6 de abril de 2020

Roscos fritos de huevo para Semana Santa



Aunque estemos encerrados en casa y no tengamos ni procesiones, ni reuniones familiares , ni salidas con los amigos, eso no quita para hacer dulces típicos de esta época. En casa ya hemos hecho además de estos roscos fritos de huevo, pan de torrijas y por supuesto torrijas, y pronto haremos leche frita que nos encanta.


Esta receta la descubrió mi hija Carmen el año pasado en el canal de You Tube de La dulce Teresa, y desde entonces es la receta que siempre hacemos aunque la hemos adaptado a 2 huevos y no los bañamos en almíbar. Es una receta de 10.


Roscos fritos de huevo para Semana Santa




Me gusta preparar este tipo de recetas, en las que hay que ir friendo y rebozando con alguien, y siempre es mi hija Carmen la que está dispuesta y le encanta meterse en faena. Esas manos de las fotos son ellas, y es que estoy aprovechando que las tengo en casa para que "aparezcan" en las fotos.



Espero que os animéis con esta receta porque ya os digo que son una delicia. En el blog tengo muchas más recetas de semana santa, podéis verlas todas pinchando aquí. Aunque mis preferidos son estos:



Esta semana publicaré la receta de pan de torrijas, aunque ya tengo una receta publicada, esta última me gusta más porque es un pan tipo brioche que tiene un sabor alucinante.

Mucho ánimo y recuerda que hoy es un día menos.

5 de abril de 2020

Leche frita con y sin Thermomix




En casa llevamos más de dos semanas haciendo dulces de Semana Santa. Este año hemos comenzado con la leche frita que aunque ya tengo una receta publicada de hace tiempo he querido probar esta receta que os traigo hoy y que es de Thermorecetas, y os digo que después de probarla en varias ocasiones, la primera vez fue hace un año, la mía creo que no la volveré a hacer porque aunque sale muy rica, la masa queda muy blandita y es complicada de rebozar.

Leche frita con y sin Thermomix



Esta leche frita queda perfecta, se maneja perfectamente y queda con una textura blandita y deliciosa. En casa ha sido un ir y venir continuo, y ya estamos pensando en prepararla de nuevo. Incluso mi hija mayor que decía que no le hace mucha gracia, se ha tomado cuatro tozos del tirón.


Yo siempre la hago con la Thermomix, porque aunque la uso poco, hay recetas que salen estupendas y una de ellas es la leche frita. Pero os voy a dejar como hacerla también sin thermomix para que todo el mundo pueda probarla.





Para hacer leche frita hay que planificarse un poco, ya que no es que te entre el antojo y la haces corriendo, bueno sí pero no. Y es que necesita un reposo de aproximadamente 3 horas para que la masa se ponga dura y luego la podamos cortar en porciones más o menos grandes, eso va al gusto, rebozarlas y freírlas sin que se nos haga un amasijo.

Una vez hecha la leche frita, la tenemos que pasar aun molde que habremos untado con mantequilla o aceite. El molde que usemos será cuadrado o rectangular, y dependiendo del tamaño, os saldrán porciones más o menos gorditas. Yo he usado un molde rectangular de 24x20 cm y me han quedado con un grosor perfecto para mi gusto.



Espero que os animéis y la hagáis en casa porque de verdad que queda una leche frita deliciosa, jugosa a más no poder.


A nosotros nos encanta recién hecha, pero evidentemente no nos la hemos comido toda de una sentada. Pero os doy el truco de mi hija Carmen para que siempre la toméis como recién hecha:
➤ Coge tu trozo, ponlo en un plato y calienta en el microondas durante 10-15 segundos, deja reposar un poco y disfruta de tu leche frita como recién hecha.



Mañana tenéis nueva receta típica de esta época, unos roscos de huevo fritos que son una delicia.
En el blog tengo varias recetas más, típicas de esta época que os pueden interesar y que podeís ver pinchando aquí. Nos vemos mañana de nuevo.
Ánimo y recuerda que hoy es un día menos.



3 de abril de 2020

Verduras con garbanzos en Crock-Pot



Mi olla de cocción lenta no descansa, las tengo a pleno rendimiento, y es que tengo tres, de diferentes capacidades según la cantidad de comida que vaya a preparar. La receta de hoy la hago mucho, aprovecho las verduras que tengo en ese momento y además uso garbanzos cocidos de bote por lo que la receta solo se reduce a cortar las verduras y ponerlas en la olla, aunque siempre me gusta sofreír un poco la cebolla y el apio.


Verduras con garbanzos en Crock-Pot


Las cantidades de verduras son aproximadas, como os he comentado podeís poner lo que tengais en ese momento, lo que os guste. A mi me gusta añadir boniato pero se puede susituir por patata o poner ambas cosas, incluso no poner nada.


Siempre le añado especias, jengibre, comino y canela, porque me encanta el aroma y el sabor que le aporta. Y como siempre os comento, le añado también tomate concentrado que le da un sabor increible a este tipo de platos.




También lleva caldo de verduras que podemos sustituir por caldo de pollo, de cocido o por agua. La cantidad también se puede variar, dependerá de si os gusta con más o menos caldo, nosotros lo solemos tomar más seco, pero la verdad es que muchas veces se lo pongo a ojo. Tened en cuenta que las verduras van a soltar también algo de agua.




Adaptar la receta al tamaño de vuestra olla, en esta ocasión he usado la de 6,5 litros porque tenía mucha verdura y quería hacer cantidad para poder llevarle también a mi madre. Pero normalmente suelo hacerlo en la de 3,5 litros y le pongo menos cantidad de garbanzos y de verdura. Ya veis que es una receta que se adapta perfectamente a gustos y a lo que tengamos en la nevera.


En el blog tenéis muchas más recetas de legumbres en olla lenta:

Y si no tienes olla lenta, esta receta la puedes hacer también en un Tajine o en una olla normal, puedes ver la receta aquí: Tajine de verduras con garbanzos


Recuerda que puedes descargarte mi Ebook gratuito bizcochos, puedes hacerlo desde esta entrada.

Te dejo la receta escrita, pero ya sabes que puedes adaptarla a tu gusto. También te dejo la vídeo receta. No te olvides de suscribirte a mi canal de YouTube y activar la campanita para no perderte nada. Es gratis!




1 de abril de 2020

Bizcocho sin harina ni levadura



En estos días de locura, ya no solo falta lejía en el supermercado, ahora es practicamente imposible encontrar levadura tanto de repostería como de panadero e incluso es bastante complicado encontrar harina. En mi última salida solo había un triste paquete de harina para freír, nada más, ni de repostería, ni de fuerza, ni de maíz, ni espelta. Por eso he pensado que os puede venir de perlas tener una receta de bizcocho sin harina ni levadura.


Bizcocho sin harina ni levadura



Estaréis pensando que me he vuelto loca, pero os aseguro que cuando os diga los ingredientes que lleva veréis como es posible, aunque imagino que os estaréis haciendo una idea al ver alguno de los ingredientes que aparecen en las fotos.


Pues bien, la harina la vamos a sustituir por almendra molida y la levadura no la necesitamos porque sí bates a punto de nieve las claras y las incorporar con mucho cuidado a la masa para evitar que se bajen, estas harán que tengas un bizcocho esponjoso sin necesidad de levadura.




Podéis comprobar en las fotos como queda una miga super esponjosa y aireada. Aunque lo mejor será que hagáis la prueba. Es un bocado exquisito que se deshace en la boca.


Podéis aromatizar la masa con ralladura de naranja o limón, con canela, con vainilla. Ya veréis que la receta es muy sencilla y tan solo vais a necesitar tres ingredientes: huevos, almendras y azúcar, más el añadido que queráis para aromatizar. 



Ya veis que no necesitamos mil cosas para preparar un rico bizcocho. Pero además esta masa la podéis hornear en moldes para magdalenas, en un molde redondo, alargado, cuadrado, rectangular, o como yo que he usado un molde de 6 cavidades de Nordic Ware


 La harina de almendra la venden en todos los supermercados, en Amazon también, pero se puede hacer en casa triturando almendra cruda pelada con un robot de cocina.



Espero que os sirva de ayuda la receta de hoy. En el blog también tengo publicado desde hace tiempo una receta de bizcocho sin levadura, aunque este sí que lleva harina y mantequilla. Ayer lo compartí en Instagram y en Facebook, para poder ver la receta pincha aquí.


Os recuerdo que esta a vuestra disposición mi ebook gratuito de bizcochos, para descargarlo o visualizarlo solo tenéis que ir a este enlace.