jueves, 31 de julio de 2014

Cheesecake de Oreo {Sin Horno}


Parece ser que ayer fue el día del cheesecake!!! Y yo sin enterarme. Pero casualidades de la vida que aunque con retraso hoy os traigo una receta de tarta de queso y oreo que está de escándalo.

El cheesecake de hoy es muy sencillo, no necesita horneado lo que lo hace ideal para el verano.
En 4 horas está listo para tomar aunque os recomiendo hacerlo de un día para otro, estará mucho más rico.

Para las cantidades indicadas sale una tarta de 8 raciones aproximadamente. Sí vuestro molde es más grande os aconsejo doblar las cantidades para que no salga demasiado fina.

El molde que he usado es de 18 cm de diámetro desmoldable.

La receta se la vi a Ana del blog Tu medio cupcake, y como también la vieron mis hijas, pues ya no me quedo más remedio que hacerla, y os aseguro que este verano la volveremos a repetir porque está muy rica.

Sí os gustan las tartas de oreo os dejo el enlace a otra tarta de oreo y chocolate blanco que se hace con la thermomix y sin horno, para ver la receta pincha aquí.

Vamos a la receta:


Ingredientes:

Para la base:

100 gr de galletas oreo
50 gr de mantequilla

Para el relleno:

200 ml de nata líquida 35% materia grasa
100 ml de leche entera
200 gr de queso cremoso tipo philadelphia
80 gr de azúcar
4 hojas de gelatina 
El relleno de tres galletas oreo  (parte blanca)

Para la cobertura:

3 galletas oreo trituradas (sin el relleno)


Preparación:

Base:

Triturar las galletas enteras, con el relleno.

Derretir la mantequilla en un cazo o en el microondas durante unos segundos.Mezclar con las galletas.

Forrar toda la base del molde con esta mezcla y nivelar con la ayuda de una cuchara.

Introducir en la nevera durante al menos 30 minutos para que se endurezca.

Relleno y Cobertura

Retirar el relleno de las galletas y reservar tanto el relleno como las galletas.

Poner a remojar las hojas de gelatina en agua fría durante 10 minutos.

Mientras tanto preparamos el relleno.En un cazo ponemos la nata, la leche, el queso, el azúcar y el relleno de las galletas y calentamos a fuego medio-alto, removiendo de vez en cuando, hasta que rompa a hervir.

Bajar el fuego, escurrir las hojas de gelatina y añadir. Seguir removiendo esta mezcla hasta que se disuelva la gelatina, sin que llegue a hervir, aproximadamente unos 3 minutos.

Retirar el cazo del fuego  y dejar reposar la mezcla durante unos 5 minutos.

Verter la mezcla sobre la base de galletas que teniamos en la nevera e introducir de nuevo en la nevera al menos durante 4 horas, mucho mejor si se deja de un día para otro.

Una vez cuajada, triturar las tres galletas sin el relleno y espolvorear la superficie. Se puede adornar con galletas oreo o minioreo.

Hasta el domingo que os espero con nueva receta.



9 comentarios:

  1. Tiene que estar riquísimo!! Los míos porque todavía no ven las cosas que ponemos y son pequeños si no, se les antojaría todo. Un besote!

    ResponderEliminar
  2. A mi hija le encantaría.........las tartas de queso y le mezclas el oreo. Creo que será su nueva tarta preferida.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Espectacular Mara, tiene una pinta deliciosa y sin encender el horno ahora en verano, me lo quedo que a todos nos gustan las tartas de queso y si llevan oreos no se puede pedir más.
    Un besito guapa.

    ResponderEliminar
  4. Tiene que estar buenisima!! y sin horno... que ahora los platos apetecen fríos y con poco horno...jajaja. Besitos y feliz verano.
    JUlia

    ResponderEliminar
  5. Mmmmm que pintaza por favor!! Me encanta, me copio la receta ;) UN besazo

    ResponderEliminar
  6. Ummmm como me gustan las tartas de queso y encima sin horno!
    Un bss

    ResponderEliminar
  7. Hola, guapa, ¿las hojas de gelatina son de las pequeñitas que venden en los supermercados? Las mías pesan dos gramos y algo, creo que son más grandes. Quiero hacer tu tartita el viernes, jeje! :D

    ResponderEliminar
  8. Hola Michi. Yo use las de vahine. No te puedo decir los gramos pq estoy de viaje. Un beso

    ResponderEliminar