lunes, 20 de febrero de 2017

Castagnole. Receta de Carnaval



Castagnole, un dulce típico italiano de Carnaval, muy similar en su forma a los buñuelos y en sabor a nuestros roscos fritos. Supongo que su nombre es debido a que tienen un tamaño similar a una castaña, se toman de un bocado y son pura delicia.





Sin duda alguna, recién hechos están exquisitos, es un ir y venir. Según pasan las horas pierden un poco, como les pasa a los roscos fritos, se ponen más blanditos, pero os los comeréis igualmente.
Con las cantidades que os indico salen alrededor de 40-50 castagnoles, todo dependerá del tamaño que le deis. Yo os recomiendo no hacerlos muy grandes, porque además crecen al freírlos y os podéis encontrar con unos castagnoles XL, que es lo que me pasó a mi con los primeros!

Una vez fritos, los dejamos sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite y los rebozamos en azúcar granulado cuando estén calientes para que se les quede pegada. Una vez fríos se espolvorean con azúcar glass.



Para los dulces fritos me gusta usar aceite de girasol, ya que no les aporta sabor. Podéis aromatizarlo un poco antes con cáscara de naranja o de limón. Calentar el aceite con la piel de estos cítricos, dejarlo reposar unos minutos, se retira y procedemos a freír los castagnoles.

Espero que os animéis a prepararlos, os van a encantar!!

El jueves os espero con otra receta típica de Carnaval.


 

 Castagnole




Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 230 gr de harina
  • 50 gr de azúcar
  • 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 7 gr de levadura
  • 30 ml de licor de anís
  • una pizca de sal
  • ralladura de un limón
  • aceite de girasol para freír
  • azúcar granulada y glass para el acabado final

Elaboración:

  1. En un bol grande batir los huevos.
  2. Agregar la ralladura de limón, el anís,el azúcar y la mantequilla que debe estar blanda.
  3. Tamizar la harina con la levadura y la sal y agregarla a la mezcla anterior.
  4. Mezlcar bien todos los ingredientes, la masa resultante será algo pegajosa. Es mejor no añadirle más harina y luego al hacer los castagnoles, engrasarnos las manos con aceite para que no se nos pegue la masa
  5. Tapar el bol con film e introducir en la nevera al menos durante una hora, incluso se puede dejar toda la noche.
  6. Sacar la masa de la nevera y tomar pequeñas porciones, del tamaño de una castaña o incluso más pequeñas, ya que crecerán al freírlas.
  7. Freír los castagnoles en abundante aceite caliente, teniendo precaución de no freír muchos a la vez para evitar que se peguen unos a otros cuando crezcan.
  8. Dejar sobre un plato con papel absorbente y rebozar en azúcar granulado.
  9. Cuando los castagnoles estén fríos, espolvorear con azúcar glas

2 comentarios:

  1. Tienen que estar deliciosos!! siempre me ha dado rabia que de donde yo soy no haya dulce típicos de carnaval, asi que habrá que importarlos. besos

    ResponderEliminar
  2. A ver si éste año los hago, se ven deliciosos¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar