jueves, 17 de mayo de 2012

Tarta de Mango



Esta tarta es ideal para los días de calor que se acercan, porque no necesita horno y además es muy refrescante.
Aunque la receta la he tomado de una de las páginas que sigo, “las recetas de mama”, hace años que hago una parecida, por no decir igual, lo único que cambia es que uso piña en almíbar en lugar de mango y no lleva base de galletas, se hace con caramelo líquido.
Tenéis que utilizar un molde desmontable grande porque sale bastante cantidad. Es ideal para cuando tenemos invitados porque hay que hacerla de un día para otro para que cuaje, y de esta forma vamos adelantando trabajo. Y si además es mucha gente, mejor aún, ya os digo que sale una tarta que cunde mucho.
La he hecho en la thermomix pero también se puede hacer sin ella, simplemente con un cazo. Le he puesto a la base de galletas un poco de Pedro Ximénez pero en realidad la receta es solo con la mantequilla. Personalmente me gusta el toque del vino dulce, pero como vosotros queráis.


El mango en almíbar lo he comprado en Alcampo y es de la marca Dani, es en el único sitio que lo he visto.
Para la base de galletas, y esto sirve para cualquier tarta, utilizar galletas buenas, tipo marbu doradas o chiquilín, se nota, sale más rica. Podéis ponerle menos mantequilla e galletas pero con esa proporción sale muy bien.

Ingredientes:

1 lata pequeñas de leche condensada (375 gr)
1 lata de leche evaporada
2 latas de mango en almíbar (425 gr cada una)
2 sobres de gelatina de limón
1 cucharada sopera de vino Pedro Ximénez o similar (opcional)
150 gr de galletas
70 gr de mantequilla
Mermelada de albaricoque

Preparación:

Primero trituramos las galletas y le añadimos la mantequilla previamente ablandada en el microondas durante unos 30 segundos, y el vino si lo vais a poner. Con esto, forramos un molde desmoldable e introducimos en la nevera para que se endurezca mientras preparamos la tarta.
En Thermomix: se pone en el vaso la leche condensada, la leche evaporada y el almíbar del mago y se programa 6 minutos a temperatura 70 º y velocidad 4.  Pasado este tiempo, añadís los dos sobres de gelatina de limón y  mezcláis todo unos segundos. Por último, incorporáis  los trozos de mango y se tritura todo unos segundos a velocidad 5-7. Sacamos el molde con la base del frigorífico y volcamos la mezcla. Se guarda en el frigorífico y se deja cuajar.
Ya os he dicho que es mejor hacerla el día de antes pero si no tenéis tiempo, en unas 6 horas estará lista.
Por el método tradicional: poner a calentar un cazo con los líquidos ( leche condensada, leche evaporada, el almíbar del mango), añadir la gelatina, mezclar bien y , por último, agregar la fruta y triturar con la batidora.
La cobertura de mermelada se hace una vez que la tarta está cuajada, no antes. Calentáis un bote de mermelada de albaricoque en un cazo y cuando lo veáis que esta más o menos liquido, se lo echáis por encima a la tarta con la ayuda de un colador. En esta ocasión yo le puse directamente la mermelada del bote y también queda bien.

1 comentario:

  1. Encontré por casualidad esta receta en tu blog, y creo que esta va a ser la tarta que voy a preparar el finde, que me apetecia justo algo asi; una tarta fresquita sin hornear... :)
    Asi que ya voy apuntando los ingredientes y a comprar :)
    Un besin

    ResponderEliminar