viernes, 11 de enero de 2013

Angel Food Cake Clásico


A mis hijas les encanta este cake, porque dicen que sabe a nubes... y es verdad, recuerda mucho al sabor de estas chuches.



Lo he hecho de muchas formas, con chocolate, con frosting de queso...Pero hace tiempo que me lo venían pidiendo.
Querían el de siempre, sin colorines, sin nada que camuflara su sabor auténtico y tan particular.



Aunque lo publico hoy, lo hice para el día de Reyes, junto con la Corona de Frutas Escarchadas

Se lo comieron en dos atacadas, y os aseguro que no exagero nada, yo probé un trocito y mi marido otro poco.Nosotros nos zampamos la corona, pero nos duró tres días, que conste...



Si queréis que salga como tiene que salir, mejor usar el molde específico para hacerlo. 

Ingredientes:

9 claras de huevo, equivale a 300 gr  ( las encontráis en Mercadona)
200 gr de azúcar fino ( yo lo glaseo en la thermomix)
90 gr de harina
1 cucharadita de cremor tártaro
1/4 de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla y mantequilla ( opcional, se puede usar otro tipo o no poner ninguno)

Preparación:

Para hacerlo necesitáis un robot de cocina,porque batir las claras a mano puede ser mortal!!



Poner la claras en el bol del robot. Tamizar sobre ellas el cremor tártaro y la sal y comenzar a batir. Primero a velocidad baja y luego, conforme las claras empiecen a espumar, iremos aumentando la velocidad de forma gradual.



Hay que batir hasta que las claras estén blancas, brillantes y esponjosas.



Seguimos batiendo a velocidad media y vamos echando el azúcar a razón de dos cucharadas cada 15 segundo, aproximadamente.



Ahora las claras tendrán un aspecto brillante.



Paramos la máquina, las claras estarán firmes. Ahora es el momento de añadir el extracto escogido. Batir durante un minuto más.



Incorporamos la harina tamizada en dos veces. Terminamos mezclando la harina a mano, con una espátula, con movimientos envolventes.




Verter la masa en el molde de Angel Food Cake, es decir, de aluminio, de tubo, desmoldable y con patitas. No engrasar el molde.



Alisar la superficie con la espátula  y hornear durante 40 minutos a 170 grados.



El cake sube durante el horneado pero luego baja un poco al final de la cocción.


Pasado el tiempo de horneado le daremos la vuelta sobre las patitas, para que enfríe boca abajo y las proteínas del huevo se endurezcan. Lo dejaremos así durante al menos una hora.

Para desmoldar el cake le pasamos un cuchillo alrededor del molde, en una sola pasada. Después haremos la misma operación en la parte inferior. 

Dejamos que termine de enfriar sobre una rejilla.



Yo lo espolvoree con azúcar glas.



Siempre usaremos un cuchillo de sierra para cortarlo.



Espero que os guste!!!




6 comentarios:

  1. Tiene una pinta impresionante, que ganas de desayunarme un pedacito.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  2. Ahhhh!!! Este pastel lleva mucho tiempo en las pàginas de mi recetario esperando a que lo haga pero todavía no he podido...
    La verdad es que te ha quedado con ua pinta estupenda Mara.

    A ver si me animo ya de una vez!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Yo también lo hubiera atacado como tus hijas, no sé si sabe a nubes porque nunca lo he comido, pero tiene una pinta...
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  4. Hola MARA pues tendremos que darle la razon a tus niñas probando tu pastel
    y seguro que repetimos mas de una vez
    un saludo

    ResponderEliminar
  5. Yo no soy muy amante de este dulce mira por donde. Dicen que o lo amas o lo odias... Tanto como odiarlo no pero prefiero otros.
    De todas maneras te quedó precioso.

    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Pero que buena pinta tiene!!! Si es que sólo a mí me se ocurre ponerme a ver esta receta a estas horas. Ahora que ya hice la digestión vuelvo a tener hambre!!! Jejejeje

    Un besito Mara,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar