miércoles, 14 de enero de 2015

Gofres con chips de chocolate al horno



¿Os gustan los gofres?. A nosotros nos encantan, sobre todo a mi hija pequeña, sí por ella fuera, se tomaría un gofre con chocolate todos los días. Tengo que confesar que a mi me encantan también, pero los que solemos tomar fuera me resultan demasiado pesados y casi nunca puedo terminarlos.

Esta versión que os propongo no tiene nada que ver con los gofres que todos conocemos, los de los puestecillos de Navidad o de la Feria, o los que has podido tomar sí has estado en Bélgica. No llevan azúcar perlado como los originales, y el sabor tampoco es el mismo. Pero os puedo decir que están muy ricos, con el punto justo de dulzor, no necesitan nada , simplemente  un poco de azúcar glas o incluso se pueden tomar tal cual.


La receta es muy sencilla y rápida de hacer. Todas las recetas que he visto por la red se hacen con leche pero yo he querido darle mi toque, y los he hecho con yogur líquido. Ultimamente me estoy aficionando a usarlo en algunas recetas, como en el Bizcocho de mandarina y semillas de amapola que publique la semana pasada. Le da un sabor y una jugosidad que me encanta.

Están divinos, crujientes por fuera y esponjosos por dentro. Y con las pepitas de chocolate que le van genial. Totalmente irresistibles. Además están ricos tanto recién hechos como fríos. No hay excusa para prepararlos....



Para hornearlos he usado un molde de la marca Silikomart, es de silicona con cuatro cavidades. Tanto el horneado como el posterior desmolde es perfecto, me ha encantado.

Con las cantidades que os indico a continuación, me han salido 8 unidades.


Ingredientes:

115 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
70 gr de azúcar blanca
3 huevos tamaño L
420 ml de yogur líquido tipo Actimel
1 cucharadita de extracto de vainilla
210 gr de harina
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de sal
70 gr de chips de chocolate
Azúcar glas para espolvorear

Elaboración:

Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo.

Mezclar la vainilla con el yogur líquido. Reservar.

Tamizar la harina con la levadura, el bicarbonato y la sal. Reservar.

Separar las claras de las yemas.

En un bol grande batir la mantequilla con el azúcar. Sí tienes un robot de cocina ayudate de él, uyo he usado la K-Mix.

Agregar las yemas y mezclar.

Incorporar el yogur líquido.Mezclar.

Agregar la harina que teníamos reservada y mezclar con la ayuda de una espátula de silicona, no batir en exceso.

Agregar los chips de chocolate.

Batir las claras a punto de nieve y agregar a la mezcla anterior con movimientos envolventes y con la ayuda de una espátula de silicona

Verter la mezcla en el molde e introducir en la zona central del horno durante 20 minutos.

Sacar del horno y dejar reposar dentro del molde durante 3 minutos.

Mientras preparar la bandeja del horno con papel de hornear. Desmoldar los gofres y colocar con los cuadraditos hacia arriba en la bandeja del horno. Introducir de nuevo durante 5 minutos más para que se dore la superficie y terminen de hornearse, esta vez colocar la bandeja un poco más arriba de la mitad del horno.

Sacar y dejar que enfríen sobre una rejilla. Espolvorear de azúcar glas




14 comentarios:

  1. Me encantan los Gofres, y si además los haces al horno y con yogur me parecen ideales para hacer a los niños, así que me has convencido y me compraré una máquina de gofres o ese molde tan chulo que tu usas. Muy buenas las fotos y la receta. Felicidades!! Ah, y el bizcocho de mandarinas y semillas de amapola!!

    ResponderEliminar
  2. Que buenosssssssssssssssssss a mí no me entusiasman, pero el olor a gofres que había antes en una estacion de metro por la que solía pasar me transportaba toda entera, y alguna vez caía y me llevaba uno recién hecho... aunque me parecen demasiado dulces, igual que a ti.

    ResponderEliminar
  3. A mí me vuelven loca los gofres, los he probado en Bélgica, en ferias, en heladerias...y es lo que tú dices, buenos están, claro que sí! Pero ya casi te los estás acabando cuando te das cuenta que no te cabe más en el estómago, y es que se hacen muy pesados.

    Así que esta versión más casera me convence mucho más, y como tengo ese mismo molde me la apunto. Que se vaya preparando que lo pongo a trabajar en nada ;)

    1 besazo y feliz miércoles!

    ResponderEliminar
  4. Si que me gustan y a mis hijos mucho mas, tengo los moldes, la receta...y solo me falta hacerlos...pero se me olvidan y solo me acuerdo cuando los veo...como ahora...Que ricos te han quedado!! Bs.

    ResponderEliminar
  5. Hola!! He estado un tiempo "desaparecida" Por cuestiones familiares pero ya estoy por aquí. No había entrado todavía en tu blog. Tengo que decirte que me encantan los gofres aunque me pasa como a ti, que los que hay por ahí se me hacen pesados. Probaré con tu receta porque tengo un molde de silicona que no he estrenado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. É daquelas coisas que gosto mas nunca fiz
    Esses ficaram lindos e com pepitas agradam-me
    bjs

    ResponderEliminar
  7. Por la pinta dan ganas de ir a tu casa corriendo! yo te confieso que en la calle he intentado comerlos y no me gustan, quizás por eso nunca he intentado hacerlos. Pero me has animado a probar, tu receta es la primera de las pendientes de este año, que intentaré hacer en cuanto consiga un molde. Un beso y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado deliciosos Mara, yo me llevo uno para el desayuno
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  9. Pero que ricos esos gofres al horno con chips de chocolate!!!!! Como me pondría yo si los tuviera ahora mismo delante!!!!! Jejejeje

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  10. Mara te salieron perfectos, y con un bocado tentador chiquilla

    ResponderEliminar
  11. Estos gofres te han quedado deliciosos Mara !!!
    Qué maravilla, además sanos no se ven nada aceitosos, ni pesados, como bien dices. Me encantan, así que otra receta que se va directamente a mi recetario de pendientes. Un abrazo !!!

    ResponderEliminar
  12. ¡A mí me encantan los gofres! Cuando fuí a París me harté de ellos...Bueno "hartar" no es la palabra..Porque según me metí en el avión, ya los echaba de menos...También me gustan como a ti, que no sean muy pesados. Estos me recuerdan mucho a esos de París precisamente, que tampoco tenían azúcar perlado y que solían acompañar de nutella. Estaban divinos y estos tienen que estarlo también =)
    En cuanto me haga con un molde, me pongo como los bundts...Uno detrás de otro! jaja
    Un besote guapa.

    ResponderEliminar