jueves, 27 de abril de 2017

Pan de semolina


Hace mucho tiempo que quería usar un paquete de semolina ecológica que compré en el Amasadero, junto con un montón de harinas más. Me apetecía probar un pan de semolina, y buscando por la red dí con esta receta de El Panadero Casero que me gusto mucho.

La sémola fina de trigo duro es de textura gruesa, color amarillento e intenso sabor. Se suele usar para elaborar pizzas o panes planos, pero también en panes combinado con harinas mas finas como la de fuerza o panadera, o como en esta receta, en panes al 100% . También se usa para espolvorear las palas y que las masas no se peguen al introducirlas al horno, incluso para espolvorear el pan.

Este pan no lleva nada de levadura, pero sí un prefermento que hay que preparar un par de días antes. Es una masa muy fácil de trabajar, no merece la pena que uséis ni panificadora ni amasadora, ya que con los periodos cortos de amasado y reposo, la tendréis lista sin apenas esfuerzo.

Además la fermentación retardada en la nevera le va a ir a las mil maravillas, aunque también tenéis la posibilidad de hacer el pan del tirón, con un último levado de dos horas a temperatura ambiente. A mi me gusta mucho meter las masas en la nevera, ya lo sabéis, lo hago siempre. Me encanta tener la masa lista por la mañana para poder hornearla y degustar el pan en la comida recién hecho. Además me siento menos esclava y con más libertad, sin tener que estar todo el día pendiente del pan.

En esta ocasión he hecho una hogaza, pero se pueden hacer panecillos, barras.... a gusto del consumidor. Y como siempre he horneado en cocotte, eso lo tengo como costumbre y os aseguro que no lo cambio por ninguna piedra ni nada de nada. Os cuento cómo hacerlo también sin cocotte.

Como algo excepcional, porque casi siempre hago las fotos del blog por la mañana cuando mis hijas están en el colegio, he contado con la ayuda de mi hija pequeña Carmen que posó encantada con el pan entre sus manos. Ahora que se acerca el buen tiempo, y los días son más largos, creo que empezaré a fotografiar por la tarde y así mi "peque" me puede ayudar ejerciendo de modelo 😉


Sin duda será un pan que repetiré porque nos ha gustado mucho, con un aroma y un sabor especial.

Y tú, te atreves con la receta??

lunes, 24 de abril de 2017

Falso Cous Cous de Coliflor


Falso, falsísimo este cous cous, porque es coliflor, ni más ni menos. Se le puede añadir lo que te guste, yo le he puesto cebolla pochada, almendra laminada y pasas.

Hace tiempo que vi esta manera tan divertida y diferente de prepara la coliflor, y la verdad es que he tardado mucho en hacerlo, porque está bien rica. En casa como más nos gusta la coliflor es cocida al dente y luego rebozada y frita, pero este falso cous cous de coliflor me parece una opción más sana ya que te evitas la fritura.

Para conseguir que la coliflor adquiera la apariencia de cous cous, hay que retirar los tallos de la misma y quedarnos solo con los ramilletes. Con un cuchillo, un rallador de corte grueso o un procesador de alimentos o la thermomix, vamos a conseguir que la coliflor parezca lo que no es. Yo he probado con el cuchillo, con el rallador y con la thermomix, y me quedo con esta última porque lo haces en un momento pero sí no la tienes prueba con los otros métodos que te comento.

Le he añadido unas especias para cous cous que tiene un toque picante y que le van que ni pintado, pero también puedes ponerle Ras el Hanut o curry. Prueba a añadirle unos pistacho, o unos anacardos y utilizalo para acompañar platos de pollo o cordero.

Bueno, pues espero que os guste esta forma diferente de tomar la coliflor. Yo seguiré investigando nuevas recetas con un toque exótico que tanto me gustan y os iré contando por aquí.

Nos vemos!!

jueves, 20 de abril de 2017

Hogaza con poolish


El poolish es un fermento líquido en el que la proporción de harina y de agua es la misma.Lleva muy poquita levadura, lo que hará que consigamos un pan con mucho sabor, aroma y mayor conservación que sí hacemos un pan con mucha levadura. Esta hogaza con poolish es una delicia, de fácil amasado y que podemos hornear directamente sobre una piedra o bandeja de horno o en cocotte, como os indico más abajo.

Para que este prefermento haga su función, debemos tenerla a temperatura ambiente durante 12 horas aproximadamente, por lo que podéis prepararlo por la noche para hacer el pan al día siguiente, o bien preparar el poolish por la mañana, amasar por la tarde-noche, dejar reposar toda la noche en la nevera, y hornear al día siguiente. La última opción es la que yo hago.


Cuando hago por primera vez una receta de pan, suelo preparar hogazas pequeñas, de un kilo más o menos, y si veo que me gusta la receta, entonces doblo cantidades y hago panazos, porque merece la pena unos minutos más de horneado y así tengo pan para varios días y el congelador a tope para mis tostadas, y no tengo que estar horneando con tanta asiduidad. Cuando doblo cantidades, entonces uso una cocotte ovalada de 33 cm, y sí el pan es normalito, entonces uso la cocotte redonda de 24 cm.

Esta receta vuelve a ser de Ibán Yarza, y es que todas sus recetas me gustan, desde luego yo he aprendido todo lo que se de pan con sus libros y sus vídeos. Estoy deseando que saque su próximo libro, soy muy, muy fan de Iban!



Bueno, nos tomamos unas rebanadas de pan? No me digáis que no tienen buena pinta 😋


lunes, 17 de abril de 2017

Pastel de patata relleno de jamón y queso


No, no es una tarta de manzana, aunque es verdad que sí no te fijas mucho lo puede parecer. Es un pastel de patata relleno de jamón y queso que está para chuparse los dedos.

La única pega que le pongo a este pastel es que tarda una hora en hornearse y no hay quien soporte ese olorcito durante tanto tiempo sin poder hincarle el diente.

Está rico recién hecho, pero es que al día siguiente está igual de rico, en frío o templado un poquito en el horno o en el microondas.


Mis hijas, cuando llegan del colegio, lo primero que preguntan cuando entran por la puerta es ¿ qué hay de comer? será algo rico ¿no?. Cuando toca comer legumbres o alguna verdura que no sea de su agrado bufan un poco, aunque luego se lo comen más o menos sin rechistar. Cuando el otro día llegaron del colegio, la frase fue: " qué bien huele mamá, seguro que has hecho algo rico!!". Les gusto a rabiar, no paraban de decir, uhmm, uhmmm, y yo más feliz que una perdiz!


Para preparar este delicioso pastel solo necesitáis patatas, cebolla, huevos, harina, nata o leche entera y jamón y queso para el relleno.

Para el relleno he usado queso raclette, pero podéis usar cualquier queso en lonchas que funda bien. Lo hemos probado con leche entera y con nata, sale rico le pongas lo que le pongas. Y también lleva un toque de especias y orégano, pero esto también lo dejo a vuestra elección. Tengo costumbre de darle un toque de nuez moscada a muchas comidas, y el orégano no falta en mi despensa tampoco, y por supuesto la pimienta en grano recién molida que la usamos a diestro y siniestro toda la familia.


Sí os ha gustado la pinta del pastel por fuera, supongo que estaréis babeando de ver el interior, está rico a rabiar. Esta receta no podéis dejar de hacerla, además ahora que por fin tenemos buen tiempo y apetece salir de casa, de excursión, picnic, incluso por Almería ya hay quien ha empezado con las sesiones playeras, es una opción más que buena para llevar de picoteo.


Nos vemos el jueves con nueva receta!

lunes, 10 de abril de 2017

Hot Cross Buns. Panecillos de Viernes Santo.



Los Hot Cross Buns, panecillos de Viernes Santo o panecillos de la cruz, son unos bollos tipo brioche típicos de los países anglosajones. La cruz que los adorna simboliza la crucifixión,y esta se puede elaborar a base de una mezcla de harina, con un glaseado o simplemente realizando unos cortes en forma de cruz en la masa.

Son unos panecillos ligeramente dulces y especiados, con pasas y cítricos confitados. Las especias que suelen llevar, aunque esto va a gusto de cada uno, es canela, nuez moscada, Pimienta de Jamaica, jengibre, comino y clavo. Las recetas que he consultado van muy especiadas, yo he preferido no ponerle demasiadas especias y solo le he añadido canela que en casa nos gusta mucho y un poquito de nuez moscada.


He seguido la receta que publicó hace unos días Eva de Bake Street, con alguna ligera variación un poco a mi gusto. Los he hecho dos veces en una semana, la primera vez con chips de chocolate en lugar de pasas ya que a mis hijas no les gustan nada. Salieron muy ricos pero nada fotogénicos, los hice todos en una misma bandeja, las cruces me quedaron muy feas, y decidí repetirlos, pero esta vez con pasas y añadiendo algo más de leche a las cruces ya que para mi gusto la primera vez me quedó una masa muy espesa. 

La segunda prueba que hice, que es la que veis en las fotos, fue con pasas y los horneé en dos tandas. Hay que tener en cuenta que crecen durante el horneado y tienden a pegarse unos a otros, así que lo ideal es hacer 9 y 9. Esta segunda vez además dejé la masa toda la noche en la nevera y al día siguiente los forme y los horneé, de esta manera me resulta menos pesado.


El glaseado de la primera hornada me quedo perfecto pero en la segunda se me fue el santo al cielo y me quedo un glaseado que casi convierto en caramelo. Pero la verdad es que en casa ya no quieren repetir más bollitos de cruz, están deseando comer torrijas!!

Están muy ricos, quedan esponjosos y blanditos y además se conservan en perfecto estado de un día para otro. Se pueden congelar sin problema y descongelar a temperatura ambiente. Se pueden abrir y rellenar de jamón de york, o mantequilla y mermelada, crema de cacao....Pero os digo que no necesitan ningún relleno porque están deliciosos tal cual.


Los podéis hacer con una amasadora tipo Kitchen Aid o en panificadora. Yo he probado ambos métodos, cualquiera de los dos está bien.

Espero que os animéis a preparar estos deliciosos bollitos. Me despido hasta después de Semana Santa, el próximo lunes nos vemos!!!

jueves, 6 de abril de 2017

Panquemao o Panquemado


El panquemao o panquemado es un dulce típico de la comunidad Valenciana que se suele consumir en Semana Santa. Hace tiempo que quería hacerlo en casa, y por fin este año me he lanzado con la receta, y tengo que decir que nos ha gustado mucho, con un sabor similar al Roscón de Reyes.

Con las cantidades que indico me ha salido un pan bastante grande, y que tardó un poco más de lo previsto en hornearse, creo que la próxima vez que lo repita haré dos panes y así tardará menos en hornearse y además se puede congelar uno o regalarlo.




Se conserva muy bien de un día para otro, más días no os puedo decir porque nos lo comimos, y no sabéis que rico está mojado en chocolate bien espesito, que es como le gusta a mi hija Carmen.

Otra opción que también me gusta mucho, es hacer mini panquemaos, en versión individual, creo que ese será el siguiente formato que probaré.



A mitad de horneado hay que cubrir el pan con papel de aluminio sí no queremos que en lugar de un panquemao tengamos un panchurruscado. Antes de introducir en el horno este debe estar precalentado a 190º. Durante el horneado volverá a crecer, hay que tenerlo en cuenta sí se hacen varios en la misma bandeja, hay que dejar una separación entre ellos para que no se peguen unos a otros.

Aunque yo le he puesto un chorrito de anís dulce, que me encanta en los dulces, se puede sustituir por una cucharadita de agua de azahar, extracto de vainilla, o no ponerle nada.


Espero poder sorprenderos la semana próxima con otro dulce de Semana Santa, aunque no prometo nada ya que voy mal de tiempo, pero la intención es hacer al menos una receta más.

Vamos a la receta...



lunes, 3 de abril de 2017

Dulces típicos de Semana Santa


La Semana Santa es tiempo de procesiones para unos, de vacaciones para otros, son días de pasar con familia y amigos y de preparar ricos dulces típicos de estas fiestas, algunas conocidas a nivel nacional y otras típicas de cada comunidad. También existen dulces típicos de otros países que yo estoy dispuesta a ir descubriendo.

En este post tenéis una recopilación de recetas típicas de estas fechas, que espero ir aumentando poco a poco, en casa no creo que vayan a poner mucha pega 😊

Mi dulce preferido de Semana Santa, sin ninguna duda son las torrijas, y prueba de ello es que en el blog encontraréis varias recetas. El año pasado incluso hice el pan para torrijas !! No dejéis de hacer los canutillos de torrija, son mis preferidos!!
Otro dulce muy típico es la Mona de Pascua, pero además os enseño cómo decorar el huevo de pascua, muy sencillo y queda precioso.
En Semana Santa no pueden faltar los roscos, pestiños, borrachuelos, el arroz con leche....

Espero poder aumentar la familia de postres para Semana Santa poco a poco. De momento, el próximo jueves os espero con la receta del Panquemado o Panquemao. Y estoy haciendo pruebas con unos bollitos típicos ingleses que se toman el Viernes Santo, hemos probado una receta que nos ha gustado mucho pero que tengo que mejorar, espero poder tenerla lista para la semana que viene.


¿Algún dulce típico de vuestra comunidad? Me encantaría conocerlos, me lo cuentas en los comentarios?