jueves, 16 de marzo de 2017

Layer Cake de cerveza negra y chocolate


Cerveza negra y chocolate, una combinación deliciosa que sí nunca habéis probado os recomiendo que no lo dejéis más. Y que mejor ocasión que el día del padre para hacer esta Layer Cake de cerveza negra y chocolate? Menuda sorpresa ¿verdad?

Esta tarta mejora mucho con el reposo en la nevera, además se puede hacer en dos tandas, un día los bizcochos y al día siguiente el montaje. Es una tarta que gusta tanto a grandes como a pequeños, por supuesto no sabe a cerveza, pero ésta potencia el sabor a chocolate. No es una tarta dulce en exceso aunque sí os digo que es contundente, por lo que os recomiendo que las raciones no sean muy grandes.


Esta receta está adaptada de la tarta de chocolate y cerveza guinness  que publique en los comienzos del blog, es una versión más pequeña y con algún que otro cambio en los ingredientes. Es una tarta que en casa nos encanta pero que no hago con mucha frecuencia, para algún cumpleaños o celebración especial en la que nos juntamos mucha gente. Así que pensé en hacer una adaptación, en un tamaño más reducido, para poder disfrutarla en cualquier ocasión. Así es como ha surgido esta receta.


He usado dos moldes de 18 cm, pero podéis usar un único molde de aro desmontable  y luego partirlo por la mitad con la ayuda de una lira o con un cuchillo, para poder rellenarlo con el frosting. Os recomiendo que el molde que uséis no sea superior a 20 cm porque entonces o saldrá un bizcocho demasiado fina. Sí el molde es grande os recomiendo que hagáis esta otra receta.


Como podéis ver en las fotos, el bizcocho es denso pero extra jugoso, y el frosting está para tomarlo a cucharadas. El chocolate que lleva por encima es opcional, se puede sustituir por fideos de chocolate, espolvorearla con cacao puro en polvo.... o dejarla simplemente con el frosting.

Bueno, pues estáis a tiempo de hacer esta deliciosa tarta para el día del padre. Ya vereis que será todo un triunfo. 

Nos vemos el lunes con nueva receta.



Layer Cake de cerveza negra y chocolate




Ingredientes:


Para los bizcochos:
Para el Frosting:
  • 150 gr de queso cremoso tipo Philadelphia
  • 75 gr de azúcar glass
  • 180 gr de nata para montar fría
Para adornar

Elaboración:


De los bizcochos:

  1. Precalentar el horno a 170º, con calor arriba y abajo.
  2. Calentar en un cazo la cerveza negra a fuego medio, cunado esté caliente, agregar la mantequilla. Remover de vez en cuando,no debe llegar a hervir. Retirar cuando la mantequilla se haya derretido. Reservar.
  3. Tamizar la harina, el cacao y la levadura. Agregar el azúcar y mezclar. Reservar.
  4. En otro bol batir los huevos, agregar el yogur y mezclar hasta obtener una masa homogénea.
  5. Añadir la mezcla de cerveza y mantequilla
  6. Agregar esta mezcla al bol con los ingredientes secos ( harina, cacao, azúcar, levadura) y mezclar con unas varillas hasta que quede una mezcla sin grumos. La masa resultante será algo líquida.
  7. Engrasar dos moldes de 18 cm de diámetro y verter la mezcla intentando que sea la misma cantidad en cada molde.
  8. Introducir en el horno precalentado a 170º, con calor arriba y abajo y en la zona central. Hornear durante 30 minutos aproximadamente o hasta que al introducir una brocheta esta salga limpia.
  9. Sacar del horno y dejar sobre una rejilla durante 30 minutos. Desmoldar y dejar que terminen de enfriar sobre la rejilla antes de montar la tarta. Podemos hacer los bizcochos con antelación y envolver en film transparente hasta el montaje de la tarta.

Frosting:

  1. En un bol mezclar el queso con el azúcar glass
  2. En otro bol, montar la nata ayudándonos de una batidora provista de varillas hasta que la nata esté firme. Es conveniente que la nata y el recipiente estén muy fríos.
  3. Incorporar la nata a la mezcla de queso-azúcar con movimientos envolventes para evitar que se baje.
Montaje de la tarta:


  1. Nivelar los bizcochos con la ayuda de una lira de cocina o un cuchillo.
  2. Poner una cucharada del frosting en el plato donde vamos a presentar la tarta, para que el bizcocho se quede pegado. Colocar uno de los bizcochos y cubrir con una capa gruesa de frosting.
  3. Tapar con el otro bizcocho y cubrir con el resto del frosting. Podemos cubrir con una capa fina de forsting toda la superficie y laterales de la tarta, introducir en la nevera 30 minutos para que se endurezca. Sacar de la nevera y cubrir con el resto del frosting.
  4. Fundir el chocolate al baño María o en el microondas y verter cucharadas sobre la tarta. Al estar el frosting frío, el chocolate se endurecerá casi inmediatamente al contacto con el mismo.
  5. Esta tarta se debe conservar en la nevera y mejora mucho de un día para otro.

4 comentarios:

  1. Simplemente deliciosa¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Tengo que probar la cerveza en bizcochos que este tiene muy buena pinta. Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Se ve divnisimoooooooo y no dudo ni un segundo que este de muerte relenta no lo siguiente , por que no puedo que si no me llevaba un trozo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar