miércoles, 2 de marzo de 2016

Pan milagro


Estoy segura de que conocéis de sobra este pan y que lo habréis hecho un montón de veces, pero yo, aunque harta de verlo por todos los blogs, aun no lo había puesto en práctica.  Pero nunca es tarde sí la dicha es buena.

El nombre le viene que ni pintado, porque sin tener ni idea de hacer pan y que la primera vez que lo hagas salga esta maravilla, que parece que no ha salido de tu horno, porque en casa hasta llegaron a dudar que lo hubiese hecho yo con mis manitas, es todo un milagro.

Lo de meter la masa en el horno tapada y, tras el horneado destapar y encontrarte ese panazo, eso es un milagro, vamos yo no daba crédito!


Se puede usar levadura seca de panadero o levadura fresca, yo lo hago con levadura seca que compro en el lidl, y que además son 7 gramos justos, así me evito pesarla y además siempre tengo en casa. No usar levadura química tipo royal,esa no vale. Sí usáis levadura seca necesitáis menos cantidad que de levadura fresca, el porcentaje sería 1/3 de levadura seca con respecto a la cantidad de levadura fresca que indique la receta.

Se puede hornear en un molde de pirex o en una cocotte, pero siempre con tapa. Yo lo hago en cocotte porque mi molde de pirex es muy pequeñito, y ya que me pongo... La cocotte baja que uso es de 30 cm de diámetro pero se puede hacer en una de 24 cm, os saldrá más gordito. El horneado en cocotte es fantástico, me estoy aficionando a hornear incluso bizcocho y el resultado es increible.

Se puede hacer con levado previo al horneado o sin levar, directamente al horno! Lo podéis amasar a mano, en la thermomix y en la panificadora, yo he probado los tres métodos y los tres me han ido bien, aunque me quedo con el amasado a mano. Sin embargo el levado para mi es fundamental. Lo he hecho tres veces en 15 días, las dos primeras con levado y la última sin levar, y la diferencia para mi es notable, el pan crece menos, la miga es menos esponjosa y el sabor también varía. Sin duda me quedo con el pan con levado, esperar un poquito más tiene su recompensa, os lo aseguro.


Lo ideal sería usar harina panadera en lugar de harina de fuerza, pero en los supermercados no se encuentra este tipo de harina. La diferencia entre la harina de fuerza y la panadera es el porcentaje de proteínas, siendo la panadera una harina más floja que la de fuerza, esta última es ideal para panes enriquecidos. El último pan que he hecho ha sido con harina normal y tengo que decir que me gusta más el resultado que con la harina de fuerza, por lo que os recomiendo que sí  no encontráis la harina panadera uséis harina normal, porque queda fantástico. Otro truco, es usar, en lugar de harina panadera, la mitad de harina que indique la receta de fuerza y la otra mitad harina de trigo.

Según he leído, la gente comenta que está bueno recién hecho pero que luego pierde con el tiempo. Yo os digo que el mio, puede que sea por dejarlo levar, esta de muerte recién hecho, pero es que por la noche está practicamente igual de rico. Luego lo corto en rebanadas  y lo congelo. Lo saco directamente del congelador al tostador y está para morir de rico. 

Para mi ha sido un descubrimiento, lo hago todas las semanas, siempre tengo unas rebanadas en el congelador. Es verdad que aun no he probado con la masa madre y seguramente este sea un pan muy normalucho, pero sí nunca has hecho pan, y estas acostumbrado a los panes chiclosos del super, este te va a enloquecer. Palabrita!!

Ánimo con este pan, y con levado siempre os saldrá mejor. He reeditado la entrada con nuevas fotos, con el resultado que más me ha gustado de todas las prueba, amasado manual, levado previo y harina de trigo.

Yo sigo en modo panarra, y muy pronto os enseñaré alguna otra recetita.

Os quiero ver con las manos en la masa!!!!




Pan milagro



Ingredientes:(Para un pan de 1 Kg aproximadamente)

650 gr de harina panadera (o 50% harina de trigo y 50% harina de fuerza)
325 gr de agua
40 gr de aceite de oliva virgen
10 gr de sal
7 gr de levadura seca de panadero ( o 21 gr de levadura fresca)


Elaboración:

Manual:

1.- Mezclar en un bol grande todos los ingredientes excepto la sal.

2.- Cuando los ingredientes empiecen a estar unidos comenzamos a amasar durante 10 minutos, a mitad del amasado añadir la sal.

3.- Cuando veamos que la masa está elástica y no se nos pega a las manos, hacer una bola.


En thermomix:


1.- Poner el agua, el aceite y la levadura en el vaso de la thermomix.


2.- Programar 2 minutos, 37º, velocidad 2

3.- Añadir la sal y la harina y mezclar 10 segundos a velocidad 6.

4.- Programar 3 minutos a velocidad espiga.


En panificadora:

1.- Verter todos los ingredientes en la cubeta de la panificadora, primero los líquidos y en último lugar la harina, la levadura y la sal, evitando que estas dos últimas entren en contacto directo. Yo pongo la sal en una esquina y la levadura en otra.

2.- Seleccionar el programa de amasado, dependiendo de la marca durará más o menos tiempo, con  10-15 minutos será suficiente.


Sea cual sea el método, el resultado tiene que ser una masa esponjosa y que no se pega practicamente a las manos. Podemos optar por introducirla en el horno sin precalentar y sin levar o dejarla una hora, hora y media levando, hasta que doble su volumen, y luego introducir en el horno precalentado, yo os aconsejo el último, sale mucho mejor.



Sin levado

1.- Engrasar con aceite de oliva un molde de pirex o una cocotte.( yo os aconsejo la cocotte, sale espectacular)

2.- Colocar la bola de masa en el recipiente y hacer unos cortes con un cuter.

3.- Espolvorear el pan con harina con la ayuda de un colador.

4.- Introducir en el horno sin precalentar a 220 grados, calor arriba y abajo y con la tapa durante 40-45  minutos aproximadamente.

Con levado:

1.- Colocar la masa en el recipiente untado con aceite.

2.- Espolvorear con harina un paño de lino o algodón y tapar el pan. Dejar levar durante 1 hora o 1 hora y media, dependerá de la temperatura, hasta que doble el volumen.

3. Pasado el tiempo de levado, hacer los cortes con el cuter.

4.- Introducir en la zona central del horno precalentado a 220 grados y tapado durante 40-45 minutos


Opcional: los últimos 5 minutos retirar la tapa para que se dore, yo siempre lo hago así.


Una vez horneado, con o sin levado previo:

1.- Sacar del horno y dejar reposar dentro del recipiente y sobre una rejilla 10 minutos.

2.- Desmoldar y dejar que terminé de enfriar sobre la rejilla.

Y como una imagen vale más que mil palabras y puede que yo me haya explicado regular, os aconsejo que le echéis un vistazo al vídeo de Webos fritos

8 comentarios:

  1. Já fiz mas cozi numa panela de barro, fiocu tão bom.
    Esse ficou tão lindo que vendo deu-me vontade de voltar a fazer.

    ResponderEliminar
  2. Si, hace honor a su nombre, queda perfecto y ademas muy rico!! es una gozada porque tiene pasn casero en muy poco tiempo. Te ha quedado perfecto. BS.

    ResponderEliminar
  3. Espectacular Mara!! Me he quedado embobada y con la boca abierta!!

    ResponderEliminar
  4. Con lo manazas que soy yo para las masas, al final voy a tener que darle una oportunidad a esta maravilla de pan.

    ResponderEliminar
  5. Menuda pinta, te ha quedado perfecto. Y me imagino lo rico que debe estar, es espectacular.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Si lo conozco y lo hago desde hace años ahora esta de moda hacerlo en las bolsas de asar aunque a mi me gusta mas como queda en la olla ,te ha quedado de relujo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  7. Desde luego tiene una pinta increible. Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Mira que he visto ese pan en miles de blogs y la verdad que nunca me ha dado por prepararlo. Viendo la foto en la que se ve la miga, apetece mucho porque el resultado es espectacular!
    Y lo bonito que te ha quedado por fuera, parece un pan profesional!
    Besos

    ResponderEliminar