jueves, 23 de marzo de 2017

Pan de trigo y semillas de lino



Continuo con mi aventura panarra, horneando pan dos veces en semana al menos, y probando nuevas harinas, semillas y recetas. En esta ocasión le ha tocado el turno a una receta del libro de Dan Lepard, y la receta seleccionada ha sido este pan de trigo con semillas de lino.

He variado un poco la receta original ya que me parecía que llevaba demasiadas semillas de lino, 100 gr para solamente 250 gr de harina. Lo que he hecho ha sido doblar todas la cantidad de todos los ingredientes excepto las semillas de lino, para que salieran un pan más grandecito y con una cantidad para mi gusto perfecta de semillas. También lleva polvo de malta molida que yo no le he puesto porque no tenía, si se lo queréis añadir serían dos cucharadas. He tenido que calcular las cantidades de sal y de levadura porque en el libro no lo indica en gramos sino en cucharaditas y me parece poco precisa esta manera de medir dos ingredientes bastante importantes en el pan.


La receta tiene cero complicaciones, sencilla a más no poder. No es una masa muy hidratada por lo que se amasa sin esfuerzo, lo podéis hacer a mano o con la ayuda de una amasadora o una panificadora. Ya sabéis lo importante que son los periodos de reposo, casi tanto como el amasado.

Es un pan de miga densa pero no es ningún mazacote, en casa ha tenido bastante éxito, más del que yo me esperaba, a mi ya sabía yo que me gustaría porque este tipo de panes tipo alemán me rechiflan.

Las semillas de lino o linaza son un ingrediente muy habitual de los panes alemanes de semillas. Posee un alto porcentaje en fibra, con una cantidad superior a la de cualquier otro cereal por lo que es ideal para dietas de adelgazamiento, para reducir el colesterol y evitar el estreñimiento. Es la fuente vegetal más rica que se conoce de ácidos grasos Omega 3.

Una tostada de este pan cada mañana es una forma muy sana de comenzar el día.


Dan Lepard le da forma alargada al pan para que las rebanadas no sean muy grandes. Yo he preferido hacer una hogaza y hornear en cazuela de hierro como tengo costumbre, a penas horneo barras, salvo los bollitos fáciles que tanto le gustan a mi hija Carmen para sus desayunos del cole. El resto de panes los hago en cazuela porque salen pluscuamperfectos. En la receta os indico la manera de horneado tradicional que indica el libro y el horneado que yo he usado en cocotte.

Cuando el pan está completamente frío, lo corto en rebanadas pequeñas que congelo en bolsas tipo zip. Tengo un cajón de mi congelador reservado para el pan, con al menos tres variedades de pan para que cada uno pueda tomar el que más le gusta. Según se van terminando yo me pongo manos a la masa.


Nos vemos el lunes que intentaré publicar las magdalenas que os enseñe ayer en instagram y que tanto os gustaron.
Que paséis buen fin de semana.




Pan de trigo y semillas de lino


Ingredientes:

  • 300 gr de harina de fuerza
  • 200 gr de harina de trigo integral
  • 100 gr de semillas de lino
  • 10 gr de sal
  • 360 gr de agua
  • 5 gr de levadura fresca desmenuzada

Elaboración:

  1. Mezclar en un bol grande los dos tipos de harina, la sal y las semillas de lino.
  2. En otro bol desleir la levadura en el agua.
  3. Verter en el bol grande y mezclar todos los ingredientes con las manos, una rasqueta o una cuchara, hasta que se amalgamen por completo y quede una masa ligera y pegajosa.
  4. Tapar el bol y dejar reposar 10 minutos.
  5. Sacar la masa del bol y amasar un par de minutos. No es necesario enharinar la mesa de trabajo, si quieres puedes engrasarla con un poco de aceite, yo no lo hice.
  6. Termina de amasar con la masa en forma de bola. Tapar y dejar reposar 10 minutos.
  7. Volver a amasar un par de minutos, termina con la masa en forma de bola. Engrasar un bol con aceite, colocar la masa dentro, tapar con un paño y dejar reposar 1 hora en un sitio templado (21º-25ºC). Pasada la hora de reposo puedes tapar el bol con film transparente y llevar a la nevera toda la noche o seguir con el paso siguiente.
  8. Sacar la masa del bol. Hacer un hatillo con ella, creando tensión, bolear y pasar a un banetton enharinado. Tapar con un paño y dejar fermentar hasta que casi haya doblado su tamaño.
  9. Espolvorear el pan con harina con ayuda de un colador y greñar.
  10. Horneado tradicional:Precalentar el horno a 210 ºC . Introducir el pan en la zona central y hornear 30 minutos, bajar la temperatura del horno a 190 ºC y hornear 20 minutos más, hasta que esté dorada.                                                                                                                                Horneado en cocotte: Precalentar el horno a 250 ºC con la cocotte y la tapa dentro. Hornear el pan con la tapa puesta durante 15 minutos. Retirar la tapa de la cocotte, reducir la temperatura a 220 ºC y hornear 40 minutos más, sí se empieza a dorar en exceso, reducir la temperatura hasta 200 ºC.
  11. Sacar el pan del horno y colocar sobre una rejilla hasta que se enfríe por completo.


3 comentarios:

  1. Me encantan estos panes tipo alemán, con diferentes harinas y con semillas.
    Realmente tiene muy buena pinta, tanto la miga como la corteza se ven muy apetecibles.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Pintaza tiene ese pan la foto del corte con esa miga no deja de tentarme,seguro que esta de rexupete ,una pena no estar mas cerca para ir a dar cuenta de el.
    Como siempre receta y fotos son de 20 points.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  3. A mi me gustan mucho ese tipo de panes, sin embargo, a mi marido, no le van, él es muy tradicional para los panes, no veas la rabia que me da, suelo hacer lo que haces tú cuando hago algún pan algo "diferente", lo congelo para mi, pero pocas veces hago pan porque es un rollo siendo dos en casa tener que poner un pan para cada uno, en fin, es lo que hay, me consuelo mirando la pintaza del tuyo
    Besazos 😘😘😘😘

    ResponderEliminar