sábado, 30 de abril de 2016

Albóndigas de garbanzos con passata di pomodoro


Un mes más me he unido al grupo de cocinillas Loc@s por Lorraine. Este mes la receta elegida han sido unas albóndigas veganas de garbanzos en salsa de tomate, romero, comino y pipas de calabaza. Yo las he versionado un poco y les he añadido un huevo a la masa ya que me parecía que estaban muy secas, la salsa también la he variado un poco y he omitido alguno de los ingredientes por miedo a que en casa no les gustara.

El resultado, sinceramente, ni fu ni fa, en casa a las niñas les ha parecido muy buena idea comer garbanzos en formato albóndiga más que en cocido, pero nosotros nos quedamos con las albóndigas de toda la vida con su carne picadita y los garbanzos en cocido.


Son unas albóndigas para mi gusto un poco secas a pesar del añadido del huevo y que además cuando se calientan con la salsa tienden a desmoronarse por lo que habrá que calentar la salsa y luego añadir las albóndigas en el último minuto, sí no quieres acabar con las albóndigas deshechas.


Lo que más nos ha gustado de la receta ha sido la salsa de tomate concentrada o passata, que además con el añadido del romero picado le va genial. La receta de la passata es muy sencilla y versátil, pinchando sobre la foto os lleva a la receta. Perfecta para pizza o pasta, y se puede hacer con tomate de pera o con tomate triturado natural. Es una salsa que sin duda os recomiendo.


Como podéis ver en el cartel de este mes, la receta original es vegana, no lleva el huevo que yo le he añadido, y la salsa, además de la passata lleva romero, comino, pipas de calabaza y unos dátiles picados.

jueves, 28 de abril de 2016

Passata di pomodoro: Salsa de tomate concentrada. Receta italiana


Sí os digo la verdad, no había oído hablar nunca de la passata hasta hace bien poco, viendo un vídeo de masa de pizza casera a la que le añadían esta salsa de tomate concentrada o Passata.

Apuntada quedo en mi memoria para llevarla a la práctica cuando me decidiera con la masa de pizza casera. Pero la ocasión de hacerla me ha llegado antes de lo que yo esperaba ya que será la salsa de mi próxima receta y no va a ser una pizza, eso os lo adelanto. El próximo sábado veréis para qué la he usado.

La Passata es un salsa de tomate concentrada con un sabor mucho más intenso que una salsa de tomate normal o un tomate frito. Apenas lleva aceite de oliva, lo justo para pincelar la superficie de la cazuela donde la vayamos a elaborar. Se le pueden añadir hierbas aromáticas, como orégano o albahaca sobre todo si la vamos a usar para pizza o pasta.


Lo ideal es hacerlo con tomates de pera para que sea más casera aún, pero yo os confieso que para terminar por la vía rápida, la he preparado con tomate triturado natural de bote, eso sí, he comprado un tomate ecológico de buena calidad, pero la próxima vez y con más tiempo la haré con tomate fresco.

Es una receta muy sencilla cuyo único inconveniente es que lleva mucho tiempo ya que hay que hacerla a fuego muy, muy lento, sin que llegue a hervir, hasta conseguir una pasta rojo oscuro y con una consistencia densa. Así que, paciencia!!

La próxima vez que la haga pondré el doble de tomate para tener más cantidad y poder usarla para la pizza y la pasta. Ya que te pones, al menos que el esfuerzo merezca la pena!

lunes, 25 de abril de 2016

Pan con masa vieja ( con y sin cocotte)


Buenos días!!
Sigo con mi locura panarra!! Yo que pensé que jamás amasaría, ni haría panes con levados , con masa madre o en este caso con masa vieja, es decir masa de pan no horneada del día anterior, o de varios días, incluso se puede usar masa de pizza . Pues sí, aquí estoy como loca haciendo pan. Comencé con el pan milagro y el pan de soda, y ya he hecho barras de pan, bollos de leche, bollitos para hamburguesas y perritos, y este pan que, de momento es el que más nos gusta.

Lo he hecho muchas veces antes de publicar la receta porque quería probar todas las posibilidades. Con masa de una hornada anterior, con masa vieja hecha para la ocasión, con levadura fresca, con levadura seca, y horneado con y sin cocotte, para que todo el mundo pueda hacer este pan.

Tengo que confesar que en los comienzos no pensaba meterme en muchos líos con el pan, era feliz con el pan milagro. Pero sinceramente, vale la pena meterse un poco más en faena y preparar este pan, sin masa madre, pero con un resultado realmente fantástico.

La primera vez, hice yo mi propia masa vieja con harina de centeno, pero me quedo regular, porque aun no tenía mi cuchara medidora de precisión y era incapaz de medir correctamente la levadura, que como vereís más abajo es mínima. Yo uso esta cuchara medidora de Lacor y estoy encantada, pesa en tramos de 0,1 gramos, más precisa imposible!

La segunda vez lo hice con masa vieja procedente del pan milagro que había hecho un par de días antes, lo hornee en mi cocotte de 24 cm, y además ya tenía mi cuchara medidora y pude pesar la levadura con total precisión. Salió perfecto!!

La tercera vez lo hice con masa vieja hecha por mi con harina panadera y lo hornee sin cocotte, sobre la bandeja del horno. También nos gustó mucho aunque menos que cuando lo hornee en la cocotte. Pero bueno creo que esto ya son sutilezas mínimas.


He usado los dos tipos de levadura y la diferencia que he encontrado es que los levados con la levadura seca son un poco más largos. Pero el resultado final del pan, que es lo que interesa, es el mismo con una levadura o con otra.

Siempre he dejado la masa toda la noche en la nevera y la he horneado a la mañana siguiente para tenerla lista para la comida. No he probado la opción de dejarla levar a temperatura ambiente pero supongo que el resultado será el mismo. Lo hago así porque para mi es más cómodo, ya que de esta forma la tengo lista para la comida y el proceso, al ser en varias tandas no se hace tan pesado.

El segundo levado se puede hacer con o sin banneton,casi siempre uso un banneton redondo cuando lo voy a introducir en la cocotte o uno alargado sí lo hago sobre la bandeja del horno.

Conclusión: si tengo que elegir, me quedo con el pan con masa vieja de una hornada anterior, horneado en cocotte. Pero cada uno que haga lo que más le guste o lo que tenga en sus manos. Y desde luego lo que tengo claro es que horneado en cocotte sale perfecto, independientemente del resto de cosas, es lo más parecido a un horno profesional de panadero.

Sí estáis interesad@s en adquirir una cocotte, no solo para hacer guisos, sino también para hacer un pan espectacular, en Claudia & Julia tienen una oferta, un 30% en la cocotte azúl marsella,en varios tamaños, la oferta estará vigente hasta el 14 de noviembre o finalizar existencias. Desde luego es una oportunidad única, no os parece? 


Lo que sí os digo es que este pan merece la pena hacerlo, nada que ver con el pan milagro. Os pongo dos opciones de hidratacióm, sí no tenéis mucha experiencia os recomiendo que comencéis con el menos hidratado ya que la masa es menos pegajosa, es lo que yo hice. Y cuando lo tengáis dominado, entonces añadir más agua.

Las explicaciones de los dos tipos de amasado son del libro de Yban Yarza, Pan Casero, de donde también es esta receta, al igual que el pan rústico que publique la semana pasada.Un libro que sin duda os recomiendo, no le falta detalle, perfecto para iniciarse en este mundo o para seguir adquiriendo conocimientos.Pero he pensado que también os vendrá bien ver unos vídeos para familiarizaros con el amasado francés y la técnica del plegado.

Os animo a que preparéis esta receta sin miedo, porque sí yo puedo, que soy una negada para los panes, cualquiera puede. Ánimo y al toro!!

viernes, 22 de abril de 2016

Bizcocho de natillas y dulce de leche



Ya sabéis que soy una bizcochera empedernida, y que aunque aquí ultimamente no publico muchos bizcochos, eso no quiere decir que no los haga, y es que se van directamente a mi otro blog, I love bundt cakes, que ya sabéis que llevo con mi querida Bea Recetas y Más

Pero entre bundt y bundt, de vez en cuando hago alguna cosita para publicar aquí, como el bizcocho de zanahoria, manzana y piña que publique hace muy poco y que os aconsejo que probéis porque es una delicia. No me digas que no lo has hecho todavía!!! Pues mal, muy mal, porque ese bizcocho hay que hacerlo sí o sí.

El bizcocho de hoy ha sido a petición de mi hija Carmen, que me ayudo de principio a fin, y aunque no salga en las fotos, lo llego a decorar con dulce de leche, por sí nos habíamos quedado con ganas de más dulce de leche!!


En esta ocasión he usado un molde de silicona de Silikomart, concretamente de la línea Baby Line, el moldelo Goal, para hacer bizcochos divertidos con forma de balón.

La receta es muy sencilla, la podéis hacer con los peques de la casa. Todos los ingredientes deberán estar a temperatura ambiente, así que no os olvideís de sacarlos al menos una hora antes, tanto los huevos como la mantequilla o las natillas.

La próxima semana viene cargada de recetas, os espero el lunes por aquí!

Buen fin de semana.!!

martes, 19 de abril de 2016

Pan rústico con semillas de amapola


 Hola a tod@s!!

Vuelvo con otra receta de pan sencilla, aunque no tanto como el pan milagro, pero con un esfuerzo casi mínimo. El resultado merece la pena, la miga mucho más suelta que mi querido pan milagro al que, siento comunicaros ya casi tengo en el olvido porque me estoy adentrando poco a poco en este mundo y veo que para obtener mejores resultados hay que trabajar un poco más las masas.

Por esta razón, voy a ir publicando los panes que yo he ido haciendo en esta andadura que acabo de comenzar. El más sencillo y por el que recomiendo empezar sí jamás has hecho pan es el pan milagro, en pirex o cocotte, es el primero que yo hice, también el pan de soda es un buen comienzo.

Hoy nos liamos un pelín más la manta a la cabeza, pero solo un pelín, y el resultado es el que veis en las fotos, mola verdad?. Y lo mejor de todo es que está muy rico.


Estas barras son muy sencillas ya que no necesitan amasado, ni el uso de banetton, simplemente con un bol grande, nuestras manos y un poco de paciencia, tendremos esta maravilla. El reposo en la nevera durante toda una noche otorga aroma,sabor, corteza y ese reposo en frío "amasa". Yo las he hecho varias veces, variando las semillas, sin semillas, en formato hogaza y en una barra única sin retorcerla. También las he hecho cambiando las proporciones de harina integral, 100 gr de integral y 400 de harina blanca. La he hecho usando levadura seca y levadura fresca y siempre el resultado ha sido espectacular teniendo en cuenta que el esfuerzo es mínimo.

Os he preparado un reportaje fotográfico con el paso a paso para que os animéis y os pongáis sin demora manos a la obra. De verdad que no es complicado, y es un pan que os va a gustar mucho. Se puede congelar como cualquier otro pan para poder disfrutarlo durante toda la semana.

La receta es del libro de Yban Yarza "Pan casero", un libro muy recomendable, me encanta, explicado de forma sencilla, con recetas para todos los niveles y del que he probado muchas recetas que os iré enseñando. Para mi ahora mismo, es la biblia del pan, ideal sí te esta empezando a picar el gusanillo del pan. Además también tiene una edición especial que incluye vídeos!!

viernes, 15 de abril de 2016

Crema de cebolla a la cerveza


Aunque en casa no somos muy de cremas ni sopas, hay unas cuantas recetas que hago con bastante frecuencia, sobre todo en los meses de más frío, para entrar en calor y que el cuerpo se entone. No suelo hacer grandes cantidades porque mis hijas se niegan en redondo a tomar pures, de la sopa de picadillo no hay quien las saque.

Esta crema de cebolla con cerveza es una auténtica delicia, siempre me quedo con ganas de más!! Sí además le pones una rebanada de pan con queso rallado y la gratinas ya puedes casi tocar el cielo con las manos. Pero en esta ocasión solo la he querido acompañar de unos picatostes, que se que hay quien ya está pensado en la operación bikini.

Sí no os queréis liar mucho encendiendo el horno, otra opción es espolvorear la crema bien caliente con queso rallado para que se funda y tostar unas rebanadas de pan en el tostador y colocarlas encima, es una versión más rápida. Nosotros la solemos tomar simplemente espolvoreada con queso, mucho queso!!

Hace un tiempo descubrí una mantequilla en Carrefour con ajo y finas hierbasque siempre tengo en la nevera, me encanta, la uso para la bechamel, cuando hacemos raclette y para los sandwich y es perfecta para esta crema o para la sopa de cebolla. Por sí os interesa os dejo este enlace par que la veais. Otra opción es usar una mantequilla cualquiera y añadirle una cucharada de finas hierbas.

Para la receta he usado cerveza Cruzcampo Cruzial que venía en mi Degustabox de este mes. Sí te interesa recibir cada mes en tu domicilio esta caja llena de sorpresas y que la primera caja te salga a 9,99 en lugar de 14,99, gastos de envío incluidos, solo tienes que adjuntar este código al hacer tu pedido: AFA58

Sí te gustan las cremas y sopas, te recomiendo la crema de guisantes, la crema de calabaza a la menta o la sopa de cebolla

No dejéis de hacerla porque está de escándalo y se hace en un abrir y cerrar de ojos!

Os dejo el vídeo que subía ayer a Instagram con el paso a paso aunque es muy sencilla y no vais a tener ninguna duda a la hora de prepararla


Nos vemos la semana que viene con una receta de pan, que tengo un montón de recetas nuevas que os iré enseñando poco a poco.

Y no os olvidéis que también me podéis encontrar en Facebook, en Twitter, en Instagram o Pinterest..

martes, 12 de abril de 2016

Gofres de Lieja. Receta definitiva, la mejor del mundo!!


No exagero sí os digo que llevo detrás de una receta de gofres de Lieja como 20 años, y no exagero, en serio. He probado muchísimas recetas y ninguna hasta el momento me había gustado ni siquiera un poco.

Pero hoy puedo deciros que por fin he dado con la mejor receta de gofres que he probado nunca, y no pienso buscar más porque esta es la receta definitiva de los gofres de Lieja, los que llevan el azúcar perlado.

El mérito es de Sandra de La receta de la felicidad y de su libro Chocolate. Me consta que Sandra se ha currado la receta y que después de muchas pruebas ha conseguido dar con la mejor receta de gofres que he probado jamás. La receta original además de venir en su último libro, Chocolate, que he tenido la suerte de ganar en un concurso de Canal Cocina, también la ha publicado en su blog. Cuando los probéis me daréis la razón.


Es una receta al alcance de cualquiera porque no tiene dificultad. La única condición es tener una gofrera, y conseguir azúcar perlado o hacerlo casero, en la red encontraréis muchas recetas. Yo he probado el de la marca Home Chef, pero sale muy caro, Sandra aconseja este, que al menos sale mejor de precio. Sí tenéis la suerte de viajar a Bélgica o Francia, encontrareis azúcar perlado en muchos supermercados y a precios muy inferiores a los de cualquier tienda online. Yo el año pasado me traje un kilo que compré en Francia en un Carreforur, este verano que volveremos al país vecino pienso volverme con unos cuantos kilos.


Con esta receta salen muchos gofres, podéis invitar a medio vecindario!. No sé cómo quedarán congelados porque yo lo que hice fue hacerlos todos, y como entre los cuatros no fuimos capaces de tomarlos todos, al día siguiente los calentamos un poco en el tostador y estaban deliciosos. Seguramente si los congeláis una vez fríos y luego los descongeláis a temperatura ambiente estén ricos también, pero no os puedo asegurar el resultado porque no lo he probado.


La gofrera no es necesario engrasarla con mantequilla y no se pegan para nada. Podeís hacer gofres grandes, que os queden rectangulares como la placa de la gofrera, o poner menos cantidad y os quedarán unos gofres más redonditos.

Se pueden servir acompañados de mermelada, nutella, nocilla, dulce de leche, helado, crema de vainilla, lemon curd....pero es que solos están de escándalo!! 


lunes, 11 de abril de 2016

Quesadillas de queso de cabra con miel y anacardos



En casa somos muy fans de la comida mejicana, y rara es la semana que no preparo algo para la comida o la cena.

Las quesadillas me gusta prepararlas para una cena informal, y las suelo rellenar de jamón york y queso porque es como más les gustan a mis niñas.


Pero quería preparar algo diferente, y con una combinación dulce-salada que tanto me gusta. Con tres ingredientes tenemos unas quesadillas super buenas, queso de cabra en rulo, anacardos y miel. Una combinación espectacular.

Los anacardos se pueden sustituir por pistachos, avellanas o nueces sin problema. No os olvidéis de rociarlas con miel porque les da un punto muy especial, y nadie lo notará.

En la receta no os pongo cantidades porque dependerá de la cantidad de tortitas que queráis hacer y sí os gustan más o menos cargadas.


Las hemos acompañado de aguacate troceado, un puñado de anacardos y un chorrito de miel. No os podéis imaginar lo rico que está el aguacate con miel. No lo habéis probado nunca?. Pues para mi es un manjar, me encanta tomarlo de postre o en la merienda, DELICIOSO!

He usado unas tortitas 100% maíz, y por tanto libres de gluten, que venian en mi caja QuéBox de este mes. 
Estas cajas se reciben cada dos meses y estan cargadas de productos sin gluten y sin lactosa. Además tienen una página web Qué puedo comer, con recetas, buscador de alimentos...


Para que os hagais una idea, estos son los productos de la caja de este mes:
- Fideos de arroz Star Lion
- Leche de coco Thai Heritage
- Crema de coco Thai Heritage
- Sport Life bebida lactea recuperante, sin gluten y con lactosa
-Tiras de maíz facundo, sin gluten y sin huevo
- Galletas digestive Gullón , sin gluten, lactosa, frutos secos, huevos y proteína de leche
- Leche Única Semidesnatada sin lactosa
- Mahou San Miguel apta para celiacos
- Caldo exótico Genmai Miso Amandín
- Tortitas 100% maíz nixtamalizado La reina de las tortitas

martes, 5 de abril de 2016

Bizcocho de zanahoria, piña y manzana en cocotte


Los bizcochos en casa no faltan y preparo uno todas las semanas. Desde que hice la Tarta de zanahoría, tenía en mente hacer un bizcocho de zanahoría con algún añadido más, y así surgió la receta de hoy, un super jugoso bizcocho de zanahoría, piña y compota de manzana.

También lleva nueces pecanas, que me gustan a rabiar, pero como es complicado encontrarlas en España, las podéis sustituir por nueces normales, incluso las podéis sustituir por otro fruto seco que os guste más o no ponerlas. Además lleva especias, canela, jengibre, nuez moscada y vainilla que le aportan aroma y sabor. Esta hecho con aceite de girasol,lo que lo hace más ligero que sí le hubiese puesto mantequilla, se puede sustituir por aceite de oliva suave sin problema.

Lo he horneado en una cocotte de 24 cm, dado el resultado tan bueno que me están dando las cocottes con los panes quería hacer la prueba con el bizcocho y la verdad es que me ha encantado. Pero se puede hornear en el molde que tengáis en casa, que sea más o menos de ese diámetro. Aprovecho para contaros que en la tienda online Claudía&Julia tienen todos los productos de Le Creuset en color negro y azul marsella, como el de mi cocotte, con un 15 % de descuento, y la oferta dura hasta fin de mes. Además hasta el próxiimo 28 de abril, sí compras una cocotte de hierro fundido te regalan el libro de  cocina Le Creuset para que le saques todo el partido a tu cocotte. Yo no me lo perdería!


La compota de manzana la he visto en muchos supermercados incluso hay quien usa los potitos de los bebes, pero sinceramente es muy sencillo hacerla en casa y no tardaréis nada. Al final de la receta os explico cómo hacerla.

La zanahoria la he rallado con el Rallador de 4 caras Microplane una adquisición reciente al que le estoy sacando mucho jugo y que sin duda os recomiendo, el mejor rallador que he tenido en mucho tiempo. El precio es algo elevado, pero lo vale y se amortiza rapidamente ya que puedes rallar cualquier cosa y con diferentes grosores. Yo lo uso a diario, desde el desayuno con el tomate para las tostadas, hasta la cena. Siempre lo tengo en funcionamiento!

Antes de añadir la piña a la masa deberéis escurrirla muy bien de su jugo, yo la dejo unos mimutos sobre papel de cocina para que absorba todo el líquido.

Os va a gustar mucho, yo me lleve la mitad al trabajo y fue todo un éxito. Incluso tuvo muy buena acogida en casa, y eso que  mis hijas que no son de bizcochos con frutas o verduras.


Se puede cubrir con un glaseado de azúcar glas y agua, con azúcar y canela o acompañar de un frosting de queso como el que usé para la tarta de zanahoria. O dejarlo sin cobertura para que resulte más ligero.

Sin duda es una receta que volveré a repetir en breve.

Esta semana, volveré a publicar receta, y seguramente sea receta salada. Os espero!