jueves, 1 de junio de 2017

Magdalenas de espelta y lima



Ya os adelante el lunes, cuando publiqué el Pastel de salmón y queso de cabra, que esta semana tocaba encender el horno. Pero estas magdalenas de espelta y lima merecen el rato de calorcito que vais a tener que pasar.

No hay nada como hacer tus propias magdalenas, a mi es que no se me pasa por la cabeza comprarlas en el supermercado, con ese sabor tan artificial y con sabe Dios que ingredientes. 

En esta ocasión he usado harina blanca de espelta, pero sí te es imposible hacerte con esta harina, la venden en herboristerias y muchos supermercados, la puedes cambiar por harina de trigo. Y hemos cambiado los limones por lima, pero lo mismo te digo, si le pones limón o incluso naranja seguro que están igualmente ricas.

Yo siempre las espolvoreo con azúcar justo antes de introducirlas en el horno, en casa nos encanta esa capita crujiente. Pero puedes prescindir de ella sí no quieres un extra de calorías.



Como ya os he dicho en otras recetas de magdalenas que tengo publicadas en el blog. Para que las magdalenas salgan altas, copetudas, y esponjosas, hay que batir bien la masa y luego dejarla reposar en la nevera al menos media hora. El copete se consigue por el contraste de temperatura, masa fría en horno muy caliente.

Y por supuesto es imprescindible usar un molde para colocar los papelitos, para que así la masa no se nos desparrame durante el horneado, lo podéis ver en esta receta de hace mil años, cuando desconocía este truquito tan tonto. Sí colocas las cápsulas directamete en la bandeja del horno y sí encima son de papel, a la magdalena no le subirá el copete en la vida. Venden cápsulas rígidas, que aunque son más caras dan buen resultado, además de no deformarse la magdalena durante el horneado, no se queda el papel pringoso por las grasas de la masa, en esta entrada podéis ver lo bien que quedan.

Esta receta le gusta mucho a mi hija mayor y las preparo bastante. Salen alrededor de 18 unidades, sí os parecen muchas, podéis hacer la mitad de la receta, es lo que yo hago muchas veces. Se conservan en perfecto estado varios días, siempre y cuando las guardéis protegidas para que no se resequen. La receta se puede hacer en thermomix, a mano o con un robot de cocina tipo Kitchen Aid, que por cierto en Claudia&Julia lo tienen rebajadísimo!

Vamos a la receta



Magdalenas de espelta y lima



Ingredientes:

  • 200 gr de harina de espelta blanca
  • 200 gr de azúcar 
  • 200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 4 huevos a temperatura ambiente
  • Ralladura y el zumo de una lima
  • 16 gr de levadura
  • una pizca de sal

Elaboración:

A Mano:
  1. En un bol mezclar los huevos, el azúcar, la ralladura y el zumo. Batir con las varillas durante 6 minutos a velocidad media-alta.
  2. Añadir la mantequilla a la mezcla anterior y batir un par de minutos.
  3. Incorporar la harina y la levadura tamizada. Batir lo justo para que quede incorporado a la masa. Este último paso lo podemos hacer con la ayuda de una espátula o lengua de silicona.
  4. Guardar la masa en la nevera al menos media hora, se puede dejar toda la noche y si vas con prisas te puedes saltar este paso.
  5. Precalentar el horno a 250 ºC, con calor arriba y abajo.
  6. Mientras se calienta el horno, coloca las cápsulas en un molde y rellena con la masa hasta 3/4 partes o un poco más. Sí vas a espolvorear con azúcar, hazlo justo antes de introducir en el horno.
  7. Bajar la temperatura del horno a 220 ºC, introducir las magdalenas y hornear 12-15 minutos aproximadamente, dependerá de cada horno. Sí ves que se empiezan a dorar muy pronto, baja el horno a 200

En Thermomix:
  1. Pulverizar el azúcar junto con la piel de la lima.
  2. Agregar los huevos y el zumo, colocar las mariposas en las cuchillas.
  3. Programar 3 minutos, temperatura 37º, velocidad 3 y medio.
  4. Una vez terminado el tiempo, programar de nuevo 2 minutos, velocidad 3 y medio sin temperatura.
  5. Incorporar la mantequilla troceada y batir de nuevo 6 segundos, a velocidad 2. Retirar la mariposa de las cuchillas.
  6. Seguidamente incorporar la harina, la levadura y la sal. Mezclar  durante 10 segundos a velocidad 3. 
  7. Verter la masa en un tupper o en un bol. Tapar y guardar en la nevera durante al menos 30 minutos, se pueden dejar hasta el día siguiente o sí lo prefieres hornear en el momento.
  8. Precalentar el horno a 250 ºC, con calor arriba y abajo.
  9. Mientras se calienta el horno, coloca las cápsulas en un molde y rellena con la masa hasta 3/4 partes o un poco más. Sí vas a espolvorear con azúcar, hazlo justo antes de introducir en el horno.
  10. Bajar la temperatura del horno a 220 ºC, introducir las magdalenas y hornear 12-15 minutos aproximadamente, dependerá de cada horno. Sí ves que se empiezan a dorar muy pronto, baja el horno a 200.

1 comentario:

  1. Deben estar riquísimas. Me las guardo.
    Encender el horno es casi una locura y ya esta aquí el calor para quedarse....
    Besitos.

    ResponderEliminar