miércoles, 21 de septiembre de 2016

Tarta de piña y coco sin horno



A un día de que de comienzo el otoño y con las temperaturas dándonos ya una tregua, no me he podido resistir a enseñaros esta tarta de piña y coco que no necesita horno. 
Desde hace unos días he empezado a hornear, bizcochos, galletas, pan.... y he estado a punto de dejar esta tarta en borradores hasta el próximo verano. Pero lo he pensado mejor y aquí os la presento, porque es una tarta muy sencilla,ligera y que está muy rica y siempre viene bien tener recetas de este tipo aunque ya nos apetezca encender el horno.

Esta tarta es una versión de mi tarta fría de piña, pero con algún variante, entre otros que no lleva caramelo ni se desmolda para que que queden las rodajas de piña a la vista. Estoy muy contenta con el resultado, la preparé hace un par de semanas como postre de una barbacoa, y casi no puedo hacer foto del corte, ya que dejaron un pequeño trozo que es el que veis en las fotos


Es una tarta jugosa y nada empachosa, os aseguro que sí la hacéis vais a quedar encantados y va a ser un éxito donde la llevéis. El único pero, por decir algo, es que hay que dejarla reposar en la nevera para que cuaje durante unas horas, lo ideal es hacerla de un día para otro.

Bueno, pues os dejo tarea para el fin de semana, ya veréis que rica está.
La próxima semana volveré a publicar el miércoles sí no hay ningún contratiempo, que tengo un montón de recetas nuevas que os quiero ir enseñando.

Besos!!

Tarta de piña y coco sin horno


Ingredientes:
  • Bizcochos de soletilla
  • 1 lata grande de piña en su jugo
  • 1 sobre de gelatina de piña
  • 400 ml de nata para montar
  • Coco rallado
Elaboración:
  1. Cubrir el fondo de un molde de aro desmoldable con los bizcochos de soletilla. Espolvorear un par de cucharadas de coco rallado sobre ellos y poner dos rodajas de piña cortada en pequeños trozos.
  2. Verter en un cazo la nata sin montar, el sobre de gelatina y el líquido de la piña. Calentar unos minutos sin que llegue a hervir, remover de vez en cuando.
  3. Agregar las rodajas de piña a la mezcla anterior, retirar el cazo del fuego y triturar la piña con la ayuda de la batidora o de la thermomix.
  4. Verter la mezcla caliente sobre la base de bizcochos que habíamos preparado al principio. Verter una cucharada de coco rallado sobre la mezcla
  5. Dejar que temple la tarta sobre la encimera e introducir en la nevera un mínimo de 4 horas.
  6. Espolvorear con coco rallado toda la superficie de la tarta una vez que haya cuajado sí se desea.

11 comentarios:

  1. Me encantan el coco y la piña asi que esta tarta es ideal. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Esta tarta sería ideal para mi hija mayor, le encanta el coco. Deliciosa¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Hola. Escribo desde Buenos Aires. Aquí a esos bizcochos le llamamos vainillas. Me sería de utilidad saber si el sobre de gelatina puede ser tipo Royal o similar de los que se preparan con 1 litro de agua. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diana, sí el sobre que yo he usado es de royal, es ese el que tienes que usar. Saludos

      Eliminar
  4. Uma receita simples e que resulta numa tarte maravilhosa.
    Gostei muito

    ResponderEliminar
  5. Deliciosa¡¡¡¡ me ha encantado y te la copio besos

    ResponderEliminar
  6. Mara qué tarta más rica!!! me encantan el coco y la piña y encima sencilla, rápida de hacer y sin horno.
    La dejo ya en pendientes que el sábado es mi cumpleaños, así que ya tengo tarta jeje
    Un besazo y buen comienzo de curso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo Alejandra, pues felicidades adelantadas, ya me contarás !!

      Eliminar
  7. Hola! Qué bien que la hayas publicado! A nosotras nos encantan este tipo de tartas así que nos la apuntamos! Besis

    ResponderEliminar
  8. Que Tarta más rica, una delicia y sin horno, me apunto la receta.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Ummm, fantástica combinación, me pido una porcioncita.

    ResponderEliminar