miércoles, 26 de julio de 2017

Olivada con tomates secos y anacardos


La olivada, tapenade o paté de aceitunas es un plato típico de la Provenza francesa. Su ingrediente principal son las aceitunas, a las que se le añade alcaparras o tàpenas. Puedes hacerlo con aceitunas negras o verdes, aunque es fundamental usar buen producto, sí usas aceitunas "maluchas", el resultado no será el esperado, como pasa con cualquier receta.

Esta receta me la ha pasado mi prima Loli, la probamos hace unas semanas en una cena familiar que hicieron en su casa y fue todo un éxito, así que nos ha faltado tiempo para hacerla en casa. El tapenade original  lleva alcaparras y anchoas, pero podemos hacer variaciones a nuestro gusto, usando diferentes variedades de aceitunas o añadiendo tomates secos y anacardos como es el caso de la receta que os presento hoy. Os puedo decir que está espectacular, para empezar y no parar. 


Con las cantidades que os indico sale bastante cantidad, pero podéis hacer la mitad de la receta sin problema. La olivada se puede tomar para dipear, untar en pan, añadir a los bocatas o sandwich o incluso para acompañar platos de carne, pescado o ensaladas. La verdad es que es una receta que da mucho juego y se prepara en un momento, sin mayores complicaciones.

Podéis hacerla al estilo tradicional, mortero en mano, o más fácil aún, usando la batidora, la thermomix o lo que tengáis por casa. Vereis que vais a tardar un santiamén en tenerla lista. Mínimo esfuerzo para conseguir una receta deliciosa. No le podemos pedir más.


Prepara unos panecillos o unas tostadas y a disfrutar!!



Olivada con tomates secos y anacardos



Ingredientes:

  • 100 gr de aceitunas negras deshuesadas 
  • 100 gr de tomates secos
  • 1-2 dientes de ajo pequeños
  • 1 puñado de anacardos
  • 2-3 hojas de albahaca fresca
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 1 cuharadita de orégano seco
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 pizca de azúcar
  • 1/2 cucharadita de pimienta recién molida
  • 1 cuharada de aceite de oliva

Elaboración:
  1. Rehidratar los tomates secos en agua caliente hasta que estén tiernos. Escurrir y poner en el mortero o en el vaso de la batidora o robot de cocina.
  2. Añadir las aceitunas y el ajo pelado y si el germen
  3. Agregar la albahaca, el zumo de limón, el orégano, la sal, el azúcar, un golpe de molinillo de pimienta negra, los anacardos y un chorro de aceite de oliva virgen.
  4. Triturar con la batidora y añadir, sí fuera necesario, más aceite de oliva para aligerarlo.
  5. Rectificar de sal o azúcar al gusto



2 comentarios:

  1. UMMMMMMMMMMM ideal para un picoteo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué rico! La verdad es que no he hecho nunca nada parecido a esto, pero me apetece un montón probarlo. Me guardo tu receta!!
    Un saludo :)
    Patricia

    ResponderEliminar