11 de abril de 2019

Arroz con leche condensada. Receta en Thermomix, Slow-Cooker y tradicional



Lo prometido es deuda, y como ya os dije en la entrada anterior, hoy toca otra receta de Semana Santa, Arroz con leche condensada, aunque es verdad que es un dulce tradicional español que apetece en cualquier época. 

La novedad de esta receta es que está endulzado con leche condensada en lugar de usar azúcar y además os enseño como hacerlo en thermomix, en slow-cooker o Crock-Pot y en una olla. Así que no vais a tener excusa para prepararlo.

Ver vídeo receta



Os diré que yo siempre he preparado el arroz con leche en la thermomix, porque me encanta como queda y porque me parece muy cómodo. Y además siempre lo hago con leche condensada porque sale con un dulzor perfecto, no os penséis que sale muy dulzón!, y con una cremosidad que es una pasada.

Pero entiendo que no todo el mundo tiene la Thermomix, aunque desde que el Lidl hizo su clon, cada vez más gente tiene o la original o la copia, que por cierto después de un estudio comparativo he visto que vale la pena comprar la versión barata de Lidl.

Así que en esta entrada os enseño como hacerla por los tres métodos, el clásico, en una olla, cacerola o cocotte, en la thermo y en mi querida y amadísima olla de cocción lenta, slow cooker o crock pot.



La receta en thermomix está más que probada, la llevo haciendo desde hace 20 años así que ya os digo que sale pluscuamperfecta, fue una de las primeras recetas que publiqué en el blog. En la olla normal la he hecho una sola vez hace mucho tiempo, sale muy bien también, pero claro, hay que estar pendiente todo el tiempo, removiendo y tal.

En slow cooker es la primera vez que la hago, y además he grabado la vídeo receta para que no tengáis ninguna duda, y aunque es bastante cómodo, yo me sigo quedando con la versión en thermomix ya que sale un pelín más cremoso.

He usado una slow cooker pequeña de 1,5 litros, por lo que las cantidades que he usado son justo la mitad de los ingredientes que os pongo en la receta. Sí usas una olla más grande, como la de 3,5 litros, puedes hacer la receta tal cual, y si la olla es más grande aun tendrás que ir adaptando las cantidades al tamaño de la olla. 


Creo que en las fotos se puede apreciar bien la textura del arroz, sale cremoso, ni muy líquido ni muy espeso.

Os dejo la receta escrita para que la podáis leer con tranquilidad o por sí la queréis imprimir, y también la vídeo receta en slow cooker



Arroz con leche condensada:


Ingredientes:


  • 1 1/2 litro de leche entera
  • 200 gr de arroz redondo
  • 400 gr de leche condensada
  • la piel de un limón
  • 1 rama de canela
  • Canela molida al gusto 

Elaboración en thermomix:

  1. Poner las mariposas en las cuchillas.
  2. Verter en el vaso de la thermomix todos los ingredientes, excepto la leche condensada.
  3. Programar 40 min/ 90º/ vel. 1
  4. Pasado el tiempo, añadir la leche condensada y programar 5 min./ 90º/ vel.1
  5. Retirar la piel de limón y el palo de canela.
  6. Verter el arroz con leche en cuencos individuales y espolvorear con canela en polvo.


Elaboración en cacerola o cocotte:

  1. Poner en un cazo la leche con la piel de limón y la rama de canela.
  2. Calentar la leche y cuando llegue a ebullición, agregar el arroz y cocinar 20 minutos contados a partir de que la leche vuelva a hervir. Comprueba antes de añadir la leche condensada que el arroz esté blandito, sí no es así, continua unos minutos más la cocción.
  3. Pasado el tiempo, retirar la piel de limón y la rama de canela.
  4. Añadir la leche condensada, cocinar 5 minutos más sin dejar de remover.
  5. Verter el arroz en cuencos individuales y decorar con canela en polvo.

Elaboración en Slow-Cooker:

  1. Poner en la olla la leche, la pie, de limón y la canela. Tapar y cocinar 1 hora en alta.
  2. Pasado el tiempo, destapar, añadir el arroz, remover y cocinar otra hora en alta con la olla tapada.
  3. Pasado el tiempo, retirar el palo de canela y el piel de limón. Añadir la leche condensada, remover y cocinar 1 hora más en alta con la olla tapada.
  4. Pasado el tiempo, destapa la olla remueve durante un minuto más y ya tienes listo tu arroz con leche.
  5. Verter en cuencos individuales y decorar con canela al gusto.

* Sí utilizas una olla pequeña de 1,5 litros, como la que ves en la vídeo receta, pon la mitad de ingredientes de la receta.





5 de abril de 2019

Leche frita con Thermomix




El tiempo pasa volando, y a pesar de tener todavía mantecados en mi despensa, ya estamos con los dulces de Semana Santa. Este año hemos comenzado con la leche frita que aunque ya tengo una receta publicada de hace tiempo he querido probar esta receta que os traigo hoy y que es de mi amiga Bea, Bea Recetas y más, y os digo que después de probar su receta, la mía creo que no la volveré a hacer porque aunque sale muy rica, la masa queda muy blandita y es complicada de rebozar.


Esta leche frita queda perfecta, se maneja perfectamente y queda con una textura blandita y deliciosa. En casa ha sido un ir y venir continuo, y ya estamos pensando en prepararla de nuevo. No creo que pase de este fin de semana para repetirla, y en Semana Santa, cuando nos reunamos con la familia caerá de nuevo., Ya veis que nos ha gustado muchísimo.

La receta la vio mi hija Carmen en el Instagram de Bea, y le faltó tiempo para decirme que se la preparara. Y yo que soy muy bien mandá y que además le tenía unas ganas locas, me faltó tiempo para ponerme con las manos en la masa, o mejor dicho en la thermomix. Y es que lo siento para quien no tenga la maquinita, pero mira que yo la uso poco, pero tengo que decir que la leche frita, o el arroz con leche salen de escándalo. Pero os digo que Bea tiene como hacerla por el método tradicional en su blog, para verla pincha aquí.



Para hacer leche frita hay que planificarse un poco, ya que no es que te entre el antojo y la haces corriendo, bueno sí pero no. Y es que necesita un reposo de aproximadamente 3 horas para que la masa se ponga dura y luego la podamos cortar en porciones más o menos grandes, eso va al gusto, rebozarlas y freirlas sin que se nos haga un amasijo.

Una vez hecha la leche frita, la tenemos que pasar aun molde que habremos untado con mantequilla o aceite. El molde que usemos será cuadrado o rectangular, y dependiendo del tamaño, os saldrán porciones más o menos gorditas. Yo he usado un molde rectangular de 24x20 cm y me han quedado con un grosor perfecto para mi gusto.


Espero que os animéis y la hagáis en casa porque de verdad que queda una leche frita deliciosa, jugosa a más no poder.

A nosotros nos encanta recién hecha, pero evidentemente no nos la hemos comido toda de una sentada. Pero os doy el truco de mi hija Carmen para que siempre la toméis como recién hecha: 
➤ Coge tu trozo, ponlo en un plato y calienta en el microondas durante 10-15 segundos, deja reposar un poco y disfruta de tu leche frita como recién hecha.


El platito cuadrado de porcelana y el bol con forma de lágrima es de Ohgar,que es un outlet online de menaje del hogar, vajilla y cocina, con precios más que buenos. Yo tengo un mónton de cositas chulas de esta tienda!!

La próxima semana tenemos nueva receta en el blog y en el canal, será un dulce típico de Semana Santa, aunque en España lo tomamos durante todo el año. Además os enseñaré como hacerlo en thermomix, tradicional y Crock-Pot. Así que muy atentos!!

31 de marzo de 2019

Como hacer una cobertura de chocolate perfecta para tus bizcochos


¿Te gustaría conseguir unos bizcochos con una cobertura de chocolate perfecta, dura y crujiente? Pues te aseguro que es más sencillo de lo que puedas imaginar. Solo vas a necesitar unos cuantos trucos para lograrlo, en la vídeo receta de hoy te lo cuento todo.

Este tipo de cobertura sirve para cualquier bizcocho, y puedes hacerlo con el chocolate que más te guste, con más o menos porcentaje de cacao. Mi cobertura tiene un porcentaje del 50%. Y además puedes añadir al chocolate una cucharada de aceite de coco o girasol para que quede más brillante pero es totalmente opcional.

Ver vídeo receta


El único requisito para conseguir esta cobertura crujiente y perfecta es hornear el bizcocho en un molde de silicona y cubrirlo con la cobetura una vez que el chocolate haya enfriado.

De verdad que no puede ser más sencillo, y queda muy chulo, además al cortar el bizcocho ya veras que capa tan gordita de chocolate te va a quedar, aunque también dependerá de la cantidad de chocolate que pongas, pero te recomiendo que no escatimes para que te quede perfecta y no queden zonas del bizcocho sin cubrir de chocolate.

No me entretengo más y te dejo el enlace a la vídeo receta porque una imagen vale más que mil palabras. Muy pronto subiré al blog y al canal la receta del bizcocho que preparé para hacer la cobertura.

No te olvides de suscribirte al canal sí aun no lo has hecho y activar la campanita para no perderte nada. Ya sabes que es completamente gratis.

Nos vemos muy pronto.







18 de marzo de 2019

Tarta de queso y chocolate blanco



Mañana es el día del padre, así que me adelanto con esta tarta de queso y chocolate blanco que está para chuparse los dedos. Lleva una mezcla de tres tipos de queso, un poquito de azúcar, que sí quieres incluso puedes omitir, y chocolate blanco. Y ya os adelanto que no es nada empalagosa.

Esta tarta la hice hace mucho tiempo y en casa nos gusto mucho, me habían pedido infinidad de veces que la repitiera pero no veía el momento. Pero hace unos días, aprovechando que vino mi hija mayor a pasar unos días, la volví a repetir, aunque variando ligeramente la receta original.


Es una tarta que mejora mucho con el reposo, por lo que os aconsejo que la hagáis con al menos 24 horas de antelación para disfrutarla al máximo.

Como veis no le he puesto nada de mermelada por encima, y es que no lo necesita en absoluto. Simplemente la he acompañado de unas fresas aprovechando que estamos en plena temporada.

La base de galletas y mantequilla es deliciosa. He usado galletas lotus que eran las que tenía en casa en ese momento, pero podéis usar las que queráis. A mi me gusta poner unas galletas buenas porque se nota la diferencia.

Como veréis en la preparación, la tarta se hornea durante 40 minutos y luego se deja una hora más dentro del horno para que termine de cocerse con el calor residual. Pasados los 40 minutos de horneado, la tarta estará temblorosa y os puede parecer que está cruda aun, no le pongáis más tiempo de horno porque entonces quedará seca. Con el calor residual terminará de cuajar y quedará perfecta.


El molde que he usado es de 24 cm de diámetro y es desmontable, lo puedes ver aquí. Sí usas un molde más pequeño, puede que necesite más tiempo de horneado, y te quedará más alta.

Espero que os animéis con esta tarta porque ya os digo que merece la pena, está para chuparse los dedos.

Os dejo con la receta.

15 de marzo de 2019

Bombones rellenos de lemon curd. Receta para el día del padre


Hoy os traigo una receta perfecta para el día del padre que además es perfecta para preparar con los peques, Bombones rellenos de lemon curd o crema de limón. Un contraste que gustará a grandes y mayores.

Para hacer estos bombones solo vais a necesitar dos ingredientes y un molde especial de silicona. Yo he usado uno muy apropiado para este día, con forma de pelota, pero podéis usar cualquier otro, incluso usar una cubitera sí no tenéis un molde específico.

Es tan fácil como fundir chocolate y rellenar, pero para que no os quede ninguna duda os he preparado la vídeo receta.

Ver vídeo receta


El relleno de lemon curd o crema de limón, es también super sencilla de hacer además de estar de escándalo. La semana pasada publiqué en el blog y el canal la receta solo tienes que pinchar aquí para verla.

Que no os de pereza hacer tanto la receta del lemon curd  como de los bombones porque son rapidísimas de hacer. Además el lemon curd lo podéis usar para otras cosas como ya os conté en la anterior entrada, bizcochos, tartas, magdalenas...

Yo he usado un chocolate negro con un 70% de cacao pero se puede hacer con más o menos porcentaje, eso dependerá de vuestro gusto.


Sí queréis hacer más cantidad, solo tendréis que doblar ingredientes, ya os digo que os vais a comer estos bombones como sí fueran pipas. En casa no duraron ni un asalto, hay quien casi ni los prueba,  yo he tenido un picoteo continuo, son una perdición.

Os adelanto que con esta deliciosa crema de limón, he preparado dos recetas más que tengo pendiente de publicar, lo haré lo antes posible para que podáis darle uso al lemon curd.


En el blog tengo muchas más recetas de bombones, que os pueden valer como inspiración para el día del padre, pero también podéis hacer alguna rica tarta o bizcocho para ese día. Es la ocasión perfecta para que los niños os ayuden a preparar un dulce para regalar a papá.

Yo para ese día tengo pensado preparar una tarta de manzana con la ayuda de mi hija pequeña , que le gusta mucho ayudarme con los postres. Aun tengo que pensar qué receta haré, en el blog tengo unas cuantas publicadas, pero alomejor pruebo alguna receta nueva.


Espero que os haya gustado mi propuesta. El lunes publicaré otra receta perfecta para el día del padre, así que nos vemos muy pronto!!.