lunes, 5 de junio de 2017

Gâteau Breton



No os lo vais a creer pero llevo un año detrás de hacer esta receta típica de Bretaña. El pasado verano tuvimos la suerte de visitar esta preciosa zona de Francia, y entre otros muchos dulces típicos, probamos el Gâteu Breton. Al igual que pasó con los Kouign Amann, me pusieron de tarea preparar ambas recetas, y con mi librito de postres típicos , Desserts de Bretagne, me viene desde el país vecino dispuesta a llevar a la práctica muchas de ellos.

La verdad es que he tardado mucho en hacer el Gàteau Breton porque es bastante sencillo, no como los Kouign Amann ( me entran sudores solo de pensar en lo entretenidos que son, pero qué ricos!!), es una receta totalmente para principiantes. Lo único que necesitáis es ingredientes de calidad, huevos ecológicos a ser posibles y una buena mantequilla, nada de margarinas!!

La receta original lleva mantequilla media sal, o demi-sel que es como la encontré en Francia y que aquí la he visto en algún Carrefour. Sí no la encontréis se puede añadir una cucharadita de sal o usar mantequilla sin sal y no añadirle nada, la que lleva sal puede resultar excesivamente salada para este pastel.


El Gâteu Breton se puede tomar sin relleno, pero a nosotros el que más nos gustó fue el relleno de caramel beurre salé. Me vine cargada de botes para hacer la receta, pero lo he dejado tanto que al final nos los hemos ido tomando con otros postres, helados, gofres, a cucharadas.... en fin, habrá que volver a ese precioso país y cargar de nuevo. 

A falta de caramel beurre salé tenemos el dulce de leche que puede ser un buen sustituto, incluso lo podéis rellenar de mermelada o de crema de chocolate. También lleva azúcar avainillada, yo la suelo comprar en Lidl, la tienen en muchos supermercados en la zona de levaduras, perlas de chocolate... pero se puede sustituir por extracto de vainilla o incluso prescindir de ella sin problema. En esta receta lo importante es la mantequilla, y repito nada de margarinas. 

He usado un molde redondo de 28 cm de diámetro porque quería que me saliera finito. Sí usáis un molde más pequeño, el tiempo de horneado será mayor y el pastel os saldrá más gordito. 

Aviso de algo importante ya que estamos en plena operación bikini, es un pastel cargado de calorías, lleva mantequilla para parar un tren, pero os digo que es DELICIOSO. Merece la pena saltarse la dieta para degustar un trocito. Es perfecto para compartir porque cunde mucho, con un trocito te sentirás satisfecho. Se conserva en perfecto estado varios días, siempre y cuando lo cubras con film transparente o papel de aluninio para que no se reseque.


Ya sé que hace un calor infernal y no os apetece nada encender el horno, que tenéis más ganas de helados que de otros dulce, pero merece la pena un pequeño esfuerzo.

Lo he preparado este fin de semana para darle el gusto a mi hija mayor que está estudiando como loca para la Selectividad, y así se carga de energía para afrontar los durísimos días de estudio que tiene por delante. Cruzamos los dedos por ella!!! Ánimo mi niña que tu vales mucho y puedes con esto y con mucho más!!

Preparados para empezar a salivar??


Gâteu breton relleno de dulce de leche



Ingredientes:

  • 350 gr de harina
  • 280 gr de azúcar
  • 10 gr de azúcar avainillada
  • 350 gr de mantequilla media sal*
  • 1 huevo entero y 5 yemas de huevo
  • 1 cucharadita de agua de azahar
  • 250 gr de dulce de leche Chimbote para el relleno
  • 1 yema de huevo para pincelar.
* La mantequilla demi-sel la puedes encontrar en algunos Carrefour, se puede sustituir por mantequilla sin sal y añadir a la receta 1 cucharadita de sal


Elaboración:


  1. Sacar la mantequilla de la nevera para que no esté muy fría, conviene que este blanda pero no derretida.
  2. Verter la harina en un recipiente grande, agregar los dos tipos de azúcar y mezclar. Sí no tienes azúcar avainillado le puedes agregar extracto de vainilla o prescindir de este ingrediente.
  3. Hacer un hoyo en el centro y verter en él el huevo, las 5 yemas, la mantequilla y el agua de azahar ( también se puede prescindir de ella).
  4. Precalentar el horno a 180 ºC, con calor arriba y abajo.
  5. Trabajar la masa con una cuchara de madera o de silicona, lo justo para que los ingredientes se mezclen, no combiene trabajar la masa en exceso.
  6. Engrasar un molde redondo de 28 cm de diámetro, sí es más pequeño os saldrá el pastel más alto y necesitará más tiempo de horneado.
  7. Dividir la masa en dos. Colocar una parte en el molde, alisar bien la superficie y cubrir con el dulce de leche. Tapar con el resto de la masa.
  8. Pintar la superficie del pastel con la yema de huevo y dibujar unas rayas con la ayuda de un tenedor, como un enrejado.
  9. Introducir en la zona central del horno y hornear durante 45 minutos aproximadamente, hasta que la superficie esté dorada.
  10. Sacar del horno y dejar que enfríe por completo antes de desmoldar.


5 comentarios:

  1. Não conhecia, tem muito bom aspecto.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  2. Un postre delicioso, yo lo hice hace tiempo y nos encantó

    ResponderEliminar
  3. Uummmmmmmmmmmmm como tiene que estar con el dulce de leche yo lo he echo con crema pastelera y nos rechifla asi que con el dulce de leche va a durar un suspiro.
    Te ha quedado de relujo ademas de estar de muerte relenta no lo siguiente-
    Suerte a tu hija con la selectividad seguro que saca una buena nota.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  4. Hummmm... no sé si te lo he dicho: el médico me ha dicho que tengo que adelgazar 5 kilitos. Y así no se puede. Aún no me he terminado el bizcocho de castañas (siiiiii, las tenía asadas congeladas para hacerme un "bolo de castanhas" portugués) y ya estoy pensando en hacer este pastel.
    Que no, que así no se puede. ¡Soy tan débil...!.

    ResponderEliminar
  5. mm!! delicioso, te mande un correo no se si te ha llegado.. Besos

    ResponderEliminar