lunes, 27 de marzo de 2017

Magdalenas de yogurt y limón



Estas magdalenas de yogurt y limón además de entrar por el ojo están escandalosamente ricas y jugosas, con ese copete caramelizado que es el no-va-más.

En casa me gusta tener bizcochos, magdalenas o galletas caseras para los desayunos y meriendas, sobre todo de mis hijas, y evitar en la medida de lo posible la bollería y los dulces industriales.

En el blog ya tengo publicadas unas magdalenas de limón y aceite de oliva muy ricas, pero me apetecía hacer unas magdalenas con yogurt y así han surgido esta deliciosa receta, adaptada de una receta que tenía de la thermomix.



Para que las magdalenas salgan con un buen copete, lo que siempre hago es reservar la masa al menos una hora en la nevera, y luego las horneo a una temperatura elevada, el contraste de temperatura hace que las magdalenas suban y se forme ese bonito copete.

Se pueden dejar sin el añadido de azúcar pero yo os recomiendo que se lo pongáis porque le da un punto delicioso. Además en esta ocasión he humedecido el azúcar con unas gotas de zumo de limón, lo que ha hecho que al hornearse se formará una especie de caramelo y un costra crujiente que os va a encantar.


En casa están un poco cansados de recetas con limón, tanto dulces como saladas, pero es que tengo un limonero en la terraza, en un macetero XL, cargado hasta los topes de limones, y hay que darles salida como sea. Me temo que soy la envidia del vecindario 😊

Pero tengo que decir que a estas magdalenas no les han puesto ningún pero, han durado un suspiro, no dieron tregua ni a que se enfriaran para probarlas.


Una vez que están frías, para que aguanten en perfecto estado, las tenéis que guardar en una lata, así no se resecarán. 

Con las cantidades que os indico salen unas 15 unidades. Aunque los moldes que he usado son rígidos, siempre los coloco en un molde para magdalenas, de esta forma no se deforman y salen perfectas.

Cuando subí la foto a Instagram, muchos me preguntasteis  que de dónde eran los moldes. La verdad es que no recuerdo donde los compré, incluso no estoy segura de sí me tocaron en algún concurso o me los regalaron. Los tengo desde hace tiempo y por más que he intentado hacer memoria no lo recuerdo. 



En el blog tenéis bastante variedad de magdalenas y muffins, los hay para todos los gustos, cítricos, con chocolate, con mantequilla, con aceite de oliva o girasol, integrales. Pero yo os recomiendo que hagáis esta receta porque es Top!!

Nunca he probado a congelar magdalenas, porque en dos días suelen dar buena cuenta de ellas. Pero al igual que se pueden congelar los bizcochos, pues las magdalenas tres cuartos de lo mismo, eso sí, bien envueltas en film transparente, o en bolsas de congelación y no dejarlas más de dos meses en el congelador. Luego se descongelan a temperatura ambiente durante y como recién hechas.

También tenéis la opción de hacer un pudin con los restos de magdalenas que se queden secos, pero ya os digo que en casa somos cuatro y duraron dos días y sin compartir con nadie, que ya sabéis que yo siempre me llevo al hospital para endulzarnos los turnos, pero en esta ocasión me "lo prohibieron"😱



Este jueves vuelvo a publicar receta, pero en esta ocasión será salada, que ya toca!. También estoy en proceso de preparar un par de recetas típica de Semana Santa que la tenemos a la vuelta de la esquina. Desde luego lo que en casa no faltarán serán las torrijas, porque nos gustan mucho a los cuatro y se hacen en un abrir y cerrar de ojos.

Vamos a la receta



Magdalenas de yogurt y limón



Ingredientes:

  • 3 huevos 
  • 230 gr de azúcar
  • 1 yogurt de limón (125 gr)
  • 180 gr de aceite de girasol
  • 350 gr de harina
  • 10 gr de levadura
  • La ralladura de 1 limón
  • El zumo de 1 limón
Para la cobertura:
  • 2 cucharadas de azúcar 
  • 1 cucharada de zumo de limón


Elaboración:


  1. Batir los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos y hayan doblado su volumen.
  2. Agregar el yogurt de limón, la ralladura de limón y el zumo de limón y mezclar.
  3. Incorporar el aceite de girasol poco a poco y mezclar.
  4. Tamizar la harina con la levadura e incorporar a la mezcla con movimientos envolventes.
  5. Introducir la mezcla tapada en la nevera durante al menos una hora, incluso se puede dejar toda la noche.
  6. Precalentar el horno a 220 ºC, con calor arriba y abajo.
  7. Colocar las cápsulas para magdalenas en un molde para magdalenas y verter la mezcla.
  8. Espolvorear la superficie con la mezcla de azúcar granulada y zumo de limón
  9. Introducir el molde en la zona central del horno y hornear durante 15 minutos. Bajar la temperatura del horno a 190 ºC y hornear 10 minutos más.
  10. Sacar el molde del horno y dejar reposar sobre una rejilla 5 minutos. Sacar las magdalenas del molde y dejar que terminen de enfriar sobre la rejilla.


5 comentarios:

  1. Qué suerte poder tener un limonero en casa, mi hermana también tiene uno y cada vez que voy le robo alguno, no tienen nada que ver con los comprados.
    Las madelas de lujo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Qué pintazas!!!! Súper tiernas y jugosas! Me llevo la receta ya de ya! No sé que me pasa últimamente con mis magdalenas que me quedan demasiado compactas! Estas tienen un aspecto increíble!
    Yo también tengo limonero en casa y, la verdad, es una pasada! Nada que ver con los limones comprados!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Adoro madalenas , essas ficaram lindas e com sabor a limão agradam-me.
    Boa semana

    ResponderEliminar