jueves, 3 de noviembre de 2016

Focaccia de cebolla y romero



¿Habéis probado alguna vez la focaccia? A nosotros nos encanta y cada vez que vamos a un restaurante italiano la pedimos. Por eso un día me lié la manta a la cabeza y decidí que ya iba siendo hora de preparar una focaccia, en esta ocasión de cebolla y romero pero podéis hacerla con tomate cherry y aceitunas, con queso, con jamón setas... o simplemente con escamas de sal y romero

La focaccia es una pan plano de origen italiano, su sabor recuerda un poco a la masa de la pizza. Se le suelen añadir hierbas aromáticas y aceite de oliva. Es deliciosa para acompañar comidas o para tomar sola.



Su elaboración no es dificultosa aunque hay que tener paciencia ya que hay que respetar sus tiempos de levado. En mi búsqueda de la receta de focaccia me he encontrado con diversas formas de hacerla, me quede con esta receta que vi en canal cocina y que yo he modificado un poco. La cebolla se la he añadido cruda pero he visto que hay quien la rehoga en una sartén antes de añadirla. 

El resultado nos ha gustado mucho, mucho y desde luego la repetiré en más de una ocasión, tengo muchas ganas de hacerla con tomate, champiñones y aceitunas , tiene que ser una delicia.


Os recuerdo que hace unos años publiqué una focaccia dulce con chocolate y naranja confitada que os recomiendo porque es una delicia absoluta, la he hecho muchas veces desde entonces, incluso la he llevado a comidas familiares y no dejan ni las migas.




Focaccia de cebolla y romero



Ingredientes:


  • 500 gr de harina de fuerza
  • 375 gr de agua
  • 12 gr de levadura fresca
  • 30 gr de aceite de oliva
  • 10 gr de sal
  • 1 cebolla francesa
  • romero



Elaboración:

1.- Mezclar todos los ingredientes en un bol, excepto la cebolla. Dejar reposar a temperatura ambiente durante 15 minutos.

2.- Sin sacar la masa del bol plegamos la masa con la ayuda de una rasqueta: levantar los bordes de la masa, estirar y plegar sobre el centro. Tapar la masa y dejar reposar 5 minutos. Repetir las tandas de plegado y reposo 5 veces más.

3.- Terminado el ciclo de plegados y reposo, tapar la masa con film transparente y dejar reposar a temperatura ambiente durante 1 hora, hasta que doble su volumen.

4.- Forrar una bandeja de horno con papel vegetal y depositar la masa y desgasificar con la yema de los dedos, a la vez que la vamos estirando hasta que alcance un centímetro de grosor aproximadamente. Tapar con un paño y dejar reposar 20 minutos.

5.- Nos mojamos los dedos en aceite y hacemos hoyos por toda la masa. Verter el resto del aceite por encima y colocar la cebolla cortada en juliana o en aros. Dejar reposar 45 minutos a temperatura ambiente.

6.- Introducir en el horno precalentado a 200º sin aire, con calor arriba y abajo  y horneamos durante 30 minutos aproximadamente, hasta que esté dorada.

7.- Sacar del horno y dejar que termine de enfriar sobre una rejilla



2 comentarios:

  1. Ummmmmmm Me chifla la focaccia y esta tuya se ve super rica! Y la miga como a mi me gusta... Te ha quedado impresionante! besos!

    ResponderEliminar
  2. UMMMMMMMMMMMMMMMM deliciosa, se me hace la boca agua¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar