viernes, 31 de octubre de 2014

Dedos amputados de Zombie {Halloween}



Y por fin llego la noche más terrorífica del año...Halloween.
Esta noche las calles se llenarán de brujas, fantasmas, zombies, ojos ensangrentados, manos amputadas... 

Yo he preparado unos deliciosos dedos de zombie para mojar en el café o en un rico chocolate caliente esta noche antes de irnos a dormir, y así soñar con los angelitos, jejejejeje.

No me digáis que no son feos y asquerosillos!!! Pero están de ricos!!. Esta mañana los hemos desayunado, se me erizaban los pelos de ver a mi marido y las niñas mojándolos en la leche, jajaja


Los zombies no son de ir al salón de belleza, y la manicura no es lo suyo, así que no os pongáis a buscar almendras perfectas, cuanto más feas sean, mucho mejor, más real será. Tampoco os esmeréis mucho con los dedos, no queremos dedos y uñas perfectas, todo lo contrario, uñas rotas, retorcidas y dedos deformes, eso si son dedos de zombie!!

Ingredientes:


200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo
120 gr de azúcar glas
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 cucharadita de extracto de almendra
360 gr de harina
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de levadura
Almendras crudas sin piel
Colorante verde wilton
Sirope de fresa (opcional)

Elaboración:

Batir la mantequilla con el azúcar, el huevo y los dos tipos de extracto.

Tamizar la harina con la levadura y la sal e incorporar a la mezcla anterior poco a poco.

Agregar el colorante a la masa y amasar para que se distribuya de manera uniforme.

Dividir la masa en tres o cuatro porciones, hacer una bola con cada porción, envolver en film transparente y reservar en la nevera durante media hora al menos.

Sacar una porción de masa, el resto la dejamos en la nevera para que no se ponga blanda. Coger trocitos de masa, hacer una bola y luego amasar dándole forma alargada, como un dedo finito. Presionar la masa para formar los nudillos, y con la ayuda de un cuchillo marcar lineas. No tenéis que hacer dedos perfectos, tener en cuenta que son dedos de zombie, y los tienen torcidos y muy feos. Hacer dedos de todos los tamaños, cuanto más deformes , mejor!

Poner la almendra en uno de los extremos y presionar para que se quede pegada a la masa.

Introducir de nuevo en la nevera durante 10 minutos antes de meter en el horno.

Introducir en el horno precalentado a 180 grados, calor arriba y abajo, durante 15-20 minutos.

Sacar del horno y dejar reposar durante 5 minutos sin tocar la galleta ya que estará blandita y se puede romper. Pasar con mucho cuidado a una rejilla para que termine de enfriar.

Procederemos de esta misma manera hasta acabar con toda la masa.

Sí queréis que vuestros dedos sean aun más repulsivos, podéis ponerles un poco de sirope de fresa en el extremo o en la zona de la "uña". Pero tener en cuenta que si lo dejáis durante mucho tiempo la galleta se ablandará.


Conservar las galletas en un recipiente de cierre hermético.

Feliz Halloween !!!



martes, 28 de octubre de 2014

Tarta de queso y nata {Halloween}




Al igual que los años anteriores he preparado una receta para Halloween, aunque es una tarta que se puede hacer en cualquier ocasión, cambiando la tela de araña por otro tipo de decoración.


Es una tarta riquísima, que no necesita horno y que mejora con el reposo. Lo mejor es hacerla con un día de antelación o sí no se dispone de tiempo, introducirla en el congelador y luego sacarla 15 minutos antes de consumirla.



Esta tarta llevo queriendo hacerla muchísimo tiempo,  desde que la vi en el blog de Sandra, La receta de la felicidad. En realidad la receta es de Martha Stewart pero, ¿Para que traducir una receta que Sandra ya ha traducido? Directamente me he ido a la receta de Sandra, que además tengo la garantía de que siguiendo sus consejos sale perfecta.

Yo he adaptado la receta a un molde de 17 cm de diámetro, sí vuestro molde es más grande solo tendréis que doblar las cantidades.


Para la decoración de la tela de araña he usado un lápiz de Silikomart de silicona, concretamente el  Penna Decorativa. Lleva cuatro boquillas decorativas y un tapón, me ha gustado mucho el resultado, muy cómodo de usar , además se puede lavar todo en el lavavajillas.

Vamos a la receta.

domingo, 26 de octubre de 2014

Pastel de calabacín y requesón. #Asaltablogs



El último domingo de cada mes nos damos cita los chorizos más despiadados de la red, los #asaltablogs. Entramos sin piedad en la cocina asaltada y no dejamos títere con cabeza.

Este mes hemos desvalijado la cocina de  El mito del sofrito y yo le he mangado una receta que antes ella había mangado a otra infeliz, total que quien roba a un ladrón.... tiene cien años de perdón. Esta vez me he librado del calabozo.

En casa nos encantan los pasteles salados tipo quiché, cuando vi este pastel de calabacín con requesón no lo dude, ese sería mi botín.

He cambiado algunos de los ingredientes adaptandolos a nuestros gustos y a lo que tenía en casa. He sustituido la masa de hojaldre por masa quebrada y el rulo de cabra por queso brie, también he incorporado a la receta un huevo más y además le he puesto menos cantidad de leche, también le he añadido un poquito de cebolla. La he tuneado un poco, pero la esencia de la receta es la misma.


El molde que he usado es de silicona con aro desmoldable, de 23 cm de diámetro por lo que sale un pastel finito. Si lo hacéis en un molde más pequeño os saldrá un pastel mas grueso.

Es ideal como primer plato o para tomar como plato único en la cena.



lunes, 20 de octubre de 2014

Arroz caldoso con gamba roja y calamar. {Receta para Thermomix}



El día 20 de cada mes nos damos cita el grupo Desafío en la cocina para publicar la receta propuesta por una de nuestras desafiadoras. Este mes ha sido Rocío del blog Chismes y cacharros la que nos ha propuesto la receta. Cada mes se alterna receta dulce y salada, esta vez ha tocado el turno a la receta salada, nada más y nada menos que un arroz caldoso.

El arroz caldoso ha sido todo un desafío para mi por varios motivos, mi marido es muy arrocero pero no soporta el arroz caldoso, bueno hasta el día que probó mi receta, jajaja. Y además ha sido la primera vez que lo hago, a mi tampoco me volvía loca la verdad.

Tengo que decir que no lo hice muy caldoso, es decir que si a vosotr@s sí os gusta el arroz caldoso podéis añadir a la receta 200 ml  más de agua.

 

El arroz nos ha gustado a todos, niñas incluidas,pero mucho, mucho. Tiene un sabor delicioso, y os aseguro que lo volveré a preparar en más ocasiones. 
La receta esta elaborada con la thermomix y es un remix de varias recetas que vi por la red. Queda pendiente un arroz caldoso de carne!!

Con las cantidades que os pongo tenéis para cinco raciones aproximadamente. Si os sobra lo podéis tomar otro día sin problema, calentándolo en el microondas o en un cazo. No notaréis mucho la diferencia. Ademas se puede sustituir el calamar por jibia o sepia sin problema. 


Vamos a la receta.

viernes, 17 de octubre de 2014

Gâteau quatre quart {Bizcocho cuatro cuartos}





El Gâteau quatre quart o bizcocho cuatro cuartos es un clásico francés que se elabora con tan solo cuatro ingredientes: huevos, harina, azúcar y mantequilla. Además las cantidades de estos ingredientes son las mimas, tomando como referencia el peso de los huevos.

La receta original no lleva levadura, la esponjosidad del bizcocho se consigue montando las claras a punto de nieve. Lo ideal es hornearlo en un molde alargado de plum cake pero también se puede usar un molde redondo o de corona. 

Tengo que confesar que en un principio pensé que no subiría, ya que tardó bastante en hacerlo, además el horneado se nos hizo eterno, más de una hora!!. Comencé abriendo la puerta del horno a los 40 minutos para comprobar que ya estaba listo, y nada... fuimos aumentando el tiempo de 10 en 10 minutos, con su correspondiente introducción del pincho, creo que ese fue el motivo por el que se nos abrió por el centro. 


La verdad es que he tardado mucho en hacer esta receta y hoy por fin la comparto con vosotr@s , y todo gracias a mi hija Carmen que ha sido mi ayudante. Carmen está hecha ya una señorita de 12 años que me ayuda muchas veces en la cocina, sobre todo cuando se trata de recetas dulces. El miércoles me pidió que le ayudará con una receta típica del país vecino, Francia. Quería hacer algún dulce para poder llevar al colegio para el taller de francés.Su idea fue hacer unos crepes (que le salen de escándalo y que no me deja que publique la receta bajo ningún concepto). Le quite la idea de la cabeza ya que hacer crepes para una clase entera me pareció una locura. Le dije que buscara en internet otra receta , que además no fuera muy complicada para que ella la pudiera hacer y también sus compañer@s de clase sí les gustaba. Y así fue como dimos con este rico bizcocho, que yo ya conocía su existencia pero desconocía su origen francés.


Como el bizcocho era para llevar al colegio no hicimos ningún corte ya que me parecía muy feo llevarlo empezado, pero como tampoco lo pudimos probar en casa, os aseguro que habrá corte el día que lo repita.

Este bizcocho se puede aromatizar con vainilla o ralladura de naranja o limón. También he visto muchas recetas que le añaden un sobre de levadura, y no montan las claras a punto de nieve, sino que ponen los huevos enteros. Nosotras hemos querido elaborar la receta original, sin ningún tipo de añadido.

Como os he indicado al principio, las cantidades de harina, azúcar y mantequilla serán la misma que el peso de los huevos. De esta forma podréis elaborar un bizcocho o Gâteau más o menos grande dependiendo de la cantidad de huevos que le pongáis.

Os recomiendo que uséis mantequilla y no margarina, la diferencia es enorme, el sabor del bizcocho cambiaría como de la noche al día.