24 de mayo de 2019

Mantequilla de cacahuetes casera


Hacer crema o mantequilla de cacahuetes en casa es de las cosas más sencillas que hay. Solo necesitas un ingrediente y un procesador de alimentos o picadora. Punto y final.

Claro que sí lees los ingredientes de la mantequilla de cacahuetes que venden en los supermercados, la lista es bastante más larga, pero ya os digo que la mantequilla de cacahuetes solo necesita eso, cacahuetes, ni más ni menos. 

Y quien dice mantequilla de cacahuete dice de cualquier otro fruto seco, avellanas, nueces, anacardos... ya que el procedimiento es el mismo.



Los cacahuetes que necesitamos para hacer la mantequilla deben ser naturales, nada de cacahuetes fritos, también se pueden usar cacahuetes tostados sin sal ni nada más, o comprar los cacahuetes al natural y tostarlos en el horno o hacer como yo la hago, con cacahuetes naturales sin tostar.




Una vez tengas lista la mantequilla, le puedes añadir trocitos de cacahuete para darle un toque crunchi. 

Se puede conservar a temperatura ambiente, pero en épocas de calor os recomiendo que la conservéis en frío. Antes de tomar, la puedes dejar atemperar un rato para que esté más blandita.




La mantequilla de cacahuete se puede tomar untada en pan, acompañada de mermelada, o usarla para hacer galletas, bizcochos, brownies, bombones...... Es totalmente adictiva, y quien la prueba queda enganchada y sí además has probado la industrial, verás que esta mantequilla no tiene nada que ver, sabe a cacahuete y punto.


Esta vez la preparé para hacer las galletas con garbanzos cocidos que publiqué hace unos días en mi perfil de Instagram, y que te dejo enlazada aquí, por sí quieres hacerlas. Son unas galletas sanas, sin azúcar, sin harina, sin huevo, perfectas para intolerantes o para los niños, un bocado delicioso y ultra sano.

No he hecho vídeo receta pero sí he fotografíado el paso a paso para que podáis ver como va cambiando la consistencia de la crema. He usado una picadora de mano, pero se puede hacer también con la batidora o con la thermomix, dependiendo de la potencia, tardarás más o menos tiempo, pero ponle al menos un par de minutos.

Yo he usado cacahuetes al natural con piel, también se pueden usar cacahuetes tostados. La mantequilla la puedes hacer con los cacahuetes tostados o sin tostar. Sí queires tostar en casa los cacahuetes, simplemente hay que pelarlos, forrar una bandeja de horno con papel vegetal y hornear unos minutos.

Tarro y mantel individual de la tienda Ohgar


Lo primero que haremos será pelar y retirar la piel a los cacahuetes. Podéis hacer la cantidad que queráis.

Y comenzamos a picar.


Poco a poco, los cacahuetes irán soltando su propio aceite y empezará a espesar la crema. Conviene remover de vez en cuando para que se trituren de manera homogénea.


Seguiremos picando hasta conseguir una consistencia cremosa, como veis en la foto.Aunque también depende del gusto de cada uno, sí te gusta encontrar o no pequeños trocitos en la crema.


Y ya la tenemos lista. De manera opcional puedes añadir unos cacahuetes troceados y remover para darle un toque crunchy.
 Pasamos a un tarro de cierre hermético.


Y aunque se puede conservar a temperatura ambiente, yo os recomiendo que la guardéis en la nevera.


Perfecta para untar en pan, sola o acompañada de mermelada o para preparar infinidad de postres.





20 de mayo de 2019

Stirato. Barra de pan italiana. Sin amasado


Este sábado pasado volví a hornear estas maravillosas barras de pan sin amasado, conocidas como Stirato, las baguettes italianas. Sí me sigues en Instagram, viste más o menos el proceso ya que lo fui subiendo a stories. En realidad hice cuatro barras porque era la segunda vez que las hacía y no quería que pasará como la primera vez, que nos comimos más de una barra de una sentada. Quería que me sobrará para poder congelar e ir tirando durante la semana de esta delicia de pan.

Para los que no me seguís en Instagram ( mal, muy mal), os cuento que corte el pan para enseñar la miga, y de camino hice una encuesta para ver sí queríais la receta, avisando que eran unas barras para chuparse los dedos, sin miles de levados, sin amasados imposibles, sin necesidad de amasadora, totalmente para principiantes. Pues la encuesta lo dejo bastante claro, de 500 votos, solo 1 decía que no quería la receta. Creo que se arrepentirá cuando vea lo fácil que son.... Así que por mayoría absolutísima, aqui os dejo la receta de estas barras riquisimas, facilisimas y crujientísimas.



La receta es de Esbieta, y desde que la vi en su canal me entraron por el ojo. He tardado poco en llevarlas a la práctica porque hacer pan para mi no es ninguna pereza, todo lo contrario, sí tuviese tiempo hornearía todos los días. Además da gusto ver la buena acogida que tiene en casa, y es que los cuatro somos muy paneros.

Como ya os digo, la receta no tiene ningún misterio, es para principiantes, el amasado se hace dentro del bol y con una cuchara. Todo el levado es en la nevera y lo siguiente es formar las barras con la ayuda de una zona de trabajo muy muy enharinada para que no se nos pegue la masa. Se dejan levar otra hora, se estiran (de ahí su nombre) y al horno.


Sí te sobra pan, lo puedes congelar porque ya te adelanto que tostado está para morirse de rico. Un chorro de un buen aceite de oliva y un poco de sal y no necesitas más. Aunque no está de más si lo acompañas con jamón, salmón, queso, lomo embuchado...... 

La corteza es súper crujiente y el interior, ya veis en las fotos, con una miga muy alveolada, digna de un PAN con mayúsculas.



Os recomiendo que la primera vez hagáis dos barras, como os indico en los ingredientes, para que lo probéis por sí no os gusta, cosa que dudo mucho. Y la siguiente vez, dobléis cantidades, y así hacéis cuatro barras, para lo cual necesitaréis un bol grande ya que luego la masa va a crecer, y tendréis que hornear las barras en dos veces. Además en el paso de cortar el rulo, en lugar de cortarlo en dos, lo cortáis en cuatro y listo.


Espero que no os de pereza y antes de que empiecen a subir las temperaturas y os de pereza, y sobre todo calor, encender el horno, hagáis estas baguettes italianas, porque cuando las probéis vuestros desayunos, bocatas, comidas y cenas ya no serán lo mismo.

Y sí no quieres perderte todo lo que pasa en mi cocina, te animo a que me sigas en Instagram y en mi canal de YouTube, que es gratis!!!

Nos vemos muy pronto. Besitossss


14 de mayo de 2019

Bizcocho de nata


Aquí tenéis una receta de Bizcocho de nata muy fácil y que yo hago con mucha frecuencia ya que me encanta lo jugoso que queda.

Además a esta receta le puedes añadir frutos secos, pasas, frutas escarchadas... incluso trozos de manzana o de cualquier otra fruta porque queda muy rico.

Cuando tengo lemon curd en la nevera, me gusta añadirle unas cucharadas, pero entonces le pongo menos azúcar y queda para chuparse los dedos.

A mi me gusta batir los ingredientes con unas varillas eléctricas, ya que queda mucho más esponjoso, pero se puede hacer con unas varillas de mano también.


Para hornearlo he usado un molde redondo de 20 cm de diámetro de la marca Pyrex que es de  Ohgar, el outlet de menaje del hogar, vajilla y cocina. Tengo varios moldes de esta marca y me gustan mucho porque tienen un precio muy bueno y la calidad es estupenda, con una antiadherencia espectacular. 
El plato cuadrado de porcelana que veis en las fotos es también de la tienda, y ya veis que es una monada, y es que esta tienda es una gozada, ya que tienen mucha variedad a precios estupendos.

Os recomiendo que uséis un molde de un tamaño similar, ya que no sale un bizcocho muy grande. Sí tu molde es más grande, puedes doblar las cantidades, pero entonces puede que necesites más tiempo de horneado, por eso es importante comprobarlo. con una brocheta antes de sacarlo del horno.



Espero que os animéis con la receta y me contéis que os parece. Además de rico queda muy jusgoso y con una miga muy tierna.

Os recuerdo que también me podéis seguir en Instagram y en You Tube.

Nos vemos muy pronto!!!

9 de mayo de 2019

Hamburguesas de coliflor y calabaza



Bueno, pues ya están aquí las hamburguesas de coliflor y calabaza para poder acompañar el pan de cúrcuma que publiqué el martes. ¿A que tienen buena pinta ? Pues no solo la tienen, es que lo están, y mucho!!


Como os comenté el otro día, hace unos meses me tope en la revista de Thermomix con unas recetas que me llamaron mucho la atención, tome nota de ellas y las guardé para hacerlas en un futuro no muy lejano, y a pesar de los pronósticos, las he hecho antes de lo que pensaba. Y estoy deseando volverlas a repetir!

Hace algún tiempo publiqué en el blog unas hamburguesas de coliflor y Ras el Hanout muy ricas también, te las dejo enlazadas por sí te apetece probarlas



La receta de estas hamburguesas no la he seguido al pie de la letra, pero más que nada porque me faltaban algunos ingredientes y la he adaptado a lo que tenía en mi nevera. Con esto os quiero decir que vosotros también la podéis adaptar un poco a vuestros gustos o como yo, a lo que tengáis en ese momento.


Estas hamburguesas se pueden hacer también con zanahoria,calabacín, espinacas, brocoli...., intentando respetar las cantidades totales de verduras. Y al igual que las semillas de chía que yo le añadí, se pueden hacer sin ellas, o incluso añadirle otra semilla que os guste más o trocitos de frutos secos. Lo bueno de las recetas saladas, es que dan pie a este tipo de adaptaciones.

Como veréis también llevan harina de garbanzo, que la encontráis en la mayoría de supermercados, y en herbolarios. Pero os adelanto que con un buen procesador de alimentos se puede hacer en casa. Sí la receta la elaboras con Thermomix, no es necesario la harina, ya que los garbanzos secos los tritura a la perfección.

Muy pronto subiré al blog y al canal como hacer harina de garbanzos casera.



Por supuesto que no es imprescindible acompañarlas de pan de hamburguesas, se pueden tomar con una buena ensalada y te sabrán igual de ricas. Pero la verdad es que con el pan de cúrcuma saben a gloria bendita. Aunque también las puedes acompañar de unos panecillos de leche y aceite de oliva que tienes en el blog.

Yo las he hecho en el horno, pero también se pueden hacer a la plancha en una sartén con un chorrito de aceite de oliva.


Con las cantidades indicadas salen aproximadamente 9 hamburguesas, aunque va a depender del tamaño y grosor que le deis. Una vez frías se pueden congelar bien envueltas en film transparente y luego simplemente las calentáis en una sartén engrasada con aceite de oliva. Yo lo he probado y quedan como recién hechas.

Espero que os haya gustado la receta de hoy, pero como siempre, espero que las hagáis en casa porque se que os van a gustar mucho. Además me parece una idea perfecta para los pequeños de la casa que suelen ser más reacios a tomar ciertas verduras como la coliflor.

Muy pronto volveré con nueva receta. Besos!!

7 de mayo de 2019

Pan de cúrcuma para hamburguesas. Receta con y sin Thermomix


Hace unos días os enseñé en stories de Instagram unos panecillos que hice para tomar con unas hamburguesas de verdura. Os dije que la subiría al blog, y aunque me he demorado una semana, ya tenéis aquí la receta, que además os he puesto para que la hagáis con o sin thermomix.

Este pan de cúrcuma ha sido todo un descubrimiento, y mis hijas no solo lo han tomado con hamburguesa, también lo han tomado con un chorrito de aceite de oliva y jamón, con queso... Les ha gustado muchísimo!!


Salen 8 panecillos que sí os sobran los podéis congelar sin problema. El primer día los tomamos con unas hamburguesas de coliflor y calabaza, que será la próxima receta que publique, y los que me sobraron, los congelé abiertos por la mitad. Cuando los quieras tomar, los dejas descongelar a temperatura ambiente, o sí tienes mucha prisa, se pueden descongelar unos segundos en el microondas. Nosotros, luego los tostamos un poco en un pequeño hornillo y quedan como recién hechos.


Esta vez no hay vídeo receta, pero en historias destacadas de Instagram os he dejado alguna foto y vídeos del día que los hice, lo podéis encontrar como Pan Cúrcuma. Y ya de paso, y si no me sigues todavía, puedes empezar a seguirme en Instagram ya que encontrarás recetas que aquí nos subo por falta de tiempo y me es más sencillo hacerlo en Instagram, ya que es hacer una foto y escribir directamente la receta. Así que ya sabes, no lo dejes más!!


He usado levadura fresca de panadería pero también se puede usar levadura seca, la proporción será de 1/3 , por lo que necesitaréis 8 gr para redondear. La verdad es que cuando vi la receta me parecioó mucha levadura, así que he pensado que la próxima vez que la repita, disminuiré la cantidad y alargaré los tiempos de levado, incluso puede que con un reposo en bloque en frío que tanto me gusta, para conseguir unos panecillos más ricos y aromáticos. Pero ya os digo que tal y como os dejo la receta salen deliciosos.


Yo los he hecho con la thermomix, que la verdad uso muy poco, sobre todo para preparar masas, ya que me gusta más amasar a mano. Pero la receta la ví en una revista de thermomix hace un par de meses y me la apunté junto con la receta de las hamburguesas porque me llamó mucho la atención y estaba deseando probarlas.

Vosotros podéis hacer el amasado a mano, con una amasadora provista de gancho o usar la thermomix.


Y para que vayáis abriendo boca, os dejo una foto de esta rica hamburguesa vegetariana que será la próxima receta que publicaré, y además será muy pronto, esta misma semana.

Espero que os haya gustado la receta de hoy y que la hagáis en casa, sí tenéis alguna duda, me podéis preguntar en los comentarios o mandarme un mail o hacerlo a través de Instagram, os contestaré lo más rápido posible.


3 de mayo de 2019

Galletas con lemon curd. Vídeo receta


Hoy os traigo una receta de chuparse los dedos, Galletas con lemon curd o crema de limón casera. Y de verdad no exagero, son unas galletas blanditas con un sabor a mantequilla y con el relleno de lemon curd que las hace irresistibles. Cuando las pruebes no podrás parar!!


Hace un mes os enseñé como hacer lemon curd o crema de limón en el microondas, además preparé la vídeo receta para que no os quedará ninguna duda de lo fácil y rápido que es, muchos de vosotros me habéis confirmado que es una delicia. Es verdad que os prometí varias recetas con esta crema, y salvo los bombones rellenos no he podido compartir con vosotros más recetas con lemon curd. Y es que a parte de estas galletas tengo también una receta de bizcocho que se que os va a gustar mucho.

Voy con retraso porque tanto las galletas de hoy como el bizcocho, van acompañadas de vídeo receta y la edición de los vídeos es lo que más tiempo me lleva. Es por eso que subo vídeos con menos frecuencia de la que me gustaría.


La masa de estas galletas admite cualquier otro relleno, como crema de chocolate o mermelada, pero a mi particularmente me vuelven loca con la crema de limón. Y como tengo un limonero en casa, estoy más que surtida de limones, y es que hacer una crema de limón con limones ecológicos es lo ideal.

A pesar de llevar el lemon curd, que ya de por sí es dulce, aunque sí habéis probado mi receta sabréis que no lo es en exceso, las galletas no son dulzonas, así que no os preocupéis porque están deliciosas.


He querido publicar la receta hoy porque me parecen perfectas para regalar el día de la madre, unas galletas hechas en casa serán un acierto seguro. Sí además las guardas en un recipiente bonito mucho mejor. Yo he usado un bote de cristal del outlet de menaje del hogar, vajilla y cocina Ohgar, os dejo el enlace de la tienda y del bote por sí queréis cotillear.

Pero además son perfectas para que los niños os ayuden ya que la masa es muy manejable, no se pega nada en las manos, y la idea de que con sus deditos hagan el hueco para poner el relleno, les va a gustar mucho.

Espero que os guste la receta de hoy, la dejo escrita para que la podáis leer con tranquilidad o por sí la queréis imprimir y también la vídeo receta para que no os quede ninguna duda.


 Y no me quiero ir sin recordaros que la suscripción al canal es totalmente gratuita y además os invito a que me sigáis en Instagram , donde publico casi a diario fotos y recetas que no publico en el blog



30 de abril de 2019

Browkies: Brownie&Cookie


Cuando estas indeciso y no sabes si comerte un brownie o hacer unas cookies, esta es la solucción: haz Browkies y todos tan contentos.

Hace mucho tiempo que les tenía echado el ojo a esta interesante fusión de recetas, pero se me ha ido acumulando en mi larga lista de recetas pendientes hasta que el pasado mes de febrero pensé que ya iba siendo hora de llevarla a la práctica. Pero no he tenido tiempo de publicarlas en el blog hasta dos meses después. En fin, tengo una larga lista de recetas pendientes de publicar, a ver sí poco a poco las voy desempolvando.



El día que hice la receta dude si hacerlas en formato galleta o hacerlas en un molde como sí de un brownie se tratará. Como no me decidía, lo que hice fue hacer la mitad de la receta formato galleta y la otra mitad la hornee en una skillet pequeña. Además así podíamos decidir en una atacada que versión nos gustaba más.


En formato galleta todos estuvimos de acuerdo en una cosa y es que queda más rica la masa propia de la cookie, la que lleva los trozos de chocolate. Lo suyo es comerse la galleta por el centro, donde ambas masas se unen, para poder mezclar los dos sabores, porque sino ya os digo que ganará el sabor de la masa de la cookie.


Sin embargo cuando probamos la que hornee en la skillet nos gustaron ambas masas, ya que la parte del brownie queda muy jugoso y además cuando lo tomas siempre vas a poder degustar ambas masas a la vez ya que la masa de brownie queda abajo y la de galleta arriba, al meter la cuchara o el diente si la tomas con la mano, te llevas un poco de cada y sabe a gloria bendita.


Aunque yo he usado una sartén de hierro para hornear mi browkie, se puede usar un molde cuadrado como los que se usan para el brownie o el que tengas por casa. Incluso puedes usar un molde para magdalenas o muffins y te quedará perfecto.



El formato en sartén de hierro o skillet me encanta, parece una mega galleta y si además le pones una bola de helado en el centro y lo cubre con chocolate fundido ya puede ser un pecado mortal. Yo decidí no añadir más calorias extras a la receta pero ya os digo que me lo pensé bastante.

Por cierto, en los ingredientes de la masa de brownie os he puesto nueces, yo no se las puse porque a mis hijas no les gusta que el brownie lleve frutos secos, pero se pueden añadir nueces, avallanas, pistachos, lo que queráis. Además le he añadido un poco de harina de almendra pero se puede omitir y poner solo harina de trigo, entonces sería un total de 90 gramos.


Esta receta en realidad es un dos por uno porque podéis hacer galletas con la receta de la masa de cookies, hacer brownie con la receta de la masa de brownie o tirar la casa por la ventana y hacer Browkies. Tú decides!!


Espero que os guste la receta y la hagas en casa, y si es así, ya me contarás que te ha parecido.
Nos vemos muy pronto.
Mara


24 de abril de 2019

Salmón al horno con calabacín



Ya va tocando desintoxicarse de tanto dulce de Semana Santa, aunque tengo que confesar que hasta ayer hemos estado comiendo torrijas y leche frita. 

La receta de hoy es muy sencilla, además he preparado unas fotos del paso a paso para que no quede ninguna duda. El salmón al horno con calabacín es una receta que hago con bastante frecuencia desde hace un año más o menos. Sale muy rico y no tiene la menor complicación.

Suelo usar unos lomos de salmón congelado que venden en los supermercados Lidl, me gustan porque al ser gorditos no se resecan con el horneado y además siempre tengo en el congelador para una emergencia.



Siempre los hago igual, con calabacín, pero se puede poner otra verdura que os guste o poner verduras variadas. El principio lo metía todo a la vez, pero el calabacín quedaba demasiado al dente y a mi hija pequeña no le gustaba. Así que ahora lo que hago es que pongo el calabacín solo, mientras se precalienta el horno y los dejo hasta que lo noto más o memos blandito.

Las cantidades dependerán de los comensales, yo pongo tres o cuatro lomos y un calabacín grande. Como el salmón es un pescado bastante graso, la verdad es que con un lomo por persona tenemos suficiente.

Para hornear el salmón he usado una bandeja ovalada de barro de la tienda online Ohgar, que es un outlet de maneja del hogar, menaje y cocina con unos precios increíbles. Tengo muchos productos de esta tienda que ya os he enseñado en muchas ocasiones. 

Y pasamos a la receta, que os la recomiendo porque además de rápida y sencilla es una receta sana y muy rica que gustará a todo el mundo.

11 de abril de 2019

Arroz con leche condensada. Receta en Thermomix, Slow-Cooker y tradicional



Lo prometido es deuda, y como ya os dije en la entrada anterior, hoy toca otra receta de Semana Santa, Arroz con leche condensada, aunque es verdad que es un dulce tradicional español que apetece en cualquier época. 

La novedad de esta receta es que está endulzado con leche condensada en lugar de usar azúcar y además os enseño como hacerlo en thermomix, en slow-cooker o Crock-Pot y en una olla. Así que no vais a tener excusa para prepararlo.

Ver vídeo receta



Os diré que yo siempre he preparado el arroz con leche en la thermomix, porque me encanta como queda y porque me parece muy cómodo. Y además siempre lo hago con leche condensada porque sale con un dulzor perfecto, no os penséis que sale muy dulzón!, y con una cremosidad que es una pasada.

Pero entiendo que no todo el mundo tiene la Thermomix, aunque desde que el Lidl hizo su clon, cada vez más gente tiene o la original o la copia, que por cierto después de un estudio comparativo he visto que vale la pena comprar la versión barata de Lidl.

Así que en esta entrada os enseño como hacerla por los tres métodos, el clásico, en una olla, cacerola o cocotte, en la thermo y en mi querida y amadísima olla de cocción lenta, slow cooker o crock pot.



La receta en thermomix está más que probada, la llevo haciendo desde hace 20 años así que ya os digo que sale pluscuamperfecta, fue una de las primeras recetas que publiqué en el blog. En la olla normal la he hecho una sola vez hace mucho tiempo, sale muy bien también, pero claro, hay que estar pendiente todo el tiempo, removiendo y tal.

En slow cooker es la primera vez que la hago, y además he grabado la vídeo receta para que no tengáis ninguna duda, y aunque es bastante cómodo, yo me sigo quedando con la versión en thermomix ya que sale un pelín más cremoso.

He usado una slow cooker pequeña de 1,5 litros, por lo que las cantidades que he usado son justo la mitad de los ingredientes que os pongo en la receta. Sí usas una olla más grande, como la de 3,5 litros, puedes hacer la receta tal cual, y si la olla es más grande aun tendrás que ir adaptando las cantidades al tamaño de la olla. 


Creo que en las fotos se puede apreciar bien la textura del arroz, sale cremoso, ni muy líquido ni muy espeso.

Os dejo la receta escrita para que la podáis leer con tranquilidad o por sí la queréis imprimir, y también la vídeo receta en slow cooker