viernes, 25 de mayo de 2018

Pan de soda con centeno y nueces




El pan de soda es uno de los panes más sencillos que existen. No lleva levadura, no necesita levados ni amasados, simplemente lo removeremos con una cuchara, lo introducimos en un molde y al horno. Pero claro, no se le puede pedir mucho, pero es perfecto para que empieces hacer tus pinitos en el mundo panarra y le vayas cogiendo el gusto a hacer tu propio pan.

No aguanta como un pan con masa madre, al día siguiente se reseca y no estará como recién hecho, pero lo puedes congelar cortado en rebanadas y luego lo tuestas directamente y te sabrá a gloria bendita.

Ver la vídeo receta



En el blog ya publiqué hace tiempo un pan de soda con harina integral de trigo, y os diré que fue mi primer pan y el que me hizo plantearme el meterme en este mundo y liarme con masas más complicadas. Así que continué con la receta del pan milagro y luego ya fue una locura la que me entró por hornear mi propio pan, me compre una cocotte para hornear mis panes, luego descubrí el horno para baguettes, y hasta hoy que no compro pan desde hace un par de años. Todo el pan que consumimos en casa lo hago yo. Tengo un cajón del congelador lleno de pan, molletes para mi marido, barras de aceite de oliva para mi hija Carmen, pan de centeno para mi.... y entre esos que nunca faltan y que repongo cada vez que se acaban, voy haciendo nuevas recetas o repitiendo las que más me gustan.

Y os digo que no me cuesta ningún trabajo hacer pan, todo lo contrario, me encanta, cada día más. Así que os animo, sí aun no lo habéis probado, a que empecéis en este maravilloso mundo panarra. En el blog tenéis un montón de recetas y también en el canal.


He usado harina de centeno que me gusta mucho, y le he añadido unas nueces que le van genial, pero podéis no ponerselas o añadir otro fruto seco, también le van muy bien las pasas o cualquier semilla como pipas de calabaza, semillas de lino.....

Y también podéis sustituir la harina de centeno integral por harina integral de trigo o de espelta. Sale un pan pequeño, ya veis en las fotos que las rebanadas no son muy grandes, pero sí usas un molde más pequeño te saldrá un pan más alto y las rebanadas serán más grandes también. También puedes duplicar cantidades y así tendrás un pan más grande y te cundirá más.


Os voy a ser sincera, no es el pan que más me gusta, pero me parece perfecto para unas prisas o para aprovechar el buttermilk que obtendrás cuando hagas tu mantequilla casera, que puedes ver la receta pinchando aquí. Sin embargo, al resto de mi familia les gusto muchísimo, y eso que están acostumbrados a panes con prefermentos, masa madre, y largos levados. Pero este les gusto mucho, con su sabor peculiar y el toque de las nueces, tanto es así que me han pedido que lo repita.

Ya veis que es un pan de miga compacta, y que la masa es imposible de trabajar a mano, se mezcla con cuchara y directamente al molde. Se puede espolvorear, antes de introducir en el horno, con harina, que es lo que yo he hecho, o con semillas, copos de avena... o dejarlo tal cual.


Y para que no quede ninguna duda de lo sencillo que es, he preparado una vídeo receta, verás que se hace en menos que canta un gallo.

Pero también te dejo la receta escrita, por sí quieres imprimirla o leerla con tranquilidad.

Te pido que me des un empujoncito en el canal, para poder seguir creciendo. Dame un like, comenta, comparte, suscribete y activa la campana para no perderte nada.






martes, 22 de mayo de 2018

Cómo hacer mantequilla


Hacer mantequilla en casa no es fácil, está tirado. Solo necesitas un ingredientes, sí, solo uno, además de un robot de cocina con varillas. Pero es que además esta receta tiene premio, un dos por uno. Con un ingrediente, la nata, vas a obtener dos ingredientes, mantequilla y suero de mantequilla o buttermilk, el famoso y codiciado ingrediente tan utilizado en la repostería americana para la elaboración de muchos de sus cakes.
Suero de mantequilla o buttermilk
Bueno, pues además de obtener un dos por uno, además no vas a tardar nada en tenerlo listo, 15 minutos a lo sumo,lo que tarde tu robot de cocina en montar la nata y luego, seguir batiendo para que se separe la mantequilla del suero.

Pero es que además puedes hacer mantequilla de sabores, añadirle un poco de sal, ajo en polvo, perejil, pimienta.... Y si quieres puedes congelar tanto la mantequilla como el buttermilk para usarlo cuando te venga bien.


Yo la guardo en un recipiente de cristal con tapa, pero también le puedes dar forma de cilindro y envolverla en film transparente, aluminio o papel de hornear.

Mi procedimiento para hacerlo es bastante sencillo, lo veras en el vídeo. Es importante escurrir muy bien la mantequilla, secando con papel absorbente. Hay quien, una vez separada la grasa del suero, pone la mantequilla en un bol con agua muy fría con hielo, para lavar la mantequilla y que no tenga nada de suero, pero yo este paso no lo hago y queda perfecta.


Podéis hacer más o menos cantidad, 500 ml de nata, un litro.... pero ten en cuenta que no lleva ningún tipo de conservante y aunque la guardes en la nevera no te va a durar eternamente, te aguantará sin problema dos semanas, tres como mucho. Por eso te recomiendo que sí no le vas a dar mucha salida no hagas grandes cantidades o que congeles en pequeñas porciones.

Te digo una cosa, una vez que la pruebes, no volverás a comprarla, porque además de rica te va a salir más económica y además ya sabes que no llevará ni colorantes ni nada de nada.


¿Te animas con la receta?

El ingrediente que vas a necesitar es nata de la que se usa para montar, es decir, una nata con un alto porcentaje de materia grasa, al menos un 35%, y además tiene que estar bien fría para que la puedas montar. Podéis hacer la cantidad que queráis, yo suelo hacer un litro de nata con lo que obtengo algo más de 300 gr de mantequilla.

Además necesitarás un recipiente de paredes altas y una batidora o robot provisto de varillas para montar la nata. Cuando la nata comience a separarse, y quede el suero por un lado y la grasa por otro, salpicará mucho, así que usa un bol que tenga tapa o un bol bien alto, para que la nata monte sin problema y no salpique toda la cocina cuando se separe.


El buttermilk lo puedes usar para hacer bizcochos como este o este, y también para hacer pan de soda. Este próximo viernes subiré una receta para que puedas aprovechar el buttermilk.

Te dejo el vídeo para que veas lo sencillo que es hacer tu propia mantequilla.

Y no te olvides de compartir, darme un like, suscribirte al canal y activar la campanita para no perderte nada. Nos vemos el viernes con  nueva receta!!!






jueves, 17 de mayo de 2018

Crema de higos secos y almendra


La receta de hoy es la bomba, una deliciosa Crema de higos secos y almendras, que además lleva un poquito de canela y harina de algarroba. Sí te gustan los higos tanto como a mi, no dejes de hacerla porque además de rica, es súper sencilla y la tendrás lista en un periquete.

Ver la vídeo receta



Los dos ingredientes estrella son los higos y las almendras, la canela y la harina de algarroba son totalmente opcionales, y sí quieres puedes sustituir la harina de algarroba por cacao puro en polvo, o no ponerle nada, simplemente los higos, las almendras y el agua.

La cantidad de agua es orientativa, ya que dependerá de cómo os guste la crema, más o menos espesa. Os aconsejo que la añadáis poco a poco, para no pasaros y que se os quede demasiado líquida.


Aunque yo le he ido añadiendo el agua poco a poco, otra opción es hidratar los higos antes, igual que hice con la crema de dátiles, de esta manera estarán más blanditos y os costará menos trabajo triturarlos.

He usado almendras crudas que tenía en casa con piel. Para retirar la piel, lo que yo hago, es poner las almendras en un cuenco apto para microondas y las cubro de agua, lo caliento unos minutos, las dejo reposar y luego les retiro la piel, que se irá con mucha facilidad. Después las pongo sobre papel de cocina para que se sequen, incluso les podéis dar unas vueltas de microondas para retirar la humedad. Otra opción es usar almendra ya molida.


¿ Cómo tomar la crema de higos y almendras?. Yo me la tomo untada en pan, por las mañanas, lo voy alternando con otra de mis tostadas favoritas, crema de dátiles y queso fresco. También la podéis añadir al yogurt o a la leche. Tiene un sabor y un aroma impresionante, ya os digo que todo el que la ha probado ha alucinado, me lleve un bote al hospital para que le dieran el visto bueno y fue todo un éxito.


Yo he usado unos higos secos que compré en Lidl y que me han gustado bastane, no son tan secos como los que suelo comprar, en el vídeo podéis ver como son, vienen en unas bolsitas y los encontraréis junto a los frutos secos.

La harina de algarroba la compré hace unos meses en la tienda online de El Amasadero, no le he visto en los supermercados, pero seguramente la tendrán en herbolarios o tiendas bio. A mi me gusta mucho, le da un sabor delicioso y además es muy aromática.

Podéis variar la cantidad de ingredientes y hacer más o menos cantidad, a mi me salieron los tres botes que veis en las fotos, cantidad suficiente ya que es una crema que llena bastante y con un poco te sentirás satisfech@. 



La he conservado en la nevera, pero os recomiendo que cuando la vayáis a tomar, la saquéis un poco antes para que esté más blandita y se aprecien mejor todos los sabores. También podéis dejar un bote fuera para uso diario y el resto conservarlo en la nevera.

Espero que os guste la receta y que la hagáis en casa. 

Os dejo los ingredientes aquí y la elaboración la podéis ver en el canal.

No te olvides de suscribirte al canal y activar la campanita para que te lleguen las notificaciones cada vez que suba una nueva receta. Vuestros comentarios y likes me animan a seguir con el canal, por eso os pido vuestro apoyo. Gracias!!!




lunes, 14 de mayo de 2018

Tajine de verduras con garbanzos


Hoy toca receta salada y de cuchara, un Tajine de verduras con garbanzos que no se lo salta un torero, que está súper rico, cargado de verduras y especias, que le dan un sabor muy especial.

Como ya os comente en la entrada del Tajine de pollo con limones en salmuera, este recipiente, de base honda y tapa cónica llamada Tagine o tajine, y cuya pronunciación en tayin, concentra la humedad en su interior y permite la circulación del vapor, por lo que necesitaremos muy poca agua para cocinar los alimentos. El vapor que se produce en la zona baja del recipiente, condensa y gotea sobre los alimentos durante la cocción. 

Aunque yo he usado mi Tajine de Le Creuset, también podéis hacer la receta en una cocotte o una cacerola, aunque el resultado no será exactamente el mismo, pero seguro que sale delicioso porque con los ingredientes que lleva ya os digo yo que os gusta fijo.

Aunque yo le he puesto calabaza, zanahoria y calabacín, admite cualquier verdura que os guste, y podéis añadirle también boniato. Yo he usado garbazos de bote, así acortamos el tiempo de la receta, unos buenos garbanzos cocidos son una muy buena opción.

Es verdad que con la llegada de la primavera van apeteciendo ensaladas y comidas ligeras, pero este plato sin grasa y cargado de verduras ya os digo que se puede tomar todo el año ya que no resulta nada pesado, y legumbres hay que tomar hasta en el mes de agosto. Así que no dejéis de hacerlo, ya veréis que punto tan delicioso le dan las especias.

Espero que os guste y os animéis con la receta.

A finales de semana subiré una nueva vídeo receta, pero mientras tanto os podéis pasar por el canal para ver todas las recetas que tengo, tanto dulces como saladas y de camino, y si aun no lo has hecho todavía, os podéis suscribir al canal, es gratis!!




viernes, 11 de mayo de 2018

Croissant rellenos de crema de speculoos



Hoy os traigo una receta súper sencilla, con tan solo tres ingredientes, unos Croissant rellenos de crema de untar Lotus, o crema de speculoos, deliciosos, con ese sabor tan característico de esta crema.

Para que os resulte más sencillo sí cabe, he hecho un vídeo, aunque ya os digo que no tiene ninguna ciencia, ni mayor complicación.

Ver la vídeo receta



Esta crema esta basada en las famosas galletas Lotus, con su sabor especiado y caramelizado, y le podéis dar muchos usos, y os pongo varios ejemplos, para elaborar una tarta de queso, para hacer un bizcocho como este que publique en mi otro blog o para untar en pan y por supuesto para hacer unos deliciosos croissant hojaldrados.

Para elaborar la receta he usado la crema de speculoos Lotus Biscoff que venía en mi caja Degustabox de este mes. 
Sí tu también quieres recibir todos los meses la Degustabox en tu domicilio, te dejo un código para que la primera caja te salga a 7,99 gastos de envío incluidos, en lugar de 14,99. Solo tienes que poner el código B4ML6



Sí te resulta complicado dar con la crema, yo tengo la solución, la puedes hacer en casa, la receta la publique hace mucho tiempo y la puedes consultar aquí. Y también puedes probar a rellenarlos de mermelada casera o crema de chocolate.



Espero que os guste la receta.