jueves, 13 de febrero de 2014

Red Velvet Cake Pops




Como os prometí en mi anterior entrada, hoy os traigo una receta para aprovechar los restos de la Red Velvet Cake.

En realidad no es que me sobrara tarta.... ¡Eso me habría gustado a mi!... Pero en dos días nos la zampamos entera. No dejamos ni las migas.

Pero sí que me quedaron restos de bizcocho al nivelarlos para la tarta.Y también me sobro crema de queso de la decoración y cobertura.

Como soy muy aficionada a los cake pops, pensé que era la mejor manera de aprovechar los restos de mi tarta.


Siempre que hago cake pops peso el bizcocho, las galletas.... y añado la mitad del peso, de queso o del frosting elegido. Pero esta vez he puesto la misma cantidad de ambos ingredientes. Me ha costado mucho más hacer las bolitas porque estaban más blandas ,pero el sabor me ha encantado, superjugosas y muy rico. 

Las cantidades que os pongo son orientativas, podéis aumentar o disminuir las cantidades. Para ver cómo se hace el bizcocho o la crema de queso pincha aquí.

Algo muy importante y que no quiero dejar de comentar es el colorante que debéis usar para dar color al chocolate blanco. No sirve cualquier colorante, tiene que ser liposoluble, es decir,que se disuelva en grasa.
Los colorantes a base de agua no sirven, cuando se añaden al chocolate blanco, este se pone como arenoso y luego duro, es imposible recuperarlo. Seguro que os ha pasado alguna vez, a mi desde luego que sí, hasta que me di cuenta de cual era la razón. 
Los colorantes líquidos que venden en el super no sirven para colorear chocolate, para los bizcochos puede...pero no colorean igual, os lo aseguro. Yo os digo el que uso y me va bien,es el de la marca wilton especial chocolate.
Alguna vez he usado candy melts, que son pastillas de chocolate teñidas y algunos tienen sabor a vainilla. A mi no me gustan mucho, el sabor es muy rico, pero endurece muy rápidamente y no me gusta como queda el cake pop, no queda la superficie lisa como con el chocolate, pero esta es mi opinión. Los candy melts los venden en tiendas especializadas de repostería y por internet.


Yo se que hay mucha gente que le da un poco de miedo hacer cake pops, o que los han hecho y han tenido mala experiencia con ellos porque se les han resbalado todas las bolitas por el palo. Lo más importante para que esto no pase es que las bolas no sean muy grandes para que no pesen y respetar los tiempos de frigorífico.

Dos opciones que yo uso cuando mis hijas quieren ayudar con la cobertura y la decoración son, o bien no ponerles el palo, hacer cake balls, pero a mi me resulta más engorroso bañarlos, me suelo ayudar de una cuchara. Y la otra opción es ponerle el palito y colocarlos boca abajo, con el palo hacía arriba y dentro de una capsulita de papel. Es lo que hice con los Cake pops de turrón o los de tiramisú ( pinchando sobre el enlace podéis ver cómo quedan) y también con algunos de los de hoy, para que me pudieran ayudar las niñas, ya que es más fácil para ellas.La última opción es la que más me gusta, quedan muy bonitos y no hay peligro de que nuestras bolitas caigan empicadas por el palito.


Ingredientes para 15 unidades aproximadamente.

200 gr de red velvet
200 gr de crema de queso
200 gr de chocolate blanco nestle postres
Colorante rojo o rosa liposoluble
Corazones para decorar

Preparación:

Desmigar el bizcocho. Lo podéis hacer rozando un trozo contra otro, usando la thermomix o cualquier otro robot.

Ir añadiendo poco a poco la crema de queso. Mezclar hasta obtener una masa homogénea.

Hacer bolitas con las manos de unos 20 gr cada una.

Introducir en el frigorífico para que tomen consistencia, al  menos media hora o más.

Derretir un poco de chocolate, mojar la punta del palito y pinchar las bolitas. Volver a introducir en la nevera, al menos media hora. Este paso es el más importante, no tengáis prisa en sacarlas, el chocolate debe quedar bien duro para que luego las bolitas no se resbalen. Yo las tuve toda la noche y al día siguiente hice la cobertura.

Vamos con la cobertura: Derretir el chocolate al baño maría o al microondas. Yo siempre lo hago en el micro, pero con cuidado que el chocolate blanco es muy delicado y se quema rápidamente. Hacerlo a intervalos de 30 segundos y removiendo cada vez. 
Una vez derretido le añadimos el colorante, solo un poquito. como el mio era rojo y yo quería darle un tono rosado, lo fui añadiendo muy poco a poco hasta dar con el color deseado.


Usar un bol profundo para poder introducir la bola entera y luego, con cuidado, dar pequeños golpecitos para retirar el exceso de chocolate. Seguidamente lo decoramos con los corazones.


Os dejo el enlace de mi primera receta de cake pops, donde además encontraréis un vídeo de su creadora, Bakerella. En este post lo explico paso a paso. Para ver el post pincha aquí.

Si os gustan los cake pops tanto como a mi, en el blog tengo un montón de recetas, con oreo, con sobaos, horneados... En el índice o en el lateral derecho del blog podéis consultar todas las recetas.

Os animo a que los hagáis porque no son tan dificiles como la gente piensa, están muy ricos, y son una monada.Cada vez que vienen amigos a casa preparo unos pocos y siempre son un éxito, gustan a grandes y pequeños. Además son ideales después de una comida copiosa ya que son pequeñas porciones para quitarse el gusanillo del dulce pero sin pegarse el atracón.

Espero que después de leer mis explicaciones os animéis con los cake pops.

Te recuerdo que también me puedes seguir en Facebook

Buen día!



15 comentarios:

  1. que lindos ficaram, e tão perfeitos, muito bom aspecto.
    beijinhos

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado genial y con el red velvet combinado con el chocolate debían estar buenísimos. Me encanta como los presentas en ese expositor, no te falta ni un detalle ;). Besos

    ResponderEliminar
  3. Esta receta parece muy fácil la verdad, yo aun no me atreví a prepararlos pero esto anima a cualquiera!
    Un saludo,
    cocinaconann.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  4. Que aprovechamiento mas rico!!! y super bonitos!!! me encantan !! Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
  5. Ohhhhhhhhhhhhh, que chulissssssss. Y de red velvet, me chiflaaaa!!!! Que cosa mas bonita para sorprender mañana y eso que no soy de estas cosas, jeje :P
    Besotes guapa

    ResponderEliminar
  6. Con lo que me gusta el red velvet hacerlo en este formato sería lo más pecaminoso que me podrían poner delante, ¿tu sabes? empezaría por el primero y hasta no llegar al último no pararía !!!

    Te quedaron bien bonitos !!!

    Feliz San Valentín

    ResponderEliminar
  7. Qué chulada Mara. Son super bonitos. La verdad que tienen una pinta fantástica !!! Yo no es por no hacerlos pero entre una cosa y otra el culo no baja y eso que había que ponerse a, jeje. De momento con ver los tuyos me conformo y ya cuando adelgace un poquito me preparo una tanda, Un besote guapa

    ResponderEliminar
  8. Mara que bonitos mira que me encantan, se ven tan ricos uhnnnn no dejaría ninguno las fotos preciosas
    Besinos
    El Toque de Belen

    ResponderEliminar
  9. Ohhhhh preciosos!!! quien puede resistirse!!!

    ResponderEliminar
  10. Mara qué ricos!!! el red velvert está de lujo y por supuesto sus restos igualmente, además así de bonitos entran mucho mejor, vamos que sería imposible parar de comerlos.
    Bss
    ¡¡Mmm qué delicia!!

    ResponderEliminar
  11. Ay el red velvet!!!! Estos dias es el más famoso de la blogosfera, pero en esta versión no los había visto!!!! :)
    Me encantan, besitos

    ResponderEliminar
  12. pues los has aprovechado bien te han quedado muy bonitos


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  13. Buen aprovechamiento de los recortes del bizcocho, te han quedado muy bien.
    A mi hijo le encantan los cake pops cuando se los hago vuelan, no para.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Mara, eres una reina con el dulce, qué maravilla de cake pops, te han quedado preciosos,yo soy de las que les tiene algo de miedo, pero con tus consejos, tengo que animarme a hacerlos!
    Un besito y feliz fin de semana

    ResponderEliminar