25 de noviembre de 2020

Costillas en Crock-Pot



La magia de la cocción lenta...Introduces los alimentos, tapas, seleccionas Alta o baja y te olvidas. Resultado: carnes tiernas y sabrosas que se despegan del hueso como por arte de magia. Eso es lo que os vais a encontrar cuando preparéis esta receta.

Sois muchos los que me preguntáis por estas ollas, sí merece la pena, sí gastan mucho, como funcionan, que olla comprar... y yo os cuento mi experiencia con ellas, para mi merece la pena el gasto que además es bajo porque cuestan bien poco, sí además les das uso las amortizas el primer mes. El tamaño de la olla dependerá de los comensales y sí coméis mucho o poco o sí te gusta que sobre y congelar. La marca pues hay muchas pero a mi la que más me gusta es la marca Crock- Pot, que además en Amazon la ponen rebajada cada dos por tres. 

Otra pregunta que me hacéis es si comprarla manual o automática, y yo recomiendo manual, esas no fallan nunca. Yo tengo un enchufe para programarla cuando no puedo estar pendiente de ella, es como este. 

Es perfecta para hacer guisos, legumbres, carrilladas, costillas... en general carne con grasa, las carnes magras quedan algo secas. Pero vamos que por poder hacer se puede hacer casi todo. En el blog tenéis un apartado dedicado en exclusiva a la crock-pot, slow cooker u olla de cocción lenta. Puedes ver todas las recetas que tengo publicadas pinchando aquí.

Las costillas salen muy, muy ricas, el hueso se despega de la carne que es una gozada. A mi me gusta hacer a la vez unas patatas para acompañar y sí me sobran pues ya las tengo para usarlas con otra cosa o incluso en una ensalada.

Normalmente las embadurno con mi salsa barbacoa, puedes ver la receta aquí, y otras veces les pongo especias al gusto, suelo usar mi surtido de Justspices que os recuerdo que hasta el 30 de noviembre tenéis un 20% en toda la web usando mi código dulce20

Dependiendo de la olla podéis poner más o menos cantidad de carne y de patatas. Lo mejor es que las coloquéis como veis en las imágenes para que no se recuezan en su propio jugo. Hay gente que luego le da un toque de horno para que se doren pero yo siempre las tomo según salen de la olla y os aseguro que quedan espectaculares.

Espero que os guste la receta que os traigo hoy.



Costillas en Crock-Pot



Ingredientes: ( cantidad aproximada)



Elaboración:
  1. Pincelar el costillar con la salsa barbacoa, puedes ver mi receta casera pinchando aquí. También puedes embadurnarla de tus especias favoritas.
  2. Colocar en un recipientes, tapar y guardar en la nevera unas horas, lo puedes dejar toda la noche.
  3. Colocar la costilla en la olla de pie, sujetándose unas a otras.
  4. En el centro poner las patatas enteras con la piel, previamente lavadas.
  5. Tapar la olla y cocinar 7 horas en baja (también puedes hacerlas 4 horas en alta, pero a mi me gusta más el resultado en baja).
  6. Comprueba antes de que termine la coccion, que la carne se separa del hueso, sí no es así, dejar media hora más.
  7. Pasado el tiempo, sacar las patatas y colocar en un recipiente a parte. Poner las costillas en una bandeja y regar con el líquido que hayan soltado.
  8. Puedes reducir el líquido que hayan soltado para que quede más denso. Acompañar de más salsa barbacoa casera para que cada uno se sirva a su gusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario