lunes, 11 de febrero de 2013

Cheesecake de Frambuesa



Hasta que probé esta receta, mi tarta preferida de queso era  La Tarta de Queso perfecta . La bautice así porque para mi era la mejor tarta que había probado hasta el momento.

Pero desde que le di mi primer mordisco a esta tarta.....Uhmmm.Lo siento, tarta de queso perfecta, pero ya no eres la preferida, una nueva tarta te ha destronado. Esta cremosa, deliciosa y afrutada tarta de frambuesa.


Soy una apasionada de las tartas de queso, me pirran!!! y a mi media naranja le ocurre lo mismo. Mis hijas tampoco les hacen ascos, y es que llevan unas cuantas tartas de queso engullidas.

Cuando vi en Amazón, el libro de Yann Leclerc: Cheesecakes, 28 Recetas deliciosas de pasteles de queso. Fue un flechazo. Y como los Srs de Amazón te lo ponen todo taaann fácil.... Demasiado fácil para mi gusto.Porque como se te vaya el dedo cliqueando, te ves con  el carro de la compra a reventar y, como sin querer le des a  tramitar pedido, en menos de 48 horas te encuentras con todo lo que habías seleccionado sin tener muy claro si lo querías  o no.

Pero yo lo tenía claro, quería tener ese libro entre mis manos. Bueno, entre mi mano, porque es tan pequeño que te cabe en una mano, concretamente mide 12x12. Casi me da un soponcio cuando abro mi paquete y veo el tamaño minúsculo del ejemplar, parecía un panfleto de propaganda....Eso sí , va acompañado de un molde de 17 cm perfecto para todas las recetas del libro. Al principio me pareció tan bien excesivamente pequeño, pero no, es perfecto para que te salga una tarta de queso altita para darte un buen homenaje.



Me leí el libro de cabo a rabo ese mismo día, y empecé a poner miles de post-it en las recetas que más me gustaban. Casi todas. Al final me decante por esta que os traigo hoy. Simplemente porque me apetecía algo sin chocolate, con fruta y porque tenía unas frambuesas en el congelador que estaba deseando darles uso.

El libro trae una serie de trucos y consejos para que la tarta te quede perfecta. Y si no tienes ni idea de cómo hacer un cheese cake ,aquí te lo dejan bien claro.

La receta la he hecho al pie de la letra, con dos variaciones en los ingredientes ( puse lo que tenía en casa). Y aumente 10 minutos el tiempo de cocción porque me dio la sensación de que el centro del cheesecake estaba excesivamente "tembloroso" no ligeramente, como decía el libro. Y me alegro porque quedo, para mi gusto, perfecto, cremoso pero sin pasarse.



Bueno, vamos con la receta:

Ingredientes: ( Para un molde de 17 cm , salen unas 8 raciones)

Para la base:

100 gr de galletas ( yo puse chiquilín, que me encantan)
40 gr de mantequilla sin sal derretida
1/2 cucharadita de postre de canela

Para la Crema:

250 gr de queso cremoso, tipo philadelphia
100 gr de queso mascarpone
150 gr de frambuesas y alguna más para adornar (las mías eran congeladas),
1 yogur cremoso ( yo puse un yogur griego)
2 huevos grandes
80 gr de azúcar
20 ml de coulis de frambuesa ( yo puse sirope de fresa)
1 1/2 cucharada sopera de harina

Preparación:

Esta tarta no es nada complicada, únicamente requiere un poco de paciencia. Tenéis que ser capaces de dejarla reposar en el frigorífico durante al menos 24 horas. Nada de zamparsela recién hecha porque entonces no podréis saborear su fantástico sabor. Pero esto ocurre con todas las tartas de queso, mejoran con los días, si es que aguantan varios días ,claro.

Lo primero de todo es hacer la base de galletas. Para ello tenemos que triturarlas con la ayuda de un robot de cocina ( yo lo hice con la thermomix) o también podéis introducir las galletas en un par de bolsas ( por si se rompe la primera, para que no se os llene la cocina de galletas), y usar el rodillo o liaros a mazazo limpio con las galletas ( a algun@ le pude venir bien este método, mas que nada para liberar tensiones).

Una vez trituradas las mezclamos con la mantequilla hasta formar un masa homogenea. Con ella vamos a forrar la base de nuestro molde desmontable y de paredes altas. Nos ayudamos de los dedos o de el dorso de una cuchara.

Introducir en la nevera durante 1/2 hora o más.

Y ahora vamos con la segunda parte de la tarta.

Precalentar el horno a 160 grados, con calor arriba y abajo.

En un bol batir el queso cremoso con el mascarpone y el azúcar, hasta obterner una masa homogenea.

Añadir el yogur y los huevos, uno a uno.Incorporar el coulis o sirope y , sin dejar de remover, añadir la harina. Mezclar todos los ingredientes, sin que queden grumos.



Sacar el molde del frigorífico y colocar las frambuesas sobre la base de galletas.



Seguidamente verter la mezcla anterior e introducir en la zona central del horno durante 15 minutos. 



Pasado este tiempo, bajar la temperatura a 120 grados y hornear durante 40 minutos más ( yo le añadí 10 minutos, cada horno es un mundo). El autor indica que el cheesecake estará listo cuando el centro esté todavía ligeramente "tembloroso".

Lo dejaremos enfriar completamente sin sacarlo del horno, para que el pastel termine de hacerse tranquilamente. 

Una vez frío, introducir en la nevera y dejarlo en su molde hasta el momento de servir. ATENCIÓN: no antes de 24 horas.

Se puede adornar con coulis o sirope por encima, o con unas frambuesas. El pastel no necesita nada de nada, esta buenisimo tal cual. Es la primera vez que no ahogo una tarta de queso en mermelada, y es que esta absolutamente deliciosa así, con un ligerisimo toque ácido que le dan las frambuesas.

Es éxito asegurado, incluso mis chicas, las más chocolateras del mundo mundial, la han engullido sin piedad.

Es perfecta para una celebración, ya que al tenerla que hacer con antelación os va a quitar los agobios de última hora. A parte de que no es la típica tarta de queso a la que la gente está acostumbrada.

Bueno, creo que no hay duda, repetiré con alguna otra receta de mi mini libro proximamente. Sobre todo teniendo en cuenta que tengo media tarrina de mascarpone abierta, y yo no tiro nada.


Espero que os guste!!!





7 comentarios:

  1. que pasadaaa! me encanta y me quedo con la receta por supuesto.Adoro las tartas de queso y me encanta probarlas todas,yo tambien tengo una que para mi es La ta tarta de queso jeje,pero tambien probare esta tuya y la otra,voy a ojearla!
    saluditos.

    ResponderEliminar
  2. a mi me ha gustado!!!! la crema tiene que estar buenisima. Felicidades!!! bstos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Tiene que estar deliciosa! Además hace poco compramos frambuesas así que igual no pasan de este fin de semana...

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. que bueno, me encanta esta tarta, que corte se ve, delicioso!

    ResponderEliminar
  5. Mara!!! A mí me pasa lo que a tí!!! Me vuelvo loca con las cheese cakes!!! No lo puedo evitar, jajaja.

    Y con frambuesas que es una de mis frutas preferidas... que combinación!!! Está fabulosa!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  6. Me estoy relamiendo y eso que no me va mucho el dulce,pero con el toque acido de las frambuesas me encanta
    Me la apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Que pintas , estoy deseosa que sea sabado para poder hacerla , gracias

    ResponderEliminar