sábado, 10 de noviembre de 2012

Whoopie Pies de Chocolate Rellenos de Frosting de Fresitas de Marshmallows




Con esta receta participo en el concurso de Recetas Norteamericanas de La Cocina de Tesa.



Como yo me apunto a un bombardeo.... pues a este concurso también, sobre todo porque ¡me encanta la repostería americana!.

He elegido esta receta porque nunca la había hecho y llevaba tiempo en mi lista de recetas pendientes. Y como se trata de una receta americana, pues genial, esta sería la receta con la que iba a participar en el concurso de Tesa.

Y ¿ qué son los Whoopie Pies? Eso mismo me pregunté yo la primera vez que vi el molde para hacerlos ( aunque para su elaboración no es necesario usar ningún molde ).

Los Woopie Pies son una especie de sandwich de masa horneada con un relleno cremoso. Tienen su origen en Estados Unidos, aunque son tres los estados que se lo atribuyen, concretamente Pennsylvania, Maine y Massachusetts.

En Pennsylvania se dice que los whoopies Pies fueron creados por las mujeres Amish. Estas mujeres se los ponían a sus hijos en la merienda del colegio, los niños, cuando encontraban el pastelito en la bolsa del almuerzo exclamaban Whoopie!, más contentos que unas pascuas, je,je.
La otra versión es que estas mujeres los hacían para sus maridos.

En Maine dicen que los whoopie los inventó una trabajadora de una pastelería a la que se le ocurrió poner los restos de masa de un bizcocho en una bandeja de horno y hornearlos. Después uso los restos de relleno de un bizcocho para hacer sandwiches.

En Massachusetts cuentan dos historias: que los inventó un fabricante de marshmallows ( relleno tradicional de los woopies) para incrementar sus ventas. Y la otra historia es que los invento una cafetería de la localidad que ya no existe, por lo que es imposible demostrar esta teoría.

Sea cual sea su origen, el caso es que son unos pastelitos riquísimos y muy fáciles de hacer.



El Woopie Pie tradicional es el de chocolate con relleno de marshmallows o malvaviscos.

En Estados Unidos suelen usar una crema de nubes para untar, de textura parecida al merengue pero más denso, su nombre comercial es Fluff. No es fácil de encontrar en España, aunque sí se puede comprar on line.( Por cierto, he descubierto una tienda en Almería donde la venden, es la tienda de María de la O, en la calle Granada)

Si no encontráis el dichoso Fluff , se pueden rellenar de casi cualquier cosa que se os ocurra: crema de queso, nocilla, dulce de leche, frosting de queso y nata, o de chocolate y queso....

Yo he usado un relleno que he tomado prestado del blog de Mabel, Pasteles de Colores. Ella  los usa para decorar unos cupcakes pero  a mi me ha parecido una opción genial para estos whoopies.

Como dije antes, existen unos moldes especiales para hacerlos pero no son necesarios, se pueden hornear directamente en la bandeja del horno, sobre papel vegetal. El molde que he usado lo compre en la tienda casa por un precio muy asequible, alrededor de 8 euros.

Y vamos con la receta!!!

Lo primero que tenemos que hacer es el relleno de los Whoopies ya que tendremos que tenerlo en la nevera unas 6 horas.

Ingredientes para el Frosting

300 gr de nata para montar
70 gr de fresas de nube



Tengo que deciros que con esta cantidad tuve para los whoopie y para decorar unos cupcakes, podéis hacer menos cantidad si no queréis que os sobre.

Preparación:

Ponemos en un cazo la nata junto con las fresitas cortadas en trozos



Calentamos removiendo continuamete hasta que las fresas estén completamente fundidas.



Retiramos del fuego y, cuando esté frío introducimos en el frigorífico al menos 6 horas para que tome una textura más sólida.

Cuando lo vayamos a usar lo tendremos que batir con las varillas de la batidora o de cualquier otro robot, para convertirlo en una crema espesa con la que poder rellenar los whoopie.



No he probado el Fluff pero este frosting esta para comérselo a cucharadas!!!

Ingredientes para los Whoopie: ( Para unas 14 unidades)

250 gr de harina
60 gr de cacao en polvo, yo use valor
8 gr de levadura
180 gr de mantequilla a temperatura ambiente
80 gr de azúcar blanquilla
70 gr de azúcar moreno
1 huevo grande
60 ml de buttermilk
1cucharadita de esencia de vainilla 

Preparación:

Precalentar el horno a 180 grados.

Tamizar la harina junto con el cacao y la levadura. Reservar.



Con la ayuda de un robot de cocina batir la mantequilla hasta que obtenga un efecto como de pomada.

Agregar los dos tipos de azúcar, batir primero a velocidad baja, y cuando este todo ligado incrementar la velocidad y batir durante unos 5 minutos, hasta obtener una masa esponjosa y ligera.

Añadir el huevo y batir.

Incorporar la vainilla.

Añadir la mitad de la mezcla de ingredientes secos ( harina, cacao, levadura) que teníamos reservada y mezclar bien.

Añadir el buttermilk batiendo hasta que esté todo incorporado.

Añadir el resto de ingredientes secos, batiendo hasta que esté todo perfectamente incorporado.

Preparar una bandeja de horno plana, cubrir con papel vegetal, y extender sobre el papel de horno bolitas de masa dejando una separación entre ellas de unos 5 cm ya que en el horno crecerán y se aplanarán. Para hacer las bolitas podemos ayudarnos de dos cucharas grandes, de una cuchara para helados o de una manga pastelera con boquilla redonda y ancha.
Si tenéis el molde para whoopie poner la masa directamente en el molde.




Intentar que las bolitas de masa sean homogeneas  para que al montar el whoopie nos quede bien.



Hornear en la rejilla central del horno durante unos 10 minutos.

Dejar enfriar en la bandeja durante 5 minutos ya que están blanditas y si las movemos se pueden romper.

Transcurridos los 5 minutos pasamos a una rejilla para que se enfríen del todo.

Cuando estén frías las rellenamos con el frosting.



Y listas para ser devoradas!!!

Aviso importante: son megacaloricas, no creo que seáis capaces de tomaros más de una.No os recomiendo que los toméis después de comer porque el empacho puede ser bárbaro, mejor para la merienda o el desayuno.



Están superbuenos, estoy segura que mis hijas cuando abran su bolsita del desayuno el lunes en el cole y vean que en lugar del bocata de jamón y queso ( muy rico, sano y nutritivo, por cierto), griten  YUPIIII!!!!

Espero que os guste!!!




7 comentarios:

  1. Mara me encantan tus whoopies!! Que relleno más original!!!
    Gracias por tu participación!!
    Besotes guapa y muuuchas suerte!!!

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta deliciosa. Me apunto la receta y suerte en el concurso.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  3. Wauuu me has dejado muerta con ese relleno jaja Los whopies te han quedado fantasticos, deseo hacerlos desde la primera vez que los vi, me encantan. Que tengas mucha suerte!! Un besazo!!

    ResponderEliminar
  4. Definitivamente, tengo que probar los whoopie pies esos!. Están en todos los blogs!. Los apuntaré en mi lista de pendientes, en esa lista que es más larga que las de espera de los hospitales... Y por lo de "megacalórico"...baaaah... Suerte en el concurso!
    Un beso
    Yaiza ¡Qué cosa tan dulce!

    ResponderEliminar
  5. Tengo la receta de los woopies en un libro que me regalaron, ya me dijo una amiga que están buenísimos así que es receta pendiente, pero como es muy calórica y golosa la dejaré para alguna ocasión especial como un cumple. El marshmallow fluff lo venden en la parte gourmet de ElCorteInglés, para quien lo tenga a mano que lo sepa, que como la repostería americana está de moda cada vez estos productos se encuentran con mayor facilidad. Eso sí, para mí el bote es enorme,me ha gustado como pinta tu receta casera del relleno así que me la guardo como un básico. Por cierto, esas fresas de merengue son mi chuche preferida, seré vieja y me seguiré ilusionando al comerme una jajajj!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Me encanta que ademas de la receta hay una explicación probare la receta.

    Saludos cordiales,
    Ana Yaneth

    ResponderEliminar