan de maíz al estilo sureño



La receta de hoy es un pan de maíz al estilo sureño horneado en sartén de hierro o skillet. Sí me sigues en Instagram ya sabes de que te hablo, ya que esta misma mañana me habéis visto hacerlo en vivo y en directo.

La receta es del libro Bread Illustrated de America´s Test Kitchen que también os enseñe en instagram y que me encanta porque tiene muchas recetas con infinidad de fotos del paso a paso de cada una de ellas. Esta ha sido la primera receta que he hecho del libro y nos ha gustado mucho.

El cornbread al estilo sureño es un pan menos dulce que el que se hace en el norte, con una miga resistente y húmeda y una corteza marrón. Se utiliza harina de maíz amarilla que se tuesta en la sartén o skillet durante unos minutos, lo que intensifica el sabor a maíz. Después se añade a la leche y la crema o nata agría que hace que posteriormente el pan tenga una miga fina y húmeda. La sartén se engrasa con aceite y mantequilla y se precalienta antes, lo cual hace que el pan tenga una corteza rica y crujiente claramente sureña.


En el blog tenéis otra receta de Pan de maíz, la diferencia con esta otra receta es que esta solo lleva harina de maíz y mucha menos azúcar y además el procedimiento es diferente, ya que se tuesta previamente la harina y luego se precalienta la sartén en el horno antes de verter la masa, cosa que no se hace en la otra receta.

Por este motivo es importante usar una sartén de hierro o skillet o en su defecto una cocotte u otro recipiente de hierro, pero obviamente también lo podéis hacer en un molde normal y corriente, aunque lo suyo es hacerlo como os indico. Mi sartén tiene un diámetro de 20 cm.


Esta receta la podemos dar nuestro toque añadiendo maíz en grano, un poco de pimienta o incluso añadir chile triturado. Nosotros hemos sido fieles a la receta original tal y como indica en el libro. Lo que más me ha gustado, a diferencia de la otra receta que podéis ver aquí, es que no es un pan tan dulce como el que se hace en el norte de EEUU que parece más un pastel que un pan.

Lo complicado de esta receta puede ser encontrar la harina de maíz, yo la compre en la tienda Americana en Valencia, pero en muchos herbolarios también la tienen. No se debe usar harina de maiz precocida o polenta.



Espero que os animéis con la receta y la preparéis en casa ya que sale bastante rica y no tiene ninguna dificultad.
Y os invito a que me sigáis en Instagram ya que si solo me sigues en el blog, te estas perdiendo muchas recetas ricas que solo comparto por allí ya que me es más fácil y rápido.