lunes, 23 de enero de 2017

Kouign Amann



Este verano hicimos un viaje precioso por Francia, subimos hasta Normandía y luego fuimos bajando por la zona de Bretaña y Las Landas. Además de ver paisajes preciosos, comimos unos dulces increíbles, sobre todo en Bretaña. Eso sí, cargaditos de mantequilla, como los Kouign Amann que os traigo hoy.

Visitamos muchos pueblos de cuento, bonitos a más no poder, entre ellos Dinan donde probamos los Kouign Amann. Pasé al lado de una boulangerie y los ví en el escaparate, me llamaban a gritos!, es que entraban por los ojos, imposible entrar y no comprar unos cuantos. Y así fue, compramos de varios sabores, con manzana, con limón... recién hechos, aun templados. Al principio compramos uno y como nos gustó tanto volvimos a por más!! 

Desde ese día, cada vez que los veíamos en alguna panadería los comprabámos, además de otros dulces típicos de Bretaña. Pero sin duda los Kouign amann junto con el gâteau breton fueron nuestros dulces preferidos de este viaje.



Por supuesto que ya me pusieron de tarea para la vuelta a casa, hacer los Kouign amann. Y mira por donde, que otro día paseando por Saint Malo me topé con un librito, "Desserts de Bretagne", y en la portada estaban estos deliciosos rollitos de mantequilla. Os podéis imaginar que lo compré sin pensarlo dos veces. 

La de veces que mi hija mayor me ha pedido que los hiciera!! Pero le he ido dando largas porque la receta tenía pinta de laboriosa. Pero la semana pasada me pidió por favor que los hicierámos, que ella me ayudaba. Y no me pude negar, nos pusimos el domingo manos a la masa. Sí me sigues en Instagram verías que subí un video del proceso y alguna foto. 

Solo os digo una cosa, paciencia, mucha paciencia y tiempo, porque hay que estar pendiente de pliegues y levados medio día. Pero os aseguro que la espera merece la pena porque están deliciosos. Eso sí, mantequilla y azúcar a porrón.


Antes de hacerlos he leido varias recetas y he visto videos antes de meterme en faena. Hay quien no hace pliegues sino que integra en varias tandas la mantequilla. La mantequilla que he usado es de media sal, la compré en Francia pero la tienen en Carrefour también, es importante que sea una mantequilla de calidad.

La harina que se usa es floja, la normal que usamos para los bizcochos o magdalenas, sin nada de levadura.

No es una receta para principiantes pero tampoco es super complicada. Os dejo un video que fue el que me sirvió a mi de ayuda para hacerlos, aunque mi receta es diferente, pero así os haceís una idea. Para ver el video de Chef Steeps pincha aquí

Es importante que desmoldeís inmediatamente después de sacar del horno y dejarlos reposar media hora sobre una rejilla para que adquieran la textura crujiente que los caracteriza. Cuando mejor están es recién hechos pero yo los tomé al día siguiente y me encantarón también. Tenéis que conservarlos, una vez fríos, envueltos en papel de aluminio. Con las cantidades que os indico salen alrededor de 12 Kouign Amann.

Ánimo y al lío que no es para tanto, sí yo puedo, tú también.


Kouign Amann


Ingredientes:

  • 300 gr de harina floja ( harina para todo uso)
  • 180 gr de agua tibia
  • 15 gr de levadura fresca de panadero
  • 5 gr de sal
  • 250 gr de mantequilla media sal
  • 220 gr de azúcar 

Elaboración:

De la masa:

  1. Disolver la levadura con el agua tibia y dejar reposar 10 minutos a temperatura ambiente
  2. Añadir la harina y la sal y mezclar.
  3. Amasar durante 5-10 minutos.
  4. Introducir la masa en un bol engrasado con mantequilla, tapar y dejar levar durante una hora a temperatura ambiente, hasta que doble su volumen.
De los Kouign Amann:
  1. Enharinar ligeramente la mesa de trabajo, volcar la masa y desgasificar levemente.
  2. Con la ayuda de un rodillo estirar la masa hasta conseguir un rectángulo de aproximadamente 30x20 cm y un grosor de unos 2 cm
  3. Sacar la mantequilla de la nevera y dejar templar unos minutos. Colocar sobre una lámina de silicona o de papel de horno y estirar con un rodillo hasta que tenga un tamaño algo más pequeño que el de la masa. Puede ser de ayuda colocar un trozo de film transparente entre la mantequilla y el rodillo.
  4. Guardar la masa y la mantequilla en la nevera durante una hora aproximadamente.
  5. Sacar la masa y la mantequilla de la nevera. Colocar la mantequilla encima de la masa en la parte más cercana a tí, sin que llegue a los bordes.
  6. Doblar la parte superior de la masa hacia la mantequilla abarcando la mitad del bloque de mantequilla. Después doblar el lado más cercano a tí sobre la mantequilla, de tal forma que la mantequilla quede completamente tapada por la masa. Presionar con los dedos los bordes de la masa para que la mantequilla quede dentro de la masa.
  7. Girar la masa 90 grados  hacia la izquierda y pasar el rodillo a lo largo suavemente y estirar la masa.
  8. Doblar el rectángulo en tres partes, como sí fuera un tríptico, doblar la parte inferior sobre la parte del medio y la superior sobre la parte del medio.
  9. Colocar la masa en una bandeja de horno forrada con papel transparente, cubrir con film transparente y dejar reposar en la nevera al menos 30 minutos, mejor una hora.
  10. Espolvorear la superficie de trabajo generosamente con azúcar, sacar la masa de la nevera y colocar encima, girar un cuarto de vuelta a la izquierda espolvorear más azúcar en la superficie de la masa y estirar. Doblar la masa como en le paso 8 e introducir de nuevo en la nevera.
  11. En total hay que repetir el plegado 3-4 veces.
  12. Sacar la masa de la nevera, estirar sobre la zona de trabajo espolvoreada con azúcar y enrollar como sí fuera un brazo de gitano apretando la masa.
  13. Engrasar un molde metálico de magdalenas o muffins con mantequilla y espolvorear con azúcar.
  14. Cortar porciones de 3 cm de ancho y colocar en el molde. Espolvorear con azúcar la superficie de los Kouign Amann
  15. Introducir en el horno precalentar el horno a 220 grados, con calor arriba y abajo, y hornear 30 minutos o hasta que la superficie esté dorada y caramelizada.
  16. Sacar del horno y desmoldar inmediatamente sobre una rejilla, darles la vuelta y dejar reposar 30 minutos para que adquieran una textura crujiente. 
  17. Recién hechos es cuando están más ricos pero se conservan perfectamente 24-48 horas envueltos en papel de aluminio.

5 comentarios:

  1. Seguro que tienen un delicioso sabor a mantequilla. No los conocía,deliciosos¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Ohhh que ricos, ahora mismo prohibidos pero se ven deliciosos. Beso.

    ResponderEliminar
  3. Não conhecia, o aspecto esta super tentador.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  4. No he probado estos pastelitos pero tienen muy buena pinta. Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Yo lo intenté una vez y fue un desastre... así que ahora intento ir a Bretaña de vez en cuando para comerlos :)

    ResponderEliminar