miércoles, 14 de noviembre de 2012

Bizcocho de Buttermilk



 Hoy vuelvo a repetir con otra receta de Hummingbird, a este paso creo que haré todas las del libro.... Y es que después de probar los 
Red Velvet Cupcake, que están absolutamente deliciosos, no he dudado ni un momento en hacer otra de sus recetas, esta vez se trata de un bizcocho de buttermilk o suero de mantequilla.




La receta original es sin las pepitas de chocolate pero es una opción. Otra alternativa puede ser con frutos secos, arándanos, pasas.... A vuestra elección. De todas formas, yo creo que este bizcocho no necesita nada, esta delicioso tal cual. 


Si no tenéis en casa Buttermilk ( yo lo compro en Lidl) podéis sustituirlo por la misma cantidad de yogur natural o hacerlo en casa.

Yo he usado un molde rectangular de silicona, de los que se usan para hacer plum cake. Lo podéis hacer en cualquier otro molde que tengáis en casa, incluso, en cápsulas de magdalenas.

Es un bizcocho muy jugoso y no demasiado dulce. Si queréis podéis adornarlo con azúcar glas o con un glaseado de queso.O como hice yo, con  almendras laminadas.


Ingredientes:

200 gr de harina
120 gr de mantequilla a temperatura ambiente
3 huevos 
330 gr de azúcar blanquilla
1/2 cucharadita de bicarbonato
120 ml de buttermilk (se puede sustituir por 120 ml de leche con una cucharada de vinagre blanco o zumo de limón) o 120 ml de yogur
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla
50 gr de pepitas de chocolate negro (opcional)
Un puñado de almendras laminadas (opcional)


Preparación:

Precalentar el horno a 180 grados

Tamizar la harina junto con el bicarbonato y la sal. Reservar.

Batir la mantequilla junto con el azúcar con la ayuda de un robot provisto de varillas. Batir hasta obtener una masa blanca y esponjosa.

Añadir los huevos uno a uno, hasta que no se haya incorporado el primero no añadir el siguiente. 

Incorporar un tercio de los ingredientes secos ( harina,sal, bicarbonato) seguido de la mitad del buttermilk. Mezclar bien y repetir el proceso hasta acabar con el resto de ingredientes secos.

Incorporar el extracto de vainilla y mezclar hasta obtener una mezcla homogénea.

Verter la mezcla en el molde elegido ( si no es de silicona hay que engrasarlo y enharinarlo antes de verter la mezcla).

Ahora es el momento de ponerle las pepitas de chocolate para que no se nos vayan al fondo, como me pasó a mi. Al hornearse se irán repartiendo y no se nos pondrán todas en el fondo. A mi el truco de enharinarlas no me sirvió, ja,ja. De todas formas no quedo del todo mal con la capa de chocolate que se formó en el fondo.

Repartir las almendras fileteadas por toda la superficie.



Hornear durante 40-45 minutos, en la parte central del horno, hasta que este dorado y al pincharlo con  una brocheta esta salga limpia.


Dejarlo enfriar antes de desmoldar.


Espero que os guste!!




5 comentarios:

  1. Ese corte me ha enamorado! se ve delicioso, bicos

    ResponderEliminar
  2. Vas a desgastar el libro de tanto mirarlo y hacer las recetas, jajajaja, pero, chica, si sale todo tan bueno merece la pena
    No sabía que vendían el buttermilk en el Lidl, mira que ha habido veces que he querido hacer algo que lo llevaba y al final, no lo he hecho
    En el título pone pan pero, es como un bizcocho ¿verdad?, pues me encantan los bizcochos, es el dulce que más me gusta
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Navegando por otros blogs he dado con tu cocina y, la verdad, me ha encantado!!!
    Siempre he querido utilizar buttermilk pero siempre me acabo echando atrás! A ti te ha quedado una pinta realmente buena!! Así que, me pasaré por Lidl y a ver si algún día me animo!!
    Me quedo por aquí para seguirte!
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hay Mara, ese libro es totalmente brutal. Yo ha he hecho tres recetas y es que cada una está mas rica que la otra. NO me extraña nada el éxito que está teniendo.
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Que budín mas pintón! se ve muy delicioso. Felicidades!

    ResponderEliminar