viernes, 2 de diciembre de 2016

Cebolla caramelizada


La cebolla caramelizada es un fondo de armario al que se le puede dar mucho uso en la cocina. Es una receta muy sencilla de hacer y que lo único que requiere es estar pendiente durante media hora de  ir removiendo de ven en cuando.

He visto muchas recetas de cebolla caramelizada, a la que se le añade azúcar , vino dulce tipo Pedro Ximenez, incluso versiones que se hacen con la thermomix. Yo he optado por la receta que me resulto más sencilla y que únicamente lleva cebolla y bicarbonato, la cebolla se cocina a fuego lento y con algo más aceite del habitual para que no se tueste, el azúcar que contiene la cebolla se va caramelizando por efecto del calor. Yo he usado una cocotte baja para hacerla porque me gusta mucho como reparten el calor de manera uniforme, pero se puede usar cualquier otra cazuela o sartén


Hace tiempo que quería hacerla en casa, siempre compraba los tarritos pequeños del super pero la verdad es que no merece la pena porque la versión casera es más rica y saludable, es verdad que no aguanta tanto como la que compras porque no lleva ningún tipo de conservante, pero sí quieres que te dure mucho tiempo solo tienes que limpiar muy bien los botes de cristal hirviendo durante 15 minutos, poner a escurrir sin tocar el interior del frasco., después de rellenar los botes, los cerramos y los introducimos en una cazuela al baño maría durante 30 minutos. Así se esterilizan y se conservan al vacío durante un año aproximadamente. Ya que nos ponemos hacemos una buena cantidad para tener provisiones durante todo el año.


Sí solo quieres tener una pequeña cantidad, como la que indico en la receta, se conservan en la nevera en perfecto estado durante 15 días.

La cebolla caramelizada la podéis añadir a vuestras tortillas de patatas, en aperitivos acompañando a queso tipo rulo de cabra como el que veis en las fotos, en rellenos de carne como este solomillo al hojaldre, también la podéis incorporar a la carne de las hamburguesas o de las albóndigas, a los quiches..... como veis es una receta muy versátil. Y sí la queréis presentar en la mesa para que vuestros invitados se la puedan añadir a gusto a quesos,pates... las mini cocottes son una opción muy bonita y elegante para presentarla en la mesa, ¿no os parece?, un regalo muy bonito para esta Navidad😉

martes, 29 de noviembre de 2016

Bizcocho de limón con streusel


 Bizcocho de limón un clásico donde los haya , que además suele gustar a todo el mundo. Pero este bizcocho de limón tiene un añadido que lo hace diferente y es la cobertura crujiente o streusel de limón. 

La receta es del libro de Xabier Barriga "Bollería", y mucho he tardado en hacerlo porque está de escándalo. De los que sabes que repetirás fijo. Es un bizcocho muy jugosos y la cobertura es deliciosa😋


He usado un molde cerámico de plum cake de Emile Henry  que me gusta a rabiar, además de ser divino de la muerte, reparte el calor de manera uniforme y además puedes presentar el bizcocho en el mismo molde y cortar sin miedo ya que la cerámica vitrificada es resistente a cortes, yo lo he comprado en Claudia&Julia. En este molde también hice un bizcocho de naranja y almendra que os recomiendo porque esta super bueno.


Entre sus ingredientes lleva nata , y he aprovechado el brick de nata especial masas Central lechera Asturiana que venía en mi caja de este mes de Degustabox. Para recibir tu caja mensual  y que la primera caja te salga a 9,99 en lugar de 14,99, gastos de envío incluidos, solo tienes que introducir el código B4ML6


Sale un bizcocho bastante grande, podéis hornearlo en dos moldes o  hacer la mitad de la receta. De todas formas ya os digo yo que no van a dejar ni las migas porque está muy rico.

A partir de hoy, intentaré ir publicando recetas navideñas. El viernes os espero con una receta salada, perfecta para acompañar aperitivos, carnes, pescados... un fondo de armario, o de despensa, que os hará el avío estas fiestas, aunque es perfecta para cualquier ocasión.

jueves, 24 de noviembre de 2016

Bollitos fáciles


Estas barritas o bollitos, dependiendo del tamaño, son además de sencillas ricas hasta decir basta. La primera vez, hice las cantidades que os indico, pero visto el exitazo y que duraron na y menos, ya siempre hago el doble. De esta forma comemos ese día pan recién hecho, y además me hago con un cargamento de pan para los recreos de mi hija Carmen, que no perdona su bocata matutino. Tengo que avisar que según pasa el tiempo van perdiendo y se ponen blandos, así que os aconsejo que sí os sobran las congeléis para tomarlas en cualquier momento como recién hechas.

Pero es que le puedes dar forma redonda y usarlo para comer con hamburguesas, hacer una barra gigante, o bollitos pequeños como los de las fotos. Alguna vez los he cubierto de semillas y quedan genial también. La receta os aseguro que esta probada y reprobada y no sabéis la de bocatas que me he zampado con este pan!!


Como a mi me gusta hornear el pan por la mañana para tenerlo listo para la comida, pero no tener que estar esclavizada toda la mañana pendiente de levados, lo que hago es amaso por la tarde noche, y la fermentación en bloque la hago en la nevera, toda la noche. Por la mañana la saco de la nevera, dejo que atempere y ya paso al formado y a la última fermentación y al horno.

Esta receta vuelve a ser de Iban Yarza, de su libro Hacemos Pan que además he visto que con motivo del Black Friday lo tienen con descuento en Claudia&Julia. Este libro y el de Pan casero también del mismo autor son mis libros paneros de cabecera porque todo lo que he hecho me ha salido perfecto y viene explicado paso a paso, para principiantes.

La mejor harina para elaborar pan es la harina panadera, con un porcentaje de proteínas de 10,5-11,5%. Se puede sustituir por 50% harina floja ( la de repostería con < 10% proteína) 50% harina de fuerza. 

Solo os digo una cosa, cuando los probéis os aseguro que los vais a repetir, un bocata con este pan es el no-va-más, palabra!! En un mes creo que los he repetido 5 o 6 veces, sin exagerar. Además ya veréis que son super sencillos de hacer, complicación cero. Estas barritas han desbancado al pan para bocadillos de Xavier Barriga, es que no tienen nada que ver, le dan mil vueltas. No dejéis de hacerlas!!!

lunes, 21 de noviembre de 2016

Pastel de frambuesa con cobertura crujiente




Las tartas de fruta me gustan mucho, me resultan jugosas y ligeras, sin embargo a mis hijas no les gustan tanto como a mi, por lo que no las hago todo lo que me gustaría. Pero de vez en cuando me pongo firme y preparo alguna, como este pastel de frambuesa con cobertura crujiente, delicia total!

Este pastel no tiene desperdicio, la masa está deliciosa, el relleno ni te cuento y la cobertura es para perder el sentido. Es verdad que aunque lleva fruta no es un postre light pero un día es un día, además es la tarta perfecta para compartir, un café en familia, con los amigos, para una comida especial...


En esta ocasión he usado para el relleno frambuesas congeladas que están disponibles todo el año y salen más económicas, pero se puede hacer con frambuesas frescas, incluso podemos cambiar las frambuesas por moras, arándanos o fresas. 

La cobertura está muy rica y le da un toque crujiente a la tarta que os encantará. Pero es que además podéis hacer más cantidad y usarla para cubrir un bizcocho o unas magdalenas. Se puede congelar sin problema y así la podéis tener disponible y usarla para otras preparaciones.


Para hornear el pastel he usado un Molde cerámico ondulado de Emile Henry  de 26 cm que me gusta mucho ya que además de ser de excelente calidad, la cerámica vitrificada reparte el calor de forma uniforme, es resistente a los cortes, se puede usar en horno, microondas y puedes lavarlo en el lavavajillas sin problema, pero es que además es tan bonito que lucirá en la mesa como ninguno. Yo no solo lo uso para tartas, también preparo platos salados como estas patatas , incluso para sacar platos de pasta o ensalada en la mesa. Yo lo he comprado en la tienda online de Claudia & Julia que además durante esta semana tienen un montón de ofertas con motivo del Black Friday, entre ellas Moldes redondos cerámicos que podéis usar para hacer esta tarta, como este que además lo tienen en oferta.

Espero que os guste la receta de hoy, el jueves nos vemos de nuevo!

jueves, 17 de noviembre de 2016

Pan de calabaza y nueces


Este pan de calabaza con nueces y un toque de canela es rico, sencillo, sin amasado, huele que alimenta, esta bueno recién hecho y delicioso en tostadas mañaneras, con un poco de queso fresco y miel, con mantequilla y mermelada, pero es que le va bien hasta el aceite de oliva y el jamón.

La receta es de Iban Yarza y desde que la vi me quede prendada. La receta original lleva cardamomo pero yo soy más de canela y además me gusta mucho como combina con la calabaza, así que ni me lo pensé.

El pan más otoñal no puede ser, y el aroma que desprende cuando se está cociendo es increíble. Tendrás que irte de casa cuando lo saques del horno para no caer en la tentación y probarlo antes de que se enfrié. 

En la receta original al pan le da forma de calabaza pero yo no he querido complicarme mucho y le he dado forma de hogaza, también se puede hacer una barra alargada. Como ya tengo costumbre, la he horneado en cocotte, ya sabéis que me encanta como salen los panes. He usado una cocotte de 24 cm de diámetro.

La receta se hace en dos días, mucho más cómodo ya que no tienes que estar una mañana entera pendiente del pan. El primer día se mezclan los ingredientes y se amasan mediante pliegues. Se introduce la masa en la nevera, toda la noche, o sí es necesario hasta el día siguiente por la tarde, no pasa nada porque se quede más de 12 horas. Y al día siguiente se procede al formado y horneado. Así lo tienes listo para la comida o la cena sí lo dejas toda la noche y toda la mañana.

Animo con la receta que bien merece la pena!!

Nos vemos el lunes con nueva receta!!