viernes, 18 de julio de 2014

Tarta de Chicle




El pasado 12 de julio mi hija Carmen cumplió 12 años. Como ya es tradicción celebramos una merienda con sus amigas en casa. Preparé varias cosas con la ayuda de mi hija, hicimos Cake Pops de OreoHuesitos y como fin de fiesta esta Tarta con sabor a chicle, deseo de la peque de la casa ( lo de peque es un decir, la nena ya casi me ha pasado en altura).



La tarta consta de dos bizcochos con sabor a chicle, con un almíbar que también lleva chicle y con una cobertura de crema de queso con sabor a chicle. Si, chicle, chicle y más chicle. Además la adornamos con una bolitas de chicle, unas florecillas de azúcar y unos sprinkles rosas. Una tarta muy femenina!!.
Para que os resulte más sencillo la podéis hacer en dos días, fue lo que yo hice. Un día hice los bizcochos y el día del cumple por la mañana la monte. La deje en la nevera para que se asentara y la crema de queso tomara cuerpo.




Por suerte no se comieron la tarta entera y pude hacer al día siguiente una foto del corte para que pudierais ver lo bonita que es por dentro.
Como la crema lleva queso, hay que conservarla en nevera. No se queda seca gracias al almíbar que lleva, y no pierde nada de un día para otro.

La pasta de chicle la podéis comprar en tiendas especializadas de repostería. Sí vives en Almería la puedes encontrar en Dulces Utensilios ( ferretería Jama), donde además de pasta de chicle encontraréis otros tipos de pasta ( la pasta de vainilla os la recomiendo!!), moldes.... y todo con un trato fantástico.

Para los bizcochos he usado dos moldes desmoldables de 18 cm de diámetro.

Ingredientes:( todos a temperatura ambiente)

Para los bizcochos:

4 huevos tamaño L
200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
200 gr de azúcar blanca
200 gr de harina
1 cucharaditas de levadura
1 cucharadita de bicarbonato
120 ml de buttermilk
2 cucharadas de pasta de chicle (Home Chef)
Colorante rosa

Para el almíbar:

100 gr de azúcar blanca
100 ml de agua
1 cucharadita de pasta de chicle

Para la crema de queso:

120 gr de mantequilla a temperatura ambiente
300 gr de azúcar glas tamizada
120 gr de queso cremoso tipo philadelphia frío
3 cucharadas de leche entera
2 cucharadas de pasta de chicle


Preparación:

Bizcochos:

Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo.
Engrasar dos moldes redondos desmoldables de 18 cm de diámetro.
Tamizar la harina con la levadura y el bicarbonato,reservar.
Comenzamos batiendo la mantequilla con el azúcar hasta obtener una masa blanquecina y esponjosa.
Añadir los huevos ligeramente batidos y mezclar hasta que se incorporen por completo.
Añadir la pasta de chicle y mezclar.
Añadir la mitad de la harina, mezclar. Incorporar el buttermilk, mezclar. Añadir el resto de la harina y mezclar de nuevo.
Añadir el colorante poco a poco hasta obtener el color deseado.Mezclar bien para que el color sea homogeneo por toda la masa.
Introducir en la zona central del horno durante unos 30 minutos.
Sacar del horno y dejar reposar el bizcocho dentro del molde y sobre una rejilla durante 5 minutos.

Almíbar:

Mientras se enfrían los bizcochos elaboramos el almíbar.
Calentar todos los ingredientes, excepto la pasta de chicle, en un cazo al fuego hasta que hierva.
Retirar del fuego y añadir la pasta de chicle.
Dejamos que temple.

Pasados los 5 minutos de reposo de los bizcochos los vamos a pinchar de forma repetida con un pincho o brocheta.
Pintamos con el almíbar.

Desmoldamos cuando el molde esté templado al tacto y dejamos que terminen de enfriar sobre una rejilla.

Crema de queso:

Mezclar la mantequilla con el azúcar hasta que se integre.
Añadir la leche y mezclar de nuevo.
Cuando la mezcla esté blanca y esponjosa añadir el queso  batir un par de minutos para que tome consistencia.
Separar algo mas de la mitad de la crema y añadir la pasta de chicle y mezclar bien. El resto de la crema será para el relleno.
Introducir en el frigorífico.

Montaje de la tarta:

Nivelar los bizcochos con la ayuda de una lira o de un cuchillo.
Colocar el primer bizcocho, untar una capa generosa de la crema de queso blanca, sin pasta de chicle. Colocar el otro bizcocho encima y cubrir los laterales y la parte de arriba con la crema rosa, la que lleva la pasta de chicle.
Adornar al gusto y conservar en la nevera.


18 comentarios:

  1. Hola! tenemos un bote y aunque no lo hemos abierto huele ummm, seguro que estaba deliciosa y que fue un éxito! besis

    ResponderEliminar
  2. Que viva esa fiesta de cumple!!!! :) Felicidades de nuevo pa tu niña que con esa tarta y todo lo que le preparó su mami debió disfrutar al máximo!!! La tarta un espectáculo y rica desde luego que tenía que estar un rato largo! :)
    Besotessssss

    ResponderEliminar
  3. muchas felicidades a tu niña una tarta deliciosa

    ResponderEliminar
  4. Que original, seguro a tu niña y a sus amigos les gusto mucho, besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Mara!
    llego a pillar esa tarta unos cuantos años atrás y vamos... no la reparto ni en broma, toda "pa" mi! Tan fans del chicle Y de aspecto es para dejar a las nenas flipando. Supongo que te hicieron dar la vuelta al ruedo como mínimo.
    Ah... y felicidades a la cría, que debe de fardar de madre un montón.
    Bss
    Marisa
    Bss

    ResponderEliminar
  6. Hola Mara, primero felicidades a la jovéncita, que ya esta dejando de ser una niña y también felicidades a la madre pues con esa tarta dejarías a todos los invitados con la boca abierta, como estoy yo ahora mismo. Que preciosidad de colores y si sabe a chicle, uff quién la pillará.
    Un besito y feliz finde.

    ResponderEliminar
  7. Que tarta mas bonita y que corte mas espectacular !!!
    Besos y felicidades a la doceañera :)
    Buen fin de semana
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
  8. Qué curiosa, con sabor a chicle, tendremos que probar¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. Qué maravilla de tarta!!! Qué original tu hija pidiedo una tarta de chicle :)
    besos

    ResponderEliminar
  10. Hola
    Aunque ando un poco tarde, muchísimas felicidades para la jovencita cumpleañera, y un tironcito de orejas jejejeje
    Me ha parecido muy original la tarta, no se si a mi me gustaría con tanto sabor a chicle, pero llama la atención y apetece probarla, la princesita estaría encantada con ella
    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Menuda tarta más rica! tengo que probar la pasta de chicle, porque viendo esta tarta, me están dando unas ganas locas de pegarle un bocado jejejeje!!! bss y felicidades para la peque!

    ResponderEliminar
  12. Que cor tão linda, mesmo como eu gosto esse rosa.
    Ficou um bolinho perfeito para as crianças.

    beijinhos

    ResponderEliminar
  13. Muy rica, el único problema que le veo es que es para niños de más o menos esa edad, 12 años no? Porque para una fiesta infantil con niños más pequeños no es posible ya que no conviene que coman ese tipo de cosas, a la misma receta se le puede agregar por ejemplo colorante de otro color para que el pastel sea como para un niño ?? gracias. saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Analia, si de todas formas le vas a poner colorante a la tarta te da igual que sea con sabor a chicle o no. Y si lo que no quieres es que tomen los chicles que adornan la tarta los puedes quitar y cubrir unicamente con la crema de queso. Un saludo

      Eliminar
  14. Qué bien se ve la tarta de chicles. La voy hacer para el cumple de mi nene porque al ser pequeño le haré el festejo con una animación infantil. Con lo cual quedará perfecta para la ocasión :)
    Responder

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo, pues ya me contarás qué tal te queda. Saludos

      Eliminar
  15. En las próximas fiestas infantiles que organicemos, probaremos de hacer esta deliciosa tarta de chicle. Ya os contaré!

    ResponderEliminar