18 de marzo de 2019

Tarta de queso y chocolate blanco



Mañana es el día del padre, así que me adelanto con esta tarta de queso y chocolate blanco que está para chuparse los dedos. Lleva una mezcla de tres tipos de queso, un poquito de azúcar, que sí quieres incluso puedes omitir, y chocolate blanco. Y ya os adelanto que no es nada empalagosa.

Esta tarta la hice hace mucho tiempo y en casa nos gusto mucho, me habían pedido infinidad de veces que la repitiera pero no veía el momento. Pero hace unos días, aprovechando que vino mi hija mayor a pasar unos días, la volví a repetir, aunque variando ligeramente la receta original.


Es una tarta que mejora mucho con el reposo, por lo que os aconsejo que la hagáis con al menos 24 horas de antelación para disfrutarla al máximo.

Como veis no le he puesto nada de mermelada por encima, y es que no lo necesita en absoluto. Simplemente la he acompañado de unas fresas aprovechando que estamos en plena temporada.

La base de galletas y mantequilla es deliciosa. He usado galletas lotus que eran las que tenía en casa en ese momento, pero podéis usar las que queráis. A mi me gusta poner unas galletas buenas porque se nota la diferencia.

Como veréis en la preparación, la tarta se hornea durante 40 minutos y luego se deja una hora más dentro del horno para que termine de cocerse con el calor residual. Pasados los 40 minutos de horneado, la tarta estará temblorosa y os puede parecer que está cruda aun, no le pongáis más tiempo de horno porque entonces quedará seca. Con el calor residual terminará de cuajar y quedará perfecta.


El molde que he usado es de 24 cm de diámetro y es desmontable, lo puedes ver aquí. Sí usas un molde más pequeño, puede que necesite más tiempo de horneado, y te quedará más alta.

Espero que os animéis con esta tarta porque ya os digo que merece la pena, está para chuparse los dedos.

Os dejo con la receta.

15 de marzo de 2019

Bombones rellenos de lemon curd. Receta para el día del padre


Hoy os traigo una receta perfecta para el día del padre que además es perfecta para preparar con los peques, Bombones rellenos de lemon curd o crema de limón. Un contraste que gustará a grandes y mayores.

Para hacer estos bombones solo vais a necesitar dos ingredientes y un molde especial de silicona. Yo he usado uno muy apropiado para este día, con forma de pelota, pero podéis usar cualquier otro, incluso usar una cubitera sí no tenéis un molde específico.

Es tan fácil como fundir chocolate y rellenar, pero para que no os quede ninguna duda os he preparado la vídeo receta.

Ver vídeo receta


El relleno de lemon curd o crema de limón, es también super sencilla de hacer además de estar de escándalo. La semana pasada publiqué en el blog y el canal la receta solo tienes que pinchar aquí para verla.

Que no os de pereza hacer tanto la receta del lemon curd  como de los bombones porque son rapidísimas de hacer. Además el lemon curd lo podéis usar para otras cosas como ya os conté en la anterior entrada, bizcochos, tartas, magdalenas...

Yo he usado un chocolate negro con un 70% de cacao pero se puede hacer con más o menos porcentaje, eso dependerá de vuestro gusto.


Sí queréis hacer más cantidad, solo tendréis que doblar ingredientes, ya os digo que os vais a comer estos bombones como sí fueran pipas. En casa no duraron ni un asalto, hay quien casi ni los prueba,  yo he tenido un picoteo continuo, son una perdición.

Os adelanto que con esta deliciosa crema de limón, he preparado dos recetas más que tengo pendiente de publicar, lo haré lo antes posible para que podáis darle uso al lemon curd.


En el blog tengo muchas más recetas de bombones, que os pueden valer como inspiración para el día del padre, pero también podéis hacer alguna rica tarta o bizcocho para ese día. Es la ocasión perfecta para que los niños os ayuden a preparar un dulce para regalar a papá.

Yo para ese día tengo pensado preparar una tarta de manzana con la ayuda de mi hija pequeña , que le gusta mucho ayudarme con los postres. Aun tengo que pensar qué receta haré, en el blog tengo unas cuantas publicadas, pero alomejor pruebo alguna receta nueva.


Espero que os haya gustado mi propuesta. El lunes publicaré otra receta perfecta para el día del padre, así que nos vemos muy pronto!!.

12 de marzo de 2019

Albóndigas en Slow Cooker, sin freír!!!



Apunta esta receta porque ya veras que ricas y que rápido se preparan, y lo mejor es que no vas a tener que freír las albóndigas, yo creo que con eso ya merece la pena. Porque yo no sé vosotros, pero a mi lo que más pereza me da cuando hago albóndigas, es tener que freírlas. Pues con la olla de cocción lenta te ahorraras ese paso, que no es moco de pavo.

Puedes hacer tu receta de albóndigas preferida y cocinar como te explico más abajo. Las que yo he preparado les he dado un punto diferente, ya que en lugar de poner pan rallado o miga de pan, le he añadido harina de almendras.

Las albóndigas salen muy ricas, la salsa toma el sabor de los jugos de la carne y la carne el sabor de la salsa de tomate, así que es una maravilla. Se pueden cocinar en alta o en baja, yo las hice en alta y aunque depende de cada olla, las mías estaban lista en hora y media. No he probado a cocinarlas en baja, pero será así como las haga la próxima vez, entonces necesitarán 8 horas. Y tras mi experiencia con las carnes que se pueden hacer en baja o en alta, es decir, cocciones más cortas o más prolongadas, siempre queda mejor la cocción lenta, por lo que es una mejor opción sí no tienes prisa o quieres hacerlas mientras duermes.

Yo suelo prepararlas con carne picada de ternera y de cerdo, pero cada cual que ponga la que le guste. Para la salsa no me he complicado lo más mínimo, he usado un tomate frito estilo casero, yo suelo usar el tarro de cristal de Mercadona o el de la marca Hida. Es mejor hacerlo en casa, pero sí no tengo tiempo tiro de uno de bote y sin remordimientos, porque la vida no me da para más. Pero te dejo el enlace para hacer tomate frito en olla expres en menos que canta un gallo por sí te animas.


A mi esta olla me tiene loca loquita, tanto es así que ya tengo tres!! La de la foto, que es donde he hecho esta receta, es de litro y medio y me costo solo 15 euros!! Como no me la iba a comprar??? Tengo otra de 3,5 litros que es la que más uso, y la semana pasada me compré en Amazon mi tercera olla de 6,5 litros, aun precio de risa, 34 euros, os dejo el enlace a todas ellas por sí os interesan.

Esas son las que yo tengo, la Crock Pot varía de precio continuamente, por lo que hay que ir mirando, ahora mismo está muy cara, yo la compré por 36 euros y ahora cuesta más de 50. Pero de la marca VonShef tienen una de 3,5 litros a 32 euros, así que yo no me lo pensaría porque esta marca funciona a las mil maravillas. Para verla pincha aquí.


Espero que os guste la receta de hoy, que la hagáis en casa y que me contéis que os parece. Y os animo a comprar una olla de cocción lenta porque a mi me ha cambiado la vida. Y ya veis que no hay que gastarse un pastizal para hacerse con una.

Os invito a que me sigáis por Instagram, ya que de vez en cuando subo alguna receta que no tengo en el blog, como por ejemplo este pasado domingo, que compartí la receta de unas magdalenas de yogur muy ricas. Además en stories suelo compartir, recetas y compras relacionadas con la cocina.
Os dejo el enlace a las magdalenas de yogurt, las podéis guardar para tenerlas a mano.

Este próximo viernes tendremos vídeo receta especial día del padre, y usaré el lemon curd que os enseñé a preparar en el microondas.

Nos vemos muy pronto!!
Besitos!!


8 de marzo de 2019

Cómo preparar Lemon Curd en microondas.

Cuando tienes un limonero en casa cargado hasta los topes de limones, ¿qué puedes hacer? Pues si, la respuesta correcta es Lemon Curd, o para que nos entendamos, crema de limón. Para chuparse los dedos, y lo bien que huele!! Y aunque ya tengo una receta de lemon curd en el blog, está le gana por goleada, porque aunque la receta es la misma, la manera de preparla es mucho mejor, en el microondas!!!

Al principio parece que no va a cuajar, o que se corta, pero de eso nada, sale tan perfecta como veis en las fotos y en la vídeo receta, porque además hay vídeo!!!

Quiero ver la vídeo receta!!!!


Y estaréis pensando qué para que queréis vosotros hacer una crema de limón, eso para qué sirve?? Pues a parte de poder comerla directamente del tarro porque sabe divina, la podéis usar con vuestros yogures, en tostadas, con galletas, para rellenar tartas, magdalenas, bizcochos.... y para hacer la próxima receta que tengo preparada, pero no pienso decir qué es para manteneros con la intriga. Solo adelanto que está pensada para el día del padre, y que es perfecta para hacer con los niños.

Pero para que le vayáis dando uso, os dejo unas cuantas recetas que tengo en el blog con esta crema:
Pero es que además tengo más recetas en mi otro blog, I love Bundt Cakes, os dejo los enlaces a las recetas:
Espero que con el listado que os he puesto no tengáis ninguna duda de que merece la pena preparar esta deliciosa crema de limón.


Es importante que para preparar el lemon curd, utilicéis unos limones ecológicos, ya que vamos a usar la cáscara rallada, por eso mi limonero es perfecto para esta receta, natural como la vida misma. Los lavo muy bien para quitarles todo el polvo que tienen, porque con el aire y la no lluvia de Almería, suelen estar algo polvorientos


Cuando la crema de limón está recién hecha, queda con una consistencia diferente a la definitiva, lo podéis ver en la vídeo receta. Al enfriar espesa bastante y se queda con una textura cremosa y densa. A mí lo que más me llama la atención, es el aroma que desprende, es imposible no caer en la tentación de meter una cuchara en el bote y darte el gustazo.

Por supuesto que el lemon curd hay que conservarlo en frío, en un bote o tarro de cierre hermético a ser posible, ya que lleva huevos y sí lo dejamos a temperatura ambiente terminará estropeándose. Al no llevar ningún tipo de conservante, no se puede dejar eternamente, como mucho 10 días. No he probado a congelarlo pero supongo que no habrá problema, tendré que probarlo y os cuento.


Para conservar la crema he usado unos tarros de cristal que me chiflan, los tengo en todos los tamaños, y los uso para multitud de cosas, guardo la harina, la pasta, el tomate frito, mermeladas... Son de Luigi Bormioli de la colección Lock Eat y los compro en la tienda online  Claudia&Julia, hace poco hice un pedido para poder tener la despensa bien ordenada, y me hice con los tarros grandes que son los que me faltaban y ahora uso para guardar la harina.

Y para presentarla y sacar en pequeñas cantidades a la mesa, en el desayuno o con el yogurt, uso las mini cocottes de Le Creuset de las que poco a poco me he hecho con una pequeña colección que guardo como oro en paño y que me estoy planteando darle más uso porque son una monería.


Espero que la hagáis en casa porque merece la pena, y no tiene nada que ver con el lemon curd que venden, la casera le da mil vueltas. Pincha aquí, para ver como se prepara por el método tradicional.
Os dejo la receta escrita por sí la quieres imprimir o leerla con detenimiento y también el vídeo para que veas lo súper sencilla que es.

No te olvides de suscribirte al canal y activar la campanita para que te avise cada vez que suba alguna receta, así no te perderás nada. Y te recuerdo que es gratis!!!




5 de marzo de 2019

Bizcochitos de chocolate y almendra



¿ Quieres preparar unos bizcochos ricos, jugosos y súper apetecibles? Pues nos busques más, porque estos Bizcochitos de chocolate y almendra están para hacerles la ola, así directamente. A mi me han conquistado, porque además de quedar muy tiernos, no son demasiado dulces, y es que aunque yo soy más de dulce que de salado, las cosas no me gustan empalagosas para nada.

La combinación de almendra y chocolate no la había probado todavía, y mira que he probado combinaciones. Pues ha sido un acierto total. Y aunque yo he hechos pequeños bizcochitos, para no tener que andar cortando trozos, por supuesto que se puede hacer la receta en un molde de bizcocho normal y corriente, incluso en cápsulas para magdalenas.


La receta la he adaptado de un bizcocho que ví hace unos días en Directo al paladar, donde además le añaden a la masa almendra en cubos, pero yo he preferido usar solamente harina de almendra, que es lo mismo que la almendra molida. 

La harina de almendra la venden en casi todos los supermercados, en la sección de repostería, junto al coco rallado, la levadura....Pero yo prefiero hacerla en casa, ya que es muy sencillo y así puedes usar buenas almendras, la marcona es mi preferida. Tan solo tienes que molerlas con un procesador de alimentos, una thermomix o una picadora, hasta convertirla en un polvo fino.


El chocolate que he usado es cacao puro en polvo sin azúcar, chocolate negro troceado con un  70% de cacao. Hace mucho tiempo que no compro gotas de chocolate de las que venden especial para postres, prefiero comprar un buen chocolate, con un porcentaje de cacao alto, y trocearlo yo con un cuchillo, así puedo poner los trozos del tamaño que queramos. Mi hija pequeña es una forofa del chocolate en los bizcochos y ya se encarga ella de que los trozos de chocolate sean tamaño XXL.


Normalmente utilizo el clásico molde para bizcochos, o alguno de mis moldes de bundt cake, y no suelo usar este molde para bizcochos individuales, pero ya os digo que me ha gustado mucho como quedan, porque así no tienes que estar cortando trozos, lo conservo mejor ya que los guardo en una lata, y parece que te racionas mejor las porciones. Además son ideales para que los niños los lleven al cole y poder disfrutar de una merienda que aunque no del todo saludable, al menos con menos azúcar y menos guarradas de las que lleva la repostería industrial.


Como están tan ricos, la próxima vez que los haga, creo que doblaré cantidades para poder disfrutar el doble!!!

En esta ocasión no he preparado vídeo receta, y es que no sabéis el tiempo que me lleva grabar y editar, y no me da la vida!!! Pero para este viernes ya tengo preparada una vídeo receta . Y ya sabes que en el canal tienes bastantes recetas donde elegir, solo tienes que pinchar aquí para ver todo y de camino, y sin no lo has hecho aún, suscríbete ya activa la campanita para que te avise cuando suba nueva receta. Es totalmente gratis!!


Espero que os guste la receta, y sobre todo que la llevéis a la práctica porque están tremendos de ricos.
Nos vemos este viernes con nueva receta.
Besitosssss



1 de marzo de 2019

Pan de Maíz. Cornbread



Cornbread o lo que es lo mismo Pan de maíz, una receta que ha venido para quedarse en casa, porque cuanto más la pruebo más me gusta. Además se hace en un momento y no puede ser más sencilla.

Hace mucho tiempo que ando obsesionada con esta receta, y más concretamente con la harina de maíz, porque me he vuelto loca buscando la harina adecuada. Investigando por aquí y por allí, hasta dar con la auténtica harina de maíz que usan en USA para hacer uno de sus panes más conocidos.

Este pan no se hace con polenta o harina de maíz precocida, ni con maizena o la harina que se usa para las arepas. La primera vez que lo hice usé una harina de maíz que compré en un herbolario. Y las dos últimas veces he tenido la suerte de usar la auténtica, la genuina!!! Mi hija mayor la encontró en la Tienda Americana de Valencia, yo fuí a por ella hace unos meses y me quede con las ganas, ella la encontró de casualidad y me la trajo de sorpresa. Para que no os liéis, podéis usar esta que he visto que tienen en el amasadero, o esta de El Granero Integral que es la que yo uso normalmente


He notado la diferencia con la harina de maíz ecológica que tengo, que se ve como más molida, la apariencia del corn meal es más parecido a la sémola, y se nota en el pan ya que tiene un aspecto granulado al morderlo. Al principio no me convencía mucho, me resulto más rico con la harina que yo había comprado, pero según lo he ido probando, cada vez me gusta más.

Como podéis ver, y si lo habéis probado alguna vez, no es un pan clásico, como los que estamos acostumbrados a comer aquí, es de textura parecida a un bizcocho, además de ser algo dulce, pero ya os digo que cuanto más comes, más quieres.


Siempre que hago pan de maíz, me gusta hornearlo en la skillet, una sartén de hierro que me encanta y que le doy mucho uso, además es tan bonita que la puedes sacar a la mesa sin problema. Sí no tienes skillet puedes hornearlo en cualquier molde, redondo, cuadrado o rectángular sin ningún problema. Mi sartén es de 23 cm de diámetro para que te hagas una idea.

Sí te has enamorado de esta sartén, te diré que la tienen de rebajas en la tienda online Claudia&Julia, que es donde yo me la compré el año pasado aprovechando las rebajas. Es algo cara porque es de Le Creuset, y si conocéis la marca ya sabéis que es calidad, que os durará toda la vida.


Mis hijas me han contado, que cuando estuvieron en Florida, que se hartaron a cornbread dicho sea de paso, y les gusta con locura, lo acompañan de un poco de mantequilla por encima. Pero bueno que yo lo puse para la foto porque mi hija se empeño, jajajaja, y ya de camino le puse un chorretón de miel.

Os diré que a pesar de ser un pan rápido, aguanta bien de un día para otro, más tiempo no os puedo decir porque no nos ha durado. Pero os aconsejo que lo toméis recién hecho porque es cuando está más rico, calentito. Y si os queda para repetir, calentarlo un poco en el tostador porque veréis que cambia mucho, está muchísimo más rico templadito, se potencian los sabores y no podréis dejar de comerlo.

Espero que os animéis con la receta, y ya sabéis que en los herbolarios podéis encontrar la harina de maíz sin problema.

Os deseo un feliz fin de semana, y espero que lo aprovechéis para hacer las dos recetas que os he enseñado esta semana. 

Besos y nos vemos muy prontito!!

26 de febrero de 2019

Sloppy Joe. Receta con y sin Crock-Pot



Hace unos meses me tope de casualidad con este bocadillo típico americano con un nombre bastante gracioso a mi parecer, Sloppy Joe, haciendo alusión al desparrame de carne que se lía cuando le das un bocado. Lo de estar continuamente viendo fotos de comida en Instagram o en Pinterest es lo que tiene, terminas conociendo muchas comidas que de otra manera sería imposible.

Este fin de semana, aprovechando que mi hija mayor estaba en casa de mini vacaciones post examen, decidí que era el momento de probarlo. Lo he hecho en mi amada Crock-Pot, siguiendo una receta americana, aunque añadiéndole algo menos de azúcar, y con posibilidad de anularla la próxima vez que lo haga para ver el resultado. Aunque ya os adelanto que la receta es de 10, para morir de rico.

Por supuesto se puede hacer también sin slow cooker, en una cacerola o cocotte, en la receta os pondré las dos maneras de hacerlo. 


El día que lo preparé, teníamos para comer comida mejicana, unas tortitas, guacamole, pollo... así que lo puse para dipear con unos nachos. Oh my God!!!! Bestial!! Que cosa más rica, con un toque algo picantito, que también podéis omitir, pero que le va genial, es una explosión de sabor!!

Así que ya os digo, que no es necesario tomarse un bocata, que también!! Es una delicia con nachos, con patatas fritas, con tortitas mejicanas, y estoy pensando que con pasta tiene que estar de lujo, y en la pizza?? Por que no!! 


Como sale bastante cantidad, he congelado un par de tupper para cuando nos de el antojo. Os adelanto que esta receta no os dejara indiferentes, en casa ha venido para quedarse, y creo que ha desbancado al Pulled Pork.

Y aunque la pinta a la vista no os parezca nada del otro mundo, el aroma y el sabor sí es de otro mundo. Además no tiene la mayor dificultad, y si encima lo haces en tu olla de cocción lenta, ni te enterarás. Aunque no debes omitir el salteado de la cebolla, el pimiento y la carne. La ventaja de la Crock- Pot, es que no hay que estar dándole vueltas, pones la olla y sigues con lo que tengas que hacer, a parte del ahorro energético, por supuesto. La olla que he usado para la receta es de 3,5 litros y la compré en Amazón.

Todas las recetas que he consultado, la cocinan en alta, pero supongo que sí lo haces en baja no habrá ningún problema. Así puedes adaptar la receta al tiempo del que dispongas. Las recetas consultadas, la tienen alrededor de 4 horas en alta, me pareció mucho tiempo, así que a las 2 horas comprobé como estaba y le añadí 20 minutos más con la tapa un poco destapada para que evaporará un poco la salsa.


Ya veréis que la receta es sencilla y lo mejor de todo, es que se puede preparar con antelación, lo que la hace perfecta para tener de fondo de nevera o para celebraciones con mucha gente, ya que cunde bastante o puedes doblar cantidades y así tendrás para un regimiento.

El pan que suelen usar los americanos con esta receta es el típico de hamburguesas, pero mucho mejor sí es casero, te dejo dos recetas sencillas y muy ricas que me parecen perfectas para estos bocadillos:
Espero que os haya gustado la receta de hoy. El próximo viernes tengo preparada otra receta americana. Sí me sigues por Instagram, puede que adivines de que se trata, ya que subí esta semana a stories el resultado en dos ocasiones. Os adelanto que es un pan y que me temo que le puede ir como anillo al dedo al Sloppy Joe.

No dejéis de marcaros unos Sloppy Joe esta semana!!!
Nos vemos muy pronto!!!

22 de febrero de 2019

Pan Paleo o de la Edad de Piedra. Sin gluten


Pan Paleo, de la Edad de Piedra, Stone Age Bread, Paleo Bread o Paleo Nut Bread, con cualquiera de estos nombres os lo podéis encontrar. Un "pan" que no lleva harina, ni levadura, ni masa madre, esta elaborado a base de una cantidad considerable de frutos secos y semillas, huevos y un poco de sal y aceite, al que además podemos añadirle especias al gusto.

La primera vez que lo vi en Instagram, quedé prendada, yo que soy una fan absoluta de los frutos secos y de las semillas, no podía dejar de probarlo.

Ver vídeo receta


Es un pan muy especial y diferente que no gusta a todo el mundo, es denso pero a la vez tierno, y con un sabor increíble. Con una rebanada finita quedarás bien satisfecho, y aunque no necesita ningún aderezo, a mi me encanta con queso fresco. Pero le va también genial acompañado de salmón ahumado, lomo de sajonia, mermelada.... y por supuesto con la crema de manzana sin azúcar que os enseñé el otro día. Pero la verdad es que casa con todo.


En la receta os indico los frutos secos y semillas que yo le he puesto, pero es totalmente orientativo porque lo bueno de esta receta, es que la puedes adaptar a tu gusto, poniendo lo que más te guste, tanto de frutos como semillas. Pero además le podéis añadir fruta deshidratada como orejones, ciruelas, arándanos, dátiles, aunque sea salirse un poco de la idea original del pan. Además ¿ por qué no atrevernos con unos trozos de chocolate negro? 


Como vereis en los ingredientes le he puesto una pequeña cantidad de semillas de alcaravea que ya use en la receta del pan integral con semillas. Pero la verdad es que he terminado cansándome un poco del sabor que aporta en esta receta, posiblemente no las volveré a usar en el pan paleo. 

También le he añadido un poco de canela que me gusta mucho, es opcional también, y le puedes añadir cualquier otra especie que te guste o no añadir nada. Y aunque he usado aceite de oliva virgen extra, también se le puede poner aceite de coco, aceite de avellanas, de nueces, o almendras


Y lo mejor de este pan es lo sencillísimo que es, simplemente mezclar ingredientes, ni más ni menos. Además los frutos secos van enteros por lo que no tardarás nada en hacerlo. Batir huevos, añadir el resto de ingredientes y al horno. 

Este pan se conserva en perfecto estado más de una semana, y además lo puedes congelar cortado en rebanadas y o bien descongelar a temperatura ambiente o pasarlo unos minutos por el tostador.

Para hornear el pan he usado un molde cerámico alargado de  24x15x12 de Emile Henry que lo uso mucho, tanto para hornear pan como bizcochos. Pero puedes usar cualquier molde que tengas en casa.


Pero para que no os quede ninguna duda de lo facilisimo que es, he preparado una vídeo receta y además os dejo la receta escrita para que la puedas leer con tranquilidad o por sí quieres imprimirla.

Te recuerdo que puedes suscribirte al canal de manera totalmente gratuita, y sí además activas la campana, te avisará cada vez que suba una receta, así no te perderás nada.



19 de febrero de 2019

Chapata sin amasado


Pan chapata o Ciabatta sin amasar, como lo oyes, sin amasar!!!!! Yupiiii!!
Y ya veis que miga tiene, y de sabor pues os lo podéis imaginar, para morir.
El fin de semana pasado repetí esta receta que vi en el canal de you tube de Esbieta y que ya había hecho en otra ocasión, nos gusto mucho, así que tenía pensado repetirla, porque es que además de quedar muy ricas, no pueden ser más cómodas y sencillas, porque no hay que amasar nada de nada, ni pliegues ni nada, mezclar ingredientes y dejar levar el pan a temperatura ambiente durante 12 horas.

Estas chapatas tienen dos ventajas, la primera que no se amasan, y la segunda que al tener una fermentación tan larga, puedes adaptarla a tu ritmo de vida y no hay que esperar al fin de semana para estar pendiente de hacerlas, y es que las puedes dejar toda la noche y hacerlas al día siguiente, o hacer la masa por la mañana y hornear por la noche.


Por supuesto que las repetiré, pero doblaré ingredientes para que me cundan más, y así poder congelar e ir sacando cuando las necesite.

En historias destacadas de Instagram os he dejado lo que subí el sábado cuando las hice para que os hagáis una pequeña ideea, ya que no he podido hacer la vídeo receta.

La única dificultad, entre comillas, que pueden tener, es el formado ya que es una masa muy hidratada, pero se soluciona espolvoreando mucha harina en la encimera y poniendo harina en las manos



Espero que os animéis con la receta porque el resultado es increíble. Yo las he hecho dos veces en una semana, y la última vez doble ingredientes y así me salieron dos chapatas gigantes que he congelado para tener para toda la semana.

Este viernes volveré a publicar una receta de pan súper sencillo y sin gluten que además subiré al canal de Youtube.

Ya me contaréis que os parece 

15 de febrero de 2019

Apple Butter sin azúcar. Crema de manzana con dátiles. Receta para Crock-Pot



Apple Butter sin azúcar o crema de manzana endulzada con dátiles, una receta que no conocía y que he descubierto buscando recetas para hacer en la Crock-Pot, y que he encontrado en numerosos blogs americanos, pero con una barbaridad de azúcar. Así que yo he buscado una versión más saludable y que os adelanto está deliciosa.

Tenía unas ganas locas de hacer esta crema de manzana, y  al final casi me he llegado a saturar porque en 15 días la he preparado de diferentes maneras hasta dar con la que más me ha gustado. La he preparado con azúcar, sin azúcar , y además también he variado el método de cocción, alta y baja. En definitiva, me quedo con la versión sin azúcar, endulzada con dátiles (también la he probado con dátiles y ciruelas pasas), y la cocción en baja, y más prolongada.

Además de ser más saludable la versión sin azúcar, es que no es necesario añadirle a penas nada que la endulce ya que la fruta le aporta el dulzor perfecto, pero ya os digo que tanto los dátiles como las ciruelas le van al pelo.


Desde que tengo la Crock-Pot voy como loca experimentando recetas, diferentes maneras de hacerlas para dar con la que más se adapta a mi gusto. Yo que era una fan incondicional de la olla express, me he pasado al bando contrario en un suspiro. Y es que quien prueba este método de cocción, termina rendido a sus pies.

Os estaréis preguntando cómo comer esta crema. Pues os cuento como la tomo yo: con yogurt natural, con queso fresco, untada en pan y además la use en mi anterior receta, como cobertura de la tarta de manzana con batidora. Por cierto, el pan de las fotos lo he hecho yo y muy pronto os subiré la receta al blog y al canal, es un pan muy sencillo y muy especial.



Se conserva en perfecto estado durante semanas, siempre y cuando tengas la precaución de envasar al vacío y guardar en la nevera. Os cuento un truco que uso para que los botes de mermelada o esta crema quede perfectamente envasada. Es tan simple como meterla en tarros de cristal cuando está bien caliente, lleno los botes hasta el borde, pongo la tapa y cierro bien, y los coloco boca abajo. Cuando están fríos, los guardo en la nevera. Quedan perfectos, y se quedan cerrados al vacío.


 Espero que os guste la receta y que la hagáis en casa. Sí no tienes olla de cocción lenta, la puedes hacer en una olla a fuego lento, al igual que haces las mermeladas. La ventaja de estas ollas, es que se cuece todo en su jugo, gastan muy poco y no tienes que remover ni estar pendiente.


La semana que viene subiré la receta de las chapatas que tanto éxito han tenido en Instagram.
Nos vemos muy pronto!!

11 de febrero de 2019

Tarta de manzana con baticora



Sí estas buscando una receta de Tarta de manzana rica, jugosa, rápida y sencilla, no busques más porque esta es tú receta. Además no hace falta esperar a San Valentín para prepararla, cualquier excusa es buena, y no te llevará mucho tiempo.

Esta tarta es tan perfecta, que se puede tomar recién hecha, bueno dejarla templar un poco no os vayáis a quemar!! Pero es que al día siguiente, está muy rica también, para mi gusto mucho más rica, los sabores se asientan y sigue estando tan jugosa como recién hecha.

Ver vídeo receta


Para darle un aire sanvalentinero, la he horneado en un molde con forma de corazón que tengo desde hace mucho tiempo, pero puedes usar cualquier otro molde, redondo o rectangular, con unas medidas aproximadas de 23 cm, sí usas un molde más pequeño, al ser más alta, puede que necesites más tiempo de horneado, por lo tanto el tiempo que te indico es orientativo, ya que también dependerá de tu horno. Para saber sí ya está horneada, pincha el centro con una brocheta, sí sale limpia ya la puedes sacar. En la tienda online de Claudia&Julia tienes un molde cerámico de corazón que está rebajado, por sí te interesa. 

La he cubierto de una crema de manzana que hice esta semana y que espero poder subir la receta muy pronto al blog, porque esta tremendamente rica. Pero puedes pincelarla de mermelada de albaricoque o melocotón, o dejarla sin nada.



La receta la he adaptado de una que vi para hacer en la thermomix. Para batir todos los ingredientes puedes usar una batidora, la thermomix, o cualquier procesador de alimentos o batidora. Ya ves que más sencillo no puede ser.

Pero para que no te quede ninguna duda, y te animes con la receta, la he grabado y ya la tienes disponible en mi canal de You Tube. Y también te la dejo aquí escrita por si quieres leerla con tranquilidad o la quieres imprimir.


Espero que os guste mi propuesta de este año para San Valentín , aunque ya os digo que para preparar esta tarta no hace falta celebrar nada, es tan sencilla y está tan rica que seguro que la haces más de una vez.

Sí quieres ver más recetas dulces para San Valentín, pincha aquí.

Y cambiando de tema, ayer subí a mis stories unas chapatas sin amasado que están de escándalo, las he dejado en destacados, pero como se que os han gustado tanto, espero poder subir la receta al blog el viernes par que podáis hacerlas para el fin de semana.

No te olvides suscribirte al canal y activar la campanita para no perderte nada. Es gratis!!!

6 de febrero de 2019

Pan integral con semillas.




Hace un par de semanas os enseñé en stories de Instagram este pan, y muchos me pedisteis la receta. No he tenido tiempo de hacerlo hasta hoy que por fin puedo compartir la receta de este sencillo pero delicioso Pan integral con semillas.

Os adelanto que es un pan para principiantes, sin masa madre ni prefermentos, y además la masa es muy sencilla de trabajar. La verdad es que esta receta surgió un poco a lo loco, ya que es una variante de un pan que tengo publicado en el blog desde hace tiempo y que preparo con mucha frecuencia, el pan de trigo y semillas de lino. A partir de esa receta he variado el tipo de harinas usadas, que en realidad eran las que tenía en casa en ese momento, y además he aumentado la hidratación ya que las harinas integrales absorben más agua, pero ya os digo que es una masa sencilla de trabajar.


En total he usado un total de 100 gr de semillas variadas, de nuevo las que tenía en ese momento, que en realidad no suelen faltar en mi despensa porque me encanta añadirla a mis masas de pan y al yogurt. Pero las que yo he usado son una orientación, ya que vosotros podéis poner las que os gusten o tengáis en casa. Desde luego las que nunca fallan en mis panes son las semillas de lino porque es un aporte extra de fibra. 

He usado semillas de sésamo negro y dorado, pipas de calabaza, semillas de amapola, de lino, de chía y pipas de calabaza que también me gustan mucho. Y además le he añadido una cucharadita de semillas de alcaravea que había comprado hace tiempo en Tiger y no había usado todavía. La semilla a mi me recuerda un poco al comino, y tiene un sabor parecido al anís, y un poco mentolado, la verdad es que me ha sorprendido mucho su sabor y el aroma que desprende el pan cuando se está horneando y una vez hecho. Pero no debemos abusar ya que puede llegar a darle un sabor demasiado fuerte. 

La última fermentación la he hecho en un banetton y el horneado, como siempre, en una cocotte de hierro de 24 cm de Le Creuset. Pero en las indicaciones de la receta os enseño como hornearlo también si con cocotte.


Sí te gustan los panes integrales y con semillas tanto como a mi, no dejes de hacerlo. En el blog tengo otra receta de pan con semillas que me gusta mucho, hay que hacer una biga pero es una receta también sencilla, lo puedes encontrar en el blog como Pan multicereales o simplemente pinchando aquí.

Sí eres panarra o te estas adentrando en este mundo, puedes consultar todas mis recetas de pan, donde encontrarás recetas para todos los gustos. Solo tienes que pinchar aquí, y luego sobre el nombre de la receta para que te lleve a ella.

Espero que os guste la receta de hoy, y sobre todo que la llevéis a la práctica. Nos vemos muy pronto!!!